Anuncios
Inicio > Política > ¿La lucha obrera?

¿La lucha obrera?

¿Y los parados?. ¿Dónde están los sindicatos?. ¿Adónde caminan?. El 8 de junio los grandes sindicatos convocan una huelga de funcionarios por los recortes salariales que les impone el gobierno y la congelación de las pensiones. ¿Y los parados?.

Asistimos al final de la lucha obrera. Los grandes sindicatos se han convertido en clubes para mejorar sus propias condiciones burocráticas como organización y favorecer simplemente  a sus socios. Sin proyección social el sindicalismo se convierte en una gestora de servicios. Más de 4 millones de parados, la mitad de ellos no cobran prestaciones, no ha sido razón de peso para  establecer una presión al gobierno que impida que haya parados sin medio alguno para vivir.

 

Es necesaria una huelga solidaria de los trabajadores para, por lo menos, exigir  al gobierno que ningún parado carezca de unos ingresos mínimos que le permitan sobrevivir a él y su familia, una Renta Básica de emergencia, que es posible y es necesaria. De manera incondicional y a cada persona sin recursos económicos, en lugar de falsas ayudas familiares siempre en función del pago de un alquiler, que apenas solucionan nada, sino garantizar al propietario del piso que cobre. ¿Por qué no se garantiza también al parado su subsistencia?

Casa que Zapatero se está haciendo en León, junto al alcalde de esta ciudad. Al lado de un campo de golf que fue denunciado por los ecologistas por no usar este espacio como parque público para el pueblo. Desde el pacifismo nos queda la palabra. SOS.

 

Cuando los bancos han estado en apuros  el dinero público se ha puesto a su disposición de su capital, para sanear las cuentas en situación de riesgo. Para los parados nada. Necesitan un trabajo, pero si no lo hay, ni lo puede haber, al menos habrá que garantizarles algo de dinero para poder vivir. Sin embargo se  ofrecen cursos en los que quedan fuera de las  listas del paro para camuflar las estadísticas del paro, en lo s que se los obliga, o se quedan sin la acreditación de haberlo realizado, a hacer  prácticas trabajando muchas horas gratuitamente, sin recibir nada a cambio, ni siquiera la esperanza de un contrato laboral y siendo empresas privadas, con muchos beneficios, quienes se aprovechan de esta situación sin que los grandes sindicatos digan nada.

 

El ajuste del gobierno socialista, que baja el sueldo a los funcionarios y congela las pensiones ha dejado en la estacada a los parados, para quienes no da ninguna solución. Ninguna. Les condena a la desesperación, al hambre, a la humillación de mal vivir de la caridad.

 

Los sindicatos han perdido su razón de ser, su esencia, pues las organizaciones sindicales surgieron como respuesta a la explotación en la sociedad industrial, mediante la agrupación de obreros que crearon  cajas sindicales con un fondo común  en los que el trabajador puso una parte de su sueldo para los trabajadores que quedaban en paro o estuvieran enfermos y también para sus familias. La solidaridad fue la insignia de la lucha obrera, lo que ha logrado un avance social muy importante a los largo del último siglo.

Qué gran oportunidad perdida si los trabajadores, con los sindicatos a la cabeza, exigieran al gobierno que los recortes a los funcionarios sean destinados  para los parado que no cobren prestación alguna. Ni siquiera los minoritarios exigen lo mínimo que se puede pedir en una situación como la que estamos viviendo. Supongamos que el gobierno hace caso y no se llevan a efecto los recortes, ¿qué ha mejorado en la sociedad, para los parados?.

Una cadena se rompe por el eslabón más débil y es en los parados donde se ha roto la lucha obrera al dejarles los sindicatos a los pies de los caballos. Sin posibilidad de defenderse, a no ser en un estallido de violencia que podría surgir en cualquier momento, de manera  espontánea ante la desesperación más absoluta, como ha sucedido en Grecia. Y los responsables habrán sido el gobierno y sus cómplices, bien pagados por su silencio.

 

Los grandes sindicatos, cada vez más subvencionados, han dejado de ser dirigidos  por trabajadores. Han  establecido unos roles mediante una burocracia interna con  altos salarios que les convierten más en ejecutivos que defensores de la clase trabajadora, dedicados a negociar y pactar con la patronal y el gobierno, lo cual ha permitido el empleo temporal y la precariedad, y cada vez más. Ahora les dejan a ellos en la estacada. Extreman más la explotación con el ajuste laboral.  Roma no paga a traidores, aunque les hayan servido, lo cual deberían de haberlo sabido los que hoy se echan  de manera farisea las manos a la cabeza.

 

Muchas veces desde los sindicatos se  han justificado empresas y empleos que atentan contra el medio ambiente, impidiendo un desarrollo sostenible necesario, como es el caso de la minería a cielo abierto, proyectos urbanísticos como san Glorio, incineradoras y otros. Su coste social y ecológico es tremendo, lo que también es gasto público y al final la destrucción de la naturaleza incrementa el déficit. El trabajo se ha convertido en un fin que justifica los medios y no en un medio para resolver necesidades colectivas e individuales.


Hoy el empleo ha dejado de ser el mecanismo para la distribución de la riqueza, por eso se haga lo que se haga no se van a crear más puestos de trabajo. Ya no es posible ni necesario. El ajuste laboral que pretende el gobierno tiene como objetivo devaluar aún más el empleo, facilitar todavía más los despidos, aumentar las horas de trabajo sin compensación alguna, en el sector de la hostería ya sucede.

Pintada: "El sueldo del rey pa la crisis", fue borrada por el Exmo. Ayuntamiento de León cuando vino el rey a inaugurar un palacio restaurado. Sin embargo no se eliminó ninguna pintada de la cruz gamada, frases de corte fascista ni a otras o con alusiones racistas. ¿Por qué?. ¿Libertad de expresión?

 

Si los parados tuvieran garantizada una prestación indefinida, de manera individual a partir de que se les termine el subsidio de desempleo se establecería una base infranqueable para las mejoras salariales, equivalente a lo que fue en su momento  el salario mínimo.

 

Una garantía económica  permite como mínimo  la subsistencia del trabajador y su familia. Actualmente un salario mínimo no llega a los dos millones de personas a los que se les ha terminado cobrar el paro y no encuentran un nuevo empleo. Y ya no lo pueden encontrar, porque no lo hay, pero sí hay dinero, porque con menos empleo ahora  se crea más riqueza cuyo valor añadido  se convierte únicamente en beneficio, por eso en la crisis los ricos son más ricos y los bancos aumentan sus ganancias, como está sucediendo.

 

Y los pobres son más pobres. Todas las medidas destinadas a generar puestos de trabajo están condenadas al fracaso porque hoy vivimos una crisis de empleo debido a la tecnología cada vez más avanzada y a la globalización, por lo que es necesario un cambio de paradigma económico, una teoría alternativa, que permita adaptar la economía a la nueva realidad y sólo de esta manera la crisis tiene solución. Ni las medidas propuestas por Keynes, ni las de tipo monetarista funcionan ya, no pueden hacerlo. Hace falta una nueva vía, una nueva tercera vía entre el modelo keynesiano y el liberal, lo que supone establecer una Renta Básica universal, pero al menos mientras que se piensa aplicarla o no, establecerla para quienes carecen de recursos para sobrevivir y garantizar así los derechos humanos a los parados.

 

¿Es más importante el AVE, las autopistas, los helicópteros militares  y muchas infraestructuras que se mantienen con los presupuestos del estado que la supervivencia de dos millones de personas?. ¿O las subvenciones al carbón, líneas de alta tensión, etc?.

 

No se  atiende a la necesidad básica de los desempleados y sin embargo no se cuestionan  los salarios que establece por ley el Estado para altos cargos, del gobernador del banco de España, para la casa real, el de los  cargos representativos en las diversas instituciones,  todos ellos de sueldos de lujo y gastos suntuarios que no son necesarios. ¿Por qué no se suprime el INEM, cuya actividad ineficiente a todas luces,  supone un gasto enorme sin que sirva para su cometido, hasta el punto de que quien acude a este Instituto de empleo le derivan muchas veces  a empresas de trabajo temporal?. Con este ahorro se podría pagar 580 euros mensuales a cada parado de los que van al INEM y no se les resuelve su problema de empleo.

 

Se pretende disminuir un déficit que han creado el gobierno del Estado, los de las autonomías y ayuntamientos cuyas inversiones públicas han ido a parar a las manos de las empresas privadas en forma de beneficios, con deudas que son la consecuencia de una mala gestión y nadie pide responsabilidades penales por el desfalco que los gobernantes han hecho de las arcas públicas. Y siguen cobrando sueldos y dietas-comisiones millonarias.

 

Bajan injustamente el sueldo a los funcionarios de  un nivel salarial bajo y medio, congelan las pensiones, pero si se reivindicase que el ahorro que supone este recorte se utilice para paliar la ausencia de recursos de los parados , el gobierno se vería obligado a buscar de otras partidas presupuestarias si quiere disminuir la deuda y resolvería el problema de los trabajadores sin empleo, cuya situación es desesperada.

 

Tanto lo es que carecen de medios, de ánimo para luchar, para salir a la calle si quiera, porque la sociedad ha delegado la defensa de sus derechos en las organizaciones sindicales que no cumplen con su función. Es una depresión colectiva que sucede en todas la tiranías, hoy económica, y hace que el pueblo no pueda reaccionar  cuando el poder tiene aplastadas a las personas. ¿Se puede pedir a una persona amordazada, encadenada,  se mueva?. De la misma forma no se puede querer que los parados actúen, no pueden porque están amordazados, encadenados a su deterioro económico, social y psicológico.

 

Los sindicatos llaman a una huelga por la bajada de los sueldos públicos, pero no han hecho ninguna por los parados. Esta huelga podría tener legitimidad si se pidiera que el ahorro de los sueldos, cuya disminución debería ser progresiva de un 0% a los niveles salariales más bajos a un 30 los más altos,  fuera para aportar un medio de vida a los parados sin recursos.

 

Muchos directores generales y cargos con altos sueldos han sido colocados a dedo, sin ninguna preparación para el cargo que ocupan, sino la militancia rastrera y sumisa a un partido político, lo que vulgarmente se llama “trepar”. Para que funcione  hay que pagar después a cientos de asesores, y crear una red de dependencia del partido que está en el poder de manera que se convierte en una empresa que gestiona lo público para su beneficio, carente de ideología, sin sentido del bien común, algo que se ha contagiado a las organizaciones sindicales y otros muchos colectivos.  Hacen falta nuevos pilares en la lucha obrera.

 

La agonía de los sindicatos ha sido lenta y paulatina. El día 8 de junio del 2010 firman su defunción. La próxima huelga general será su funeral. Podemos parafrasear a Nietzsche diciendo: la lucha obrera ha muerto y con ella sus blasfemadores. Hace falta que el pueblo se marque nuevas metas. Por ejemplo la Renta Básica. Dixi.

Anuncios
  1. Gonzalo
    3 enero, 2011 en 17:10

    Los maestros ante los recortes de nuestro sueldo no nos queda mas respuesta que la huelga, pues hasta el momento no se ha encontrado una forma de protesta mejor, no estamos de acuerdo con estos recortes para enjuagar las deudas del estado, si fuera para crear puestos de trabajo a lo mejor estábamos de acuerdo, aunque esta muy claro que se podía sacar de otras fortunas.

    Que la mayor parte del colectivo tenga mil disculpas para no hacerlo y apoyarnos, que parte de las burocracias sindicales estén paralizadas, que los opinadores coincidáis con el Mundo y con el PP en debilitar las acciones sindicales escasas y desactivadas por tanto mesías de salón que no aportan soluciones reales en esta sociedad capitalista que todos alimentamos, no hace perder valor a quien sigue cumpliendo con sus obligaciones.

    Prefiero participar en una huelga fracasada, que alinearme con todos los avestruces que se justifican, defender los derechos de miles de funcionario mileuristas, de millones de pensionistas robados y de todos los trabajadores que se van a seguir la estela de los recortes en sus convenios.

    Del tema de los parados, seguro que hay muchas familias sufriendo, pero tenemos IMIs, rentas garantizadas, prestaciones, todo insuficiente seguro, y también personas que van al paro aunque puedan trabajar, de economía sumergida, de personas que no quieren trabajar, … nuestra posible ayuda es ceder nuestro dinero para crear puestos de trabajo.

    • 4 enero, 2011 en 0:50

      La lucha sindical nunca ha sido egoísta, hasta ahora, a extremos que se retratan en un texto que es precisamente la imagen de lo que hemos criticado y analizado en el artículo. No sé si es una caricatura o una opinión real.

      No se puede caer en en la trampa de que si se critica a un gobierno se favorece a la oposición y más cuando coinciden en sus políticas y estrategias, cayendo el la dictadura del bipartidismo.

      La crítica es precisamente para desenmascarar la actitud de los grandes sindicatos que han dejado, como sociedad organizada, que lleguemos a una situación como la actual y colaboran en la misma.

      A Medio millón de desempleados que no cobran prestaciones y le servía la prórroga se la han quitado, lo cual no es nuevo. Todo sistema de Poder lo hace. Da un plato de comida a determinados presos, o colectivos, o parados, y a otros no. Los divide y luego de una patada se lo quita. Precisamente decirlo, hacerlo visible es activar la acción sindical, porque no ha hecho nada en este sentido, sino caer en prejuicios y lemas que qué curioso, son los que coinciden con la derecha: los parados no quieren trabajar, algunos parados no quieren trabajar, pero no dan nombres, se inventa una frase y se sigue con ella, para justificar lo injustificable.

      Se dice que no se dan soluciones reales y se insiste en crear puestos de trabajo, lo cual es irreal. Pero se llama realismo. Se promete pleno empleo, se “lucha” por crear puestos de trabajo y tal es la realidad, una realidad que no existe, hoy por hoy, ni existirá ya nunca. Pero sí hay soluciones concretas, reales, que evitarían la depauperación de muchas familia: la Renta Básica. Es algo concreto que surge de un análisis concreta de la realidad concreta, pero se anula con la frase que sólo busca humillar: mesías de salón. Y es esto, lo que se transmite en los pasillos sindicales. Y funciona, por eso los usan.

      A los funcionarios les bajan el sueldo, pero hay otra forma de bajarlo aún más. Subir la luz, la bombona de butano, el agua, que hace que muchas familias no dispongan de estos bienes básicos. Y se les deja a un lado. Denunciar esta realidad es fortalecer la acción sindical. Porque carece de fuerza moral, imprescindible para la lucha.

      Decía Ernesto Cardenal que “solidaridad no es una palabra. Sin esta acción concreta no hay lucha social posible, sino el orden social del egoísmo.

      Precisamente lo que se critica en el artículo son esas medidas de caridad para explotar al parado, todas las que cita, en comparsa con los grandes sindicatos. Para que los ricos y funcionarios dispongan de mano de obra barata, esclava.

      Podría poner miles de ejemplos, como se falsificaba la huelga general yendo piquetes para que cerrasen las empresas, “sólo veinte minutos y así nos justificamos”. Hasta que el pueblo trabajador, la clase obrera, parados la mayoría dijo que no, que o cierran o no cierran. Y ante las fuerzas represivas les dejaron solos a muchos jóvenes. Los grandes sindicatos se fueron a hacer el paripé a otro lugar, sin los “radicales”, sin los “anarquistas”…. con las avestruces.

      Un último ejemplo, el próximo día 8 de enero hay una manifestación en la plaza Circular de León. Convoca un sindicato ferroviario de FEVE ante la política laboral represiva que castiga a dos trabajadores por avisar del mal funcionamiento de las líneas y pedir una solución. Los grandes sindicatos se alían con el represor. No estarán, la clase obrera sí. Los grandes sindicatos quieren un tranvía que no vale para nada, que varios autobuses eléctricos harían la misma función. No hay dinro para los parados y para beneficios para grandes constructores sí, al cual va ese dinero público.

      Por no hablar del dinero que se va en cursillos y no se da a los parados, que ya saben ejercer su profesión y mil mas como demuestran haciendo horas y horas gratuitas. O que el dinero de los ERE una parte sea para los grandes sindicatos.

      Ellos no son mesías, cumplen con su obligación y quienes les apoyan. Los demás somos imbéciles. Y pacifistas.

      Ellos cantan ” arriba parias de la tierra”, “agrupémonos todos en la lucha final”…. Ellos cantan. Y el himno del Cañaveral, en el que a un hombre le cuelgan con una soga en un árbol y muerto le preguntan ¿por qué te estás columpiando?. Ellos cantan. Ellos cantan porque tienen un salario asegurado y se ríen. Y luchan para que no les bajen su sueldo. Cantan.

      Los parados no queremos trabajar y tenemos el IMI. Y nuestros hijos ordenadores en la escuela, aunque no coman suficiente, aunque sus cuerpos tiriten. Gracias. Que tengáis éxito en vuestra huelga, que os suban el sueldo, merecido. Que tengáis mucho dinero y deis mucho trabajo. Algún día nos encontraremos en el camino de la justicia social y de la libertad. Algún día ¡compañeros!.

  2. Mar
    20 junio, 2010 en 21:09

    Soy nuevita en esto… los descubrí por casualidad y puedo ver reflejados en un 90% lo que pienso, los análisis económicos y por supuesto, retroceder por creer no estar a la altura de estas macrodiscusiones… pero fijense que se invertirán 5.077.000 en el Aeropuerto de Santiago de Compostela, que junto con el de Coruña y Vigo, son deficitarios…por no agregar que están entre 50 y 80 km unos de otros… solo con esos recursos podrían comenzar a redistribuir el dinero a quienes en definitva hicieron posible que los grandes capitales fueran a los (creo 74 paraísos fiscales), cómo?…hundiendo nuestras economías con las hipotecas…intentando emprendimientos propios o gestionando autoempleos… en fin… me sumo a este movimiento, aunque tenga que volver a estudiar… yo… vengo a ofrecer mi corazón!

  3. Izquierda Socialista Málaga.
    20 junio, 2010 en 0:20

    Con la publicación de este cuarto documento que presenta Málaga, para el debate de la II Conferencia de Andalucía de Izquierda Socialista-PSOE, a celebrar en Torremolinos el próximo sábado 29 de Mayo, se cierra el cíclo por no haber llegado ninguno más en tiempo y forma:

    “La corriente de opinión IZQUIERDA SOCIALISTA DE MÁLAGA-PSOE-A, ante el plan de ajuste presentado por el Gobierno Socialista encabezado por el compañero José Luis Rodríguez Zapatero, acuerda la siguiente:

    DECLARACIÓN POLÍTICA:

    El Gobierno siempre ha venido insistiendo que no tomaría ninguna medida que perjudicase a los trabajadores. El pasado 12-5-10 se anunció por parte del compañero Rodríguez Zapatero ante el Parlamento un plan de ajuste, que a nuestro modo de ver perjudica gravemente los intereses de la clase trabajadora. Creemos que este no es el camino.

    Este plan rompe claramente con la posición política que venía manteniendo en sus declaraciones una vez y otra, declarando que la crisis no la iban a pagar los trabajadores y que no habría recortes sociales. He aquí un pequeño resumen de dicho Plan:

    Se rebaja de un 5% del sueldo a los empleados públicos para este año y congelación para el año que viene. Se congelarán las pensiones en 2011, que volverán a perder poder adquisitivo. Se suprime la ayuda de 2.500 euros a las familias por cada nuevo nacimiento. Se reduce la inversión pública estatal en 6.450 millones de euros, a lo que habrá que sumar un recorte de 1.200 millones de euros que tendrán que asumir las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos. Se recortan las prestaciones de ley de la Dependencia, al suprimirse el pago de la cantidad pendiente desde que se hizo la petición. Se restringe el acceso a medicamentos subvencionados, empleando subterfugios como adaptarlo “a las necesidades reales de los pacientes” o estandarizar el tratamiento “de acuerdo a las indicaciones de la comunidad científica”.

    Otras medidas en la misma línea se anunciarán más adelante. No se descarta una reforma laboral con el fin de abaratar los despidos y empeorar todavía más las ya lamentables condiciones de trabajo imperantes en el mercado laboral. Se va a poner en marcha la subida del IVA, que afecta en mucha mayor proporción a los trabajadores que a los banqueros y empresarios. Medidas nada “equitativas”, mientras los banqueros y los empresarios siguen sumando beneficios.

    Creemos firmemente que el PSOE se debe defender en los intereses de la clase trabajadora y anteponerlos en su programa y su política a cualquier otra consideración. Esto significa aplicar una política claramente de izquierdas y socialista. Estamos en contra de la aplicación de las medidas anunciadas por el gobierno porque va el sentido contrario y son un ajuste precisamente contra los trabajadores, porque perjudica a los parados, a los pensionistas y otros muchos aspectos sociales. Un gobierno socialista debería aplicar reformas en la línea de aumentar los impuestos a las grandes fortunas, que son los responsables de la crisis, con sus especulaciones y enormes fraudes a la hacienda pública que ha sido saqueada, según datos de la Inspección por miles de millones de euros. Izquierda Socialista ha planteado en reiteradas propuestas la necesidad de aumentar el impuesto a los más ricos, cuando los grandes capitales pagan un irrisorio 1 % mediante el SICAV, que nuestra corriente planteó incrementar al 25 %. Esa medida fiscal sería completamente justa para contrarrestar esa estafa abierta y descarada.

    Aplicar una política de izquierdas significa también acabar con las exenciones fiscales a los empresarios, no suprimir el impuesto de patrimonio o no congelar el Impuesto de Sociedades, que beneficia claramente a los capitalistas pues mejora sustancialmente su tasa de ganancias. Se está permitiendo que el coste enorme de la crisis se cargue sobre las espaldas de los trabajadores, sin tocar los impuestos de los más ricos, porque afecta y molesta al bolsillo de los ricachones.

    Con ese Plan se va a seguir primando a los principales responsables de la crisis capitalista, que son los banqueros y especuladores, los grandes empresarios, los imperialistas y los tiburones financieros, que se aprovecharán para continuar sus ataques, que no salen en absoluto afectados por dichos ajustes.

    La demostración de que los capitalistas van a salir privilegiados, queda patenta analizando que la tercera partida más importante de los Presupuestos Generales del Estado, es la que se dedica a pagar los intereses de la Deuda, que asciende a 23.224 millones de euros, que se embolsarán los banqueros, los grandes accionistas y los especuladores, que han sido los verdaderos causantes de la crisis. La verdadera causa del aumento del déficit presupuestario y de la Deuda Pública es la carga enorme que representan los intereses y no el gasto social que se recortan que empobrecerá todavía más a las familias obreras, a los autónomos y las Pymes, que verán cómo se contrae la demanda y venden menos, agobiando más a los más desfavorecidos.

    La Banca, como gestora del sector financiero, se ha convertido en un parásito que recibe dinero de los Bancos Centrales, a una tasa de interés del 1 % y especulan jugando con la deuda pública entre el 5% y 10 %, como han hecho con la Operación de Grecia, obteniendo enormes beneficios. Los beneficios de la Banca, a pesar de la brutal crisis que padece la clase trabajadora, los campesinos pobres, los pequeños empresarios y los autónomos, continúan siendo muy abultados, porque están sacando un buen negocio de esta situación de crisis en la que ellos, con su desaforada ansia de lucro, nos llevaron siendo los únicos responsables con el estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera.

    Desde Izquierda Socialista de Málaga hemos venido participando durante bastante tiempo en el debate, pidiendo un giro a la izquierda, en concreto, hemos intervenido desde primeros de año en el proceso Congresual, repartiendo un díptico titulado “Fomentar el debate en la Base”, cuyos dos últimos párrafos dicen:

    “Si el Gobierno admite esos recortes que representarán un giro a la derecha en la política social y económica, cediendo ante los planteamientos de la Patronal y del PP, en vez de plantear un giro a la izquierda para defender claramente los intereses de la clase trabajadora como ha venido prometiendo durante este último período, que es lo que las masas necesitan y están esperando, la frustración entre la izquierda se profundizará y preparará el camino de la subida de la derecha al poder, perdiendo el PSOE las próximas elecciones provocando a su vez tensiones sociales inevitables.

    Como conclusión y reafirmando lo planteado en otras ocasiones, el Gobierno del compañero Zapatero está ante un dilema y tiene que optar: “O con los unos o con los otros”. O claudicar ante las presiones de los capitalistas, banqueros, el clero y el PP, abandonando cualquier idea de socialismo, o basarse en el enorme potencial que tiene la clase trabajadora, atrayendo para un plan socialista a las organizaciones obreras, con el concurso de los sindicatos y partidos de izquierdas. No es posible sentar las bases de un muevo modelo productivo para satisfacer las necesidades sociales sin arrancar de manos de la burguesía el control financiero que permita planificar la economía y colocarla democráticamente al servicio de la Humanidad.”

    El Gobierno debe defender una política socialista a favor de la mayoría de los ciudadanos. Si hiciera esto, apoyándose en el gran potencial de lucha de la clase obrera, podría haber planteado la nacionalización de la banca bajo control de la clase trabajadora y sus organizaciones. Para racionalizar el gasto público en medicamentos, lo más correcto es nacionalizar la industria farmacéutica, que obtiene suculentos beneficios saqueando las arcas de la Seguridad Social, que es lo mismo que robar al pueblo que tiene que soportar esos gastos vía impuestos. No podemos consentir el ataque a los más débiles para que los capitalistas sigan amasando fortunas. No solo es exigible que la dirección del Partido no permita esto, sino que debería enfrentarse a ello frontalmente.

    El desempleo afecta a 4.612.700 de personas. Desde 2008, más de dos millones de trabajadores han sido despedidos, a pesar de la demagogia empresarial de lo “difícil que es despedir en España”. Entre los que tienen la suerte de trabajar las cifras son las siguientes: el 88% de todos los contratos realizados cada mes son temporales, mientras 11 millones de asalariados son mileuristas. Desde 2008 hasta la actualidad se han producido 350.000 ejecuciones hipotecarias lo que significa que en estos tres últimos años decenas de miles de familias han perdido o van a perder sus casas. Cada día que pasa medio millar más se queda sin vivienda.

    El Plan del gobierno se nos presenta como la única alternativa para salir de la crisis, pero esto no es así. En realidad, ese plan no va a resolver la cuestión social, no va a crear empleo en el corto plazo, no beneficiará a la mayoría de la sociedad, bajo ningún concepto, sino solamente vendrá bien a la clase dominante de los capitales, pues el objetivo concreto del mismo es garantizar que tanto la banca como los grandes empresarios sigan utilizando el Estado para seguir haciendo negocios en contra del pueblo. Esta crisis ha puesto ya de manifiesto que los intereses egoístas de esa minoría de parásitos capitalistas especuladores son totalmente incompatibles con las necesidades de la mayoría de los ciudadanos.

    Siempre hemos explicado que el PSOE fue aupado al Gobierno gracias a los millones de votos de la clase trabajadora y la juventud, que se movilizó masivamente contra el gobierno belicista del PP encabezado por Aznar. El Gobierno y el Partido han tenido la oportunidad de rechazar las terribles presiones de los capitalistas basándose en esa misma fuerza que es la clase obrera organizada y hacer caso al ambiente que se gritó el día del triunfo, cuando la gente chillaba eso de “¡¡Zapatero, No nos falles!!” Pero la dirección actual del Partido ha asumido que no hay alternativa al sistema capitalista. Eso lleva inevitablemente a aceptar los planes de los más ricos en defensa de sus intereses, que son totalmente antagónicos con los de los millones de trabajadores que votamos al PSOE en busca de la ruptura con la política del PP y de los defensores de los capitalistas.

    Las duras críticas que esas medidas han causado en el movimiento obrero se expresan en casi todas las fuerzas sindicales y políticas de izquierdas, pero la responsabilidad máxima recaerá en las direcciones de los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, que se verán forzados a llamar a la movilización.

    Con estas medidas la polarización en líneas de clase se agudiza porque mientras que la derecha, encabezada por banqueros, empresarios, especuladores, el PP, y todos los organismos económicos que están al servicio de la causa de los capitalistas se muestran contentos y firmes en llevar ese ataque hasta el final, en la otra parte nos encontramos con la lucha de la clase obrera, que se pondrá frente a esos ataques brutales en legítima defensa. La clase trabajadora buscará el cauce adecuado, porque cada vez está más claro que existe un ambiente que está pidiendo una movilización masiva, que dé respuesta a los ataques de la burguesía.

    Desde Izquierda Socialista de Málaga-PSOE, volvemos a insistir en la defensa del programa emanado de la I Conferencia de Andalucía celebrado en Antequera, que pusimos a disposición del Partido en la Revista que editamos con la Memoria, en la que en su parte final planteábamos el siguiente programa para salir de la Recesión:

    “De hecho, la nacionalización en la práctica de la banca se está llevando a cabo de una u otra manera por gobiernos de todo signo político en todo el planeta. Desgraciadamente, se está llevando a cabo poniendo los recursos públicos al servicio de la burguesía y salvando los intereses del capital privado con los dineros de toda la población. Nosotros defendemos el paso de estos recursos al servicio democrático de la ciudadanía y bajo su control. Esta segunda modalidad, no significa ni mucho menos la expropiación de los pequeños ahorradores, depositarios, ni clientes de la banca. Es más bien al contrario, para los clientes del banco, una vez nacionalizado y democratizado esos recursos dinerarios, todos los depositantes de la Banca Pública tendrán la garantía del Estado y podrán crearse las condiciones necesarias más favorables que incluso tienen hoy y que pueden ofrecer los bancos privados que tienen totalmente atascado el funcionamiento de la economía.

    De esa forma, una BANCA PÚBLICA ESTATAL ÚNICA, puede establecer condiciones más favorables para otorgar apoyos a los pequeños y medianos empresarios, a los agricultores, a los pequeños comerciantes, a los pensionistas, a los ahorradores, a la vez que se permitiría la inversión en los gastos sociales, vivienda, sanidad, educación e infraestructuras públicas tan necesarias dando empleo a millones de jóvenes y trabajadores.

    Por tanto, proponemos:

    1) PLAN DE INVERSIONES Y MEJORAS SOCIALES.

    1.1. PLAN DE VIVIENDAS PARA TODOS. Poner en marcha un plan de construcción de UN MILLÓN de viviendas sociales; municipalización del suelo urbano para liberar suelo barato. Nacionalización de las grandes empresas constructoras, fuertemente endeudadas, para gestionarlas democráticamente bajo control obrero. La Vivienda es un Derecho de la ciudadanía, no un negocio de especuladores y corruptos. Impuestos progresivos sobre los especuladores que poseen gran cantidad de viviendas vacías, para forzar a sacar estas viviendas en alquiler y evitar que la vivienda sea un medio de especulación. El Gobierno debe desconocer el valor actual de las deudas hipotecarias de las familias obreras, que están ligadas al valor artificial del suelo originado en el boom inmobiliario, que ahora se está derrumbando. Ninguna familia obrera debe pagar más del 20” de su Salario Familiar. Plan de alquiler estatal con ofertas habitacionales que no sobrepasen el 20% del Salario familiar.

    1.2. EDUCACION: Incorporación de los centros concertados a la Educación Pública, que será única, gratuita, laica, de calidad y científica, incrementando hasta un 7 % del PIB los presupuestos.

    1.3. SANIDAD: Incremento de un 20 % de los presupuestos de la Sanidad Pública, con el objetivo a corto plazo de eliminar las listas de espera y mejorar la atención sanitaria global. Plan de inversiones en Hospitales y medios sanitarios. Desarrollo real de la Ley de Dependencia e incremento de los puestos de trabajo del personal dedicado a la salud pública para atender dignamente a todos los enfermos.

    1.4. LUCHA CONTRA LA ESPECULACIÓN Y LA CORRUPCIÓN. Frente a la crisis económica, intervención del gobierno en la economía. Que no se cubran las pérdidas de las empresas privadas con dinero público. Nacionalización sin indemnización de todos los especuladores que ahora declaran pérdidas y presentan Expedientes de Regulación de Empleo, poniendo en peligro miles de empleos entregando esas empresas en manos de los trabajadores con apoyo financiero y técnico por parte del Estado. Los representantes del Partido en las Instituciones no deberán cobrar más de la media del sueldo de un trabajador cualificado.

    1.5. INVERSIONES PÚBLICAS: Contra la huelga de capitales y la caída brusca de las inversiones privadas y dado que los capitalistas españoles no invierten, se procederá a incrementar la inversión por parte del Estado en I+D+i. Introducción de la robótica y las nuevas tecnologías para garantizar los puestos de trabajo en cada empresa social que lo requiera, bajo una planificación racional de los recursos y bajo control democrático de la gestión por los trabajadores.

    2) PLAN SOCIAL DE CHOQUE CONTRA EL PARO.

    2.1. Jornada laboral continua de 35 horas semanales sin reducción salarial con el objetivo de repartir el trabajo como un bien escaso.

    2.2. Para dar paso a la juventud, jubilación a los 60 años, con contratos de relevo y fomento del contrato de aprendizaje.

    2.3. Contra la eventualidad y la precariedad, fijo a los 15 días en puestos fijos y contratos de fijos discontinuos en puestos eventuales.

    2.4. Plenos derechos laborales como ciudadanos, para los inmigrantes, por lo que es necesario derogar la actual Ley de Extranjería, introduciendo también cambios que favorezcan el asilo político. Alta de oficio a todo trabajador que esté prestando servicios y no esté de alta pasando a contrato fijo de plantilla.

    3) FORTALECIMIENTO DE DERECHOS SOCIALES Y FOMENTO DE LA PRODUCCIÓN.

    3.1. Reestructuración de las Oficinas de empleo; un puesto de trabajo o subsidio de desempleo indefinido igual al Salario Mínimo, eliminando los subsidios paulatinamente al ofrecer la Administración un trabajo en base a la creación de empresas públicas.

    3.2. Lucha contra la inflación. Escala móvil precios-salarios, con subidas y revisiones cada 3 meses bajo control de comités sindicales, asociaciones de consumidores y gobierno para evitar la inflación descontrolada.

    3.3. Salario mínimo de 1.000 euros para todo trabajador a partir de los 16 años y salario máximo de altos cargos públicos y privados que no superen cuatro veces el salario mínimo, regulados a través del IRPF a través de una reforma impositiva progresiva y justa.

    3.4. Lucha firme contra la discriminación de la mujer, exigiendo el cumplimiento por Ley de “a igual salario, igual trabajo”, sin excepción con fuertes sanciones para los patronos que infrinjan esa legislación.

    3.5 Poner la economía al servicio del ser humano y no del lucro de una minoría. Nacionalización de la banca, de los latifundios de más de 200 Ha. y de los monopolios, indemnizando a los pequeños accionistas necesitados y poniendo estos recursos productivos bajo control de los trabajadores, para evitar la corrupción y los despilfarros. Así se planificaría democrática y científicamente la producción poniendo la economía al servicio de la sociedad, cumpliendo la aspiración del programa inicial del PSOE, que es “la completa emancipación de la clase trabajadora; es decir, la abolición de todas las clases sociales y su declaración y conversión en una sola clase de trabajadores, dueños del fruto de su trabajo, libres, iguales, honrados e inteligentes”, como defendían Pablo Iglesias y los fundadores del PSOE y UGT”.

    Para concluir, a la vez que vamos a sacar a debate en la II Conferencia de Andalucía de nuestra corriente que celebraremos en Torremolinos el próximo 29-5-10, en la que propondremos de nuevo a la base de nuestra corriente un programa similar al explicado, queremos fijar igualmente nuestras posiciones, ante el Plan de Ajuste que hemos criticado, expresando claramente un no a los planes de ajuste contra la clase obrera. Que la crisis la paguen los culpables, los capitalistas. Ningún recorte en los salarios, ni en los prepuestos de educación, sanidad, pensiones y servicios sociales. No a la contra-reforma laboral. La lucha por el socialismo es más necesaria que nunca. No se pueden defender seriamente los derechos de la clase trabajadora, sin la unidad en la acción de los partidos y sindicatos de izquierdas, en defensa de un programa verdaderamente socialista que contemple la transformación socialista de la sociedad, porque no existe un capitalismo de rostro humano, ni el capitalismo admite reformas, por lo que sigue existiendo el dilema: Si no avanzamos resueltamente hacia el socialismo, el sistema liberal nos arrastrará hacia la edad de piedra.”

    Málaga, a 20 de Mayo de 2010.

    IZQUIERDA SOCIALISTA DE MÁLAGA-PSOE.A

    • 20 junio, 2010 en 14:00

      Creo que se trata de una declaración de intenciones, pero que solucionará muy poco. Al final se hace un laudo al socialismo, pero muy largo lo fiais.

      Las medidas propuestas a lo más pueden hacer más lenta la crisis, pues incidís en la causa de la misma, que es crear empleo. Y encima proponéis incrementar el uso de la robótica. La actual crisis es una crisis de empleo, cuya naturaleza está cambiando. Y la inversión pública llega un momento en que es insuficiente y hasta perjuducial, pues se crean puestos de trabajo destruyendo el medio ambiente de una manera grave. El plan E es un ejemplo de cómo aumentó el paro “creando puestos de trabajo”.

      La nueva vía, una nueva tercera vía, ha de ser la síntesis del modelo keynesiano y el liberal, lo mismo que la socialdemocracia lo fue del modelo capitalismta y el modelo comunista. Dicha síntesis nos lleva a la RENTA BÁSICA, y es lo que deberías analizar. Desde la dialéctica se construye la realidad, lo cual exige un análisis profundo de nuestra nueva realidad a la que es necesario adaptar la economía.

    • miguelV
      23 junio, 2010 en 3:48

      Quiero contestar a nuestros compañeros Izquierda Socialista PSO Malaga A, refrendando todos los datos y temario relativos a los trabajadores/@ Parados/@, y ademas discrepar punto por punto como sigue:

      1.1 No ha lugar.: el disparate ecológico de la construcción. Aunque si es fuerte en mano de obra. Pero ¿de donde se saca el dinero para 1.000.000 de viviendas sociales?. Si al impuesto progresivo por viviendas vacías. Difícil el control de saber si las viviendas están vacías o no (disposición de 180 días no ocupados en una vivienda.).
      Tope del 30% salariio familiar. Plan alquiler / opción a compra municipal de viviendas (% mínimo sobre el presupuesto municipal y Autonómico)

      1.2 Muy bien (Añadir horario de estancia p/ los niños en consonancia con el horario de trabajo de los padres.
      Bien , pero ¿de dónde se saca el dinero? – recordar que en economía el dinero es escaso. Por otra parte en Madrid, se han hecho unos 15 Hospitales nuevos a coste 0 inicial p/ la Comunidad Autónoma, pero.. El coste de administración es tan alto, que en 5 años han amortizado los altos gastos de instalación y creación,que tuvieron las Compañias adjudicastarias a “concurso”, y a partir del 6º AÑO BENEFICIO BRUTO, según los datos facilitados por la oposición – PSOE de Madrid.
      Bien el no cubrir las pérdidas de las empresas privadas con dinero publico. Algunas de estas Empresas en perdidas se sonvierten en Cooperatiuvas o Sociedades laborales. Pero Cuidado -No es en general- muy buena la administración estatal.

      I:NVERSIONES, Muy bien, pero ¿de dónde se saca el dinero.?
      2.1 muy bien incluido el llegar al 7% del PIB en Educacion.
      2.2 Como se cuadra, si la Administración General del Estado, léase PSOE, quiere aumentar de 65 a 67 años la edad de jubilación
      2.3 Fijos en un mes
      2.4 Muy bien. Pero es la ley que no se aplica. Incluye una multa al -Empresario en su caso.
      3.2 Siempre que supere el 2%
      3.3 Salario de 1.300 €. (por ejemplo en Irlanda)Y Ajuste por reducción de las cotizaciones, Empresariales y obreras, incluyendo accidentes de trabajo y EP, y formación profesional, que son muy altas p/ las Empresas
      3.4 ?
      Se ha visto que no ha dado resultado la nacionalización de la Banca. Menos aun el los latifundios del campo, que al dia de hoy casi nadie quiere trabajar. En España no se ha hecho, (la nacionalizacio n de la banca) pero fuera si, y no ha dado resultado según laliterastura conttrastada que yo he leido. En todo caso si seria bueno que el ICO, actúe en competencia con la Banca, cajas de Ahorro, Cooperativas de -Crédito y Financieras. Resultado COMPETENCIA. : Recuerdo el INI, y no fue – en general- un modelo a seguir.

      La crisis que padecemos la han hecho efectivamente la banca Internacional y algo la nacional, Pero además el Banco de España, el Ministerio de Economía y por ende el Gobierno de la nación, no valoraron correctamente los datos que la central del Banco España tenia en aquellas fechas y se pueden ver. En los dsatos estadísticos.

      Aunque soy partidario del socialismo en libertad no me gusta nada cuando se hace por Decreto (Cuba…)
      Por ultimo agradecer el esfuerzo y la ilusion de los componentes de Izquierda Socialista de Malaga, así como su crítica que yo comparto en cuanto que el plan de ajuste vaya contra los trabajadores, jubilados, clase media,
      23.06.10
      MiguelV

  4. 16 junio, 2010 en 0:24

    No nos representan los sindicatos, no nos representan los partidos políticos, los gobiernos europeos están tomando medidas injustas, no son representativos del ciudadano, son representantes del capital. La democracia como se la conocía ha desaparecido, los grises han sido sustituidos por la censura de los medios de comunicacion, necesitamos de nuevas organizaciones y necesitamos luchar haciendo uso de la desobediencia civil.
    http://misvalores.wordpress.com
    http://votaenblanco2012.blogspot.com

  5. Elena Carchenilla Wolff
    12 junio, 2010 en 10:55

    Bueno, mi inmersión en este comentario es poner de MANIFIESTO que si los políticos se hubieran leído la obra de Ramiro Pinto, La perestroika del capitalismo, no estaríamos en esta crisis creada por ellos junto con los banqueros, quienes hace dos días nos timaron y luego nos pidieron ayuda, y ahora nos vuelven a explotar con lo de la deuda que termina en el paro que tan bien conoce Ramiro Pinto por sus circunstancias personales.

    Un saludo a todos y como dice Ramiro “No hay crisis, la crisis es de ellos, de las que las inventan para rebajarnos los salarios.”

  6. 10 junio, 2010 en 17:41

    Un informe de este mes, juni-2010, de el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas informa que en ESPAÑA 1 de cada 4 niños viven en hogares con las rentas de sus miembros por debajo de una situación de riesgo de la POBREZA. Sin embargo esta noticia no es portada. Por esta situación lamentable en una sociedad en la que se invierte en el AVE, se derrochan millones de euros, los sindicatos no hacen huelga general hasta que se ponga fin a la falta de recursos. Si no se habla de ellos no existen. SOS.

  7. Jorge Parrondo
    10 junio, 2010 en 13:10

    “La lucha por la existencia” es el principio del darwinismo social y lo es también del puritanismo religioso. Yo por eso no creo que la Renta Básica vaya a ser considerada seriamente a corto plazo. Sigue habiendo mucho darwinismo social más o menos encubierto y mucho neopuritanismo laboral a derecha e izquierda. Lo dice Keynes en “Las expectativas económicas de nuestros nietos”: el problema es que “hemos sido preparados demasiado tiempo para luchar y no para disfrutar”. Es asombroso porque Keynes dio justo en el clavo de cuál iba a ser el verdadero problema económico de sus nietos, o sea de nosotros, y esa simple línea explica por qué los que defendemos la Renta Básica no tenemos más remedio que hacerlo en foros minoritarios. Pero tranquilos, colegas, que con un poco de suerte seguramente nuestros tataranietos conseguirán cambiar de mentalidad.

  8. 10 junio, 2010 en 0:23

    Lo que tenemos que hacer, porque nos conviene como clase obrera, es cambiar el principio capitalista (que está metido hasta los tuétanos de los obreros, parados o no) de “LA LUCHA POR LA EXISTENCIA” por este otro: “LA COOPERACIÓN PARA LA EXISTENCIA”. Como la mayoría de la gente está en el principio capitalista, me empiezo a explicar por qué la idea de una Renta Básica no prospera, precisamente entre aquellos a quienes, objetivamente, más convendría y sigue siendo una idea marginal. ¡Salud!. Renta Básica y Libertad.

  9. Jorge Parrondo
    9 junio, 2010 en 13:17

    Los sindicatos defienden intereses creados y ésa es la triste realidad de la condición humana. En cuanto un inmigrante consigue la ciudadanía, con tal de defender su nuevo estatus es capaz de apoyar políticas xenófobas. Y en cuanto un parado, sobre todo en tiempo de crisis, consigue un empleo, por cutre que sea, deja de preocuparse por la suerte de los que siguen en el paro. No hay lucha de clases. Hay lucha de intereses creados por precarios que sean.

  10. 9 junio, 2010 en 5:45

    No puedo estar más de acuerdo con lo que dice este artículo, es necesario que desde la base los sindicatos retomen el protagonismo que les corresponde, liderando la solidaridad y proponiendo fórmulas para que el empleo no sirva de pretexto excluyente.

    Los Sindicatos son entes democraticos, el problema al que nos enfrentamos es al egoísmo e individualismo reinante, los propios compañeros sindicalistas se ven muchas veces desbordados por el poco apoyo de los propios compañeros, ante la presion de las empresas y de los medios.

    Las estructuras sindicales estan perdiendo la efectividad ante los avances empresariales, los Holdings no se ven representados sindicalmente con lo que se pierde efectividad.

    Se crean castas de trabajadores lo cual no beneficia la labor sindical y crea recelos. En este sentido estamos viendo como la division que hacen los empresarios consiguen los fines.

    Podemos ver como tanto la huelga, como las reivindicaciones no se encuentran acordes a los tiempos.

    Cada vez se hace más insoportable este giro de tuerca hacia los derechos sociales, y la debilidad sindical sera aprovecahda para eroneamente intentar reducir el sueldo de los trabajadores que qenerara una mayor pobreza económica, ya que sin ingresos no hay consumo y sin consumo la economia no funciona.

    Es necesario que los sindicatos lideren la lucha social, defendiendo a todos los trabajadores, y los parados nos guste o no también son trabajadores.

    El empleo no debe de ser un bien reducido a quien más sabe sino a quien más lo necesita.

    http://rentabasica.blogspot.com/2007/10/renta-bsica-y-trabajo.html

  11. 8 junio, 2010 en 19:44

    Prefiero hablar de clase obrera que ha cambiado ¡no vamos a estar en el siglo XIX! Tampoco comprendo las críticas que se plantean en otros blogs contra este artículo, porque Ramiro no está contra el sindicalismo, sino contra la degeneración del sindicalismo. A mí, como los planteamientos de la huelga no me convencen, no han convencido a ninguno de los profesores de mi centro que acudimos a la asamblea informativa…, no voy a una huelga mal planteada, como una mera reivindicación salarial para justificar que los jerarcas sindicales hacen que hacen. Ya soy mayorcito para seguir consignas vacías de contenido, que suenan a corporativismo prefascista e insolidario. Yo pido poner a la persona en el centro de la existencia, no al empleo ni al sueldo, y como primer punto de reivindicación: cubrir las necesidades básicas de los más débiles de nuestra clase obrera: los parados pobres y obreros precarios; después hablamos de lo demás. Si eso no se cumple trataré de juntarme con otros que piensen como yo para fundar las organizaciones que apoyen esa idea; pero no votaré de ahora en adelante a partido alguno, ni apoyaré a sindicato alguno, ni huelga general alguna que no ponga este como primer punto. Con los sindicatos hasta donde se pueda, nada menos, ni nada más. La conciencia de clase no me permite secundar a esos sindicatos en lo de la huelga porque estoy en desacuerdo con su proceder. Estoy harto de que me tomen el pelo, de que pretendan representarme y decidir por mí lo que supuestamente me conviene, pero sin preguntarme ni tener en cuenta mis ideas. Mientras no cambien su jerarquía de intereses y su modo de obrar, conmigo que no cuenten…
    http://horac-enmarcha.blogspot.com/2010/05/sobran-razones-para-una-renta-basica.html

  12. Ismael
    8 junio, 2010 en 11:43

    Soy funcionario y no he ido a la huelga. No ha sido fácil la decisión por que me movía entre la necesidad real de solidaridad con otros estamentos que de verdad lo necesitan más, y las ganas de protestar porque siempre nos toca a los mismos (el recurso más fácil) que hemos de alimentar la voracidad de los mercados -el capital- como se llaman ahora eufemisticamente a los bancos, para diluir su responsabilidad) y los errores -y corrupciones- de los políticos, que nunca hacen ni harán nada para regular el funcionamiento de éstos, por que están en sus manos (el club Bildelberg, reunido estos días en Barcelona, no sé si serán el exponente máximo de esta realidad, pero sí un buen ejemplo del control de la economía a escala mundial). Estos últimos, incluso los popes de la Uninión europea, siguen jugando a hacer que hacen política, cuando en realidad están haciendo de marionetas del poder económico. Os recomiendo ver este vídeo al respecto (actuaciones de europa sobre la crisis de Grecia: impresionante):

  13. Jose
    8 junio, 2010 en 0:28

    Muy buenas ideas.

    La única razón por la que los políticos no quieren la Renta Básica es que se acabaría su potestad para decidir a quién dársela y a quién no.

    (Y se les acaba el chollo de poder comprar votos con nuestro dinero, y darles trabajo a los amigos, que es básicamente a lo que juegan).

  14. 7 junio, 2010 en 22:26

    Ahora se crearán nuevas diferencias pero lo peor de todo es que nadie es solidario y en estos momentos hay ciudadanos de tercera clase que ni se les escucha porque son considerados la ineficacia de la sociedad.
    Los técnicos se comerán este mundo de plástico y vergüenza donde el ser humano a perdido su dignidad sometido a la mas vergonzante de las situaciones.
    Un circo de insolidarios y despotas con su mente vaga en ideas vinculados como máquinas programadas al Estado. Son seres sin sentimientos , solo el mas fuerte sobrevive .
    Sólo pienso en los niños porque se les mezcla en esta basura, porque si no esto tendría que reventar para que todos nos viéramos los rostros y se pudiera desenmascarar a los auténticos traidores que critican a los demás mientras ellos se regocigan en su vanidosa superioridad.

  15. Toño Morala.
    7 junio, 2010 en 12:33

    Una lección de información y formación.., ya no existen los obreros, no hay clase trabajadora.., no se moviliza nadie. Están aturdidos y han dejado de pensar en su inmensa mayoría.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s