Inicio > Artículos > Prostitución libre

Prostitución libre

El Ministerio de Igualdad del gobierno de España quiere abolir la prostitución desde la hipocresía y el cinismo, algo que tiene un objetivo:  fabricar un lenguaje político con el que ocultar la  enorme desigualdad real y sobre todo ejercer el poder.

.

Los argumentos que ofrecen quienes quieren prohibir la prostitución carecen de lógica, evaden la realidad misma en un tema tan importante, tan vital, como es la sexualidad. Sin embargo lanzan un discurso emocional, desde el feminismo institucional como ideología, en contra del feminismo como crítica y análisis de la realidad.

.

Cuando el feminismo se instrumentaliza desde el poder más allá de su función crítica se convierte en una forma de control, igual que cualquier modelo totalitario y acaba queriendo intervenir en lo más íntimo de las personas para lograr su sometimiento.

.

Todas las dictaduras quieren prohibir la prostitución, sin conseguirlo nunca, consintiéndolo, pero manteniendo un discurso intimidatorio e hipócrita. En la actualidad de acusar a quienes discrepen de  sus imposiciones de ser machista, o consentidor de la prostitución, aunque no sea cierto.

.

El discursos del Ministerio de Igualdad es que la prostitución supone una forma de violencia sobre la mujer y una forma de dominación patriarcal. Desde el Poder se construye  un lenguaje que da lo mismo que no sea cierto, mediante campañas y propaganda lo hace parecer como algo que es real. Se convierte en una realidad en quienes logren introducir su mensaje como forma de pensamiento.

.

Tendríamos que ver que de qué manera se puede prohibir lo que se conoce como el oficio más antiguo del mundo y qué exactamente es lo que se quiere prohibir. Porque en el falso y cínico discurso del Ministerio de Igualdad se denuncian  unos hechos deleznables a partir de los cuales  se sacan conclusiones que nada tienen que ver con los mismos.

.

Se quiere acabar con las mafias que secuestran a mujeres y los obligan a prostituirse, lo cual es una obligación del Estado y de la sociedad: impedir algo así.  Pero ¿esto implica prohibir la prostitución?. Lo que hay que acabar es con las mafias y sobre todo con la base para que funcionen, lo cual sí puede hacer el gobierno, pero no lo hace y por ende es su responsabilidad que se mantenga la causa de la prostitución: la necesidad. A cambio establece un discursos que sólo sirve para enmascarar su responsabilidad.

.

Vayamos por partes.

.

1.- Cuando se ha querido prohibir a lo largo de la historia el ejercicio de la prostitución se han desarrollado mecanismos de disimulo que han dado nombre al ejercicio de esta relación mercantil entre dos personas, una de las cuales pone a su disposición su cuerpo para la satisfacción o desahogo sexual de quien paga por ese servicio.  Poner ramos en las ventanas de la mujer dispuesta a hacerlo, de ahí la palabra “ramera“. O llevar en las faldas u otras prendas un distintivo de color rojo, de ahí “ir de picos pardos“. O “hacer la calle“. ¿Puede prohibirse que dos personas que hablen y se relacionen en un trato privado entre ellos?, que a nadie más incumbe. Es imposible. Cuando se ha prohibido al final se consiente. Por lo tanto tenemos que analizar el por qué de este discurso ya que la prostitución seguirá ejerciéndose.

.

2. La cuestión es que sea una actividad libre y no obligada, incluso yo diría que no debería ser inducida. Para esto debería legalizarse, convertirse en un trabajo que dé garantías y derechos a quienes deciden libremente ejercer la prostitución. Porque de otra manera ¿qué es prostituirse?. ¿Hasta dónde se podría llevar esta prohibición?.

.

Sobre todo ¿quién define lo que es prostitución?, porque definida desde el poder dominante se enmascaran situaciones de prostitución encubierta que se han normalizado, de tal manera que se llegarían a una situación absurdas, sin sentido, pero que responde a un intento del feminismo institucional, utilizado por el Poder, el de definir como prostitutas a quienes son pobres y no a quienes hacen lo mismo pero de una manera más sofisticadas, unas son putas y otras son liberales o liberadas de tabúes, progresistas. Diferencia ésta que no podemos admitir.


a) Hay personas que quieren enriquecerse ejerciendo la prostitución, lo cual entra en la libertad de las personas.

.

b) Las mafias que extorsionan y amenazan o ejercen la violencia sobre mujeres para que se prostituyan deben ser perseguidas, por su labor de coacción y por intimidar y ejercer graves amenazas. También se mantienen en situación de secuestro a personas que trabajan en talleres clandestinos bajo amenazas de muerte, sin embargo ¿se prohíbe por tal motivo el trabajo?. ¿Por qué no se aplica el mismo criterio?. Hay que perseguir a los que delinquen, pero nunca criminalizar lo que obligan a hacer, sino la obligatoriedad de hacerlo. Porque no legalizar el ejercicio de la prostitución lo único que consigue en la realidad es establecer una red de dinero negro cada vez más extensa, al tratrarse de un negocio que mueve millones de euros.

.

c) Muchas personas se ven obligadas a ejercer la prostitución  por una situación de absoluta necesidad. Muchas veces la drogadicción, pero que previa a ésta hay otra que es la pobreza, por regla general.  Y ésta es la necesidad que hay que abolir, lo cual es posible y es necesario. Para ello se debería de dar una Renta Básica, incondicional a toda mujer que carezca de un empleo, por las razones que fueren.

.

Recordemos a Fiódor Dostoievski quien en su obra “Los hermanos Karamázov” dice que llegará un día en que los hombres proclamarán que no existen el crimen ni el pecado, sino el hambre, “da de comer al ser humano y entonces exige la virtud”.

.

Esta posibilidad en relación a la mujer fue uno de los argumentos políticos que  ofreció   ARENCI al Congreso de los diputados del Estado español, que por dos veces se ha aprobado: crear una subcomisión de estudio de la aplicación de la Renta Básica y un modelo de financiación, tanto en ésta como en la anterior legislatura, sin que se haya puesto nunca en marcha. ¿Por qué?.

.

¿Alguien se imagina una campaña publicitaria, de concienciación, contra el hecho de robar?. Evidentemente no, pues es algo que ya se sabe y gastarse un dineral para ello no tiene un sentido social. Sí puede tenerlo desde el punto de vista de que con dinero público se contrate a una empresa de mercadotecnia y se abulte el presupuesto, de manera que luego esta empresa “colaboré” en las campañas electorales del partido que sustenta la institución que le ha contratado.

.

¿Y una campaña para que las personas no se peguen o no se maten?, porque es algo que no está bien. ¿O es que si un varón fuerte pega a otro varón más débil no importa?. Es una campaña que carece de sentido social porque se sabe.  ¿Y maltratar un varón a una mujer?, ¿o a su pareja?. También se sabe que no hay que hacerlo, que está mal. Pero se oculta lo inútil de tal campaña con un discursos ideológico, que hace que se paguen ingentes cantidades de dinero en una campaña que ya se conoce su contenido.

.

Además estas campañas que nada aportan sirven para moralizar al Poder, que hace que lucha contra lo que considera lacras que han de ser superadas. Pero necesita un barniz ideológico para justificar tales campañas publicitarias que no son informativas, ya que nada aportan, sino mera publicidad de la institución en cuestión.Y todas sus corrupciones se pretenden ocultar con campañas que le hace parecer a los gobernantes preocupados por el pueblo y sus problemas, mientras que les mantienen en la miseria y en situaciones de extrema necesidad.

.

Quien critique este truco del Poder será acusado desde el discurso ideológico que han fabricado a su alrededor de favorecer o justificar los malos tratos o la prostitución, cuando no es cierto. Se trata de una manipulación que funciona y debe ser descubierta. Son intereses electorales y mucho dinero lo que hay detrás de ellas.

.

Prohibir la prostitución pretende ser una cortina de humo que oculte la política económica de desigualdades y al mismo tiempo dar un barniz moral a los responsables de esta situación.

El gobierno mantiene la situación de pobreza y miseria de casi tres millones de mujeres, en situación de necesidad, y que para poder vivir y dar de comer a sus hijos necesitan hacer lo que sea, y se les quiere impedir sin nada a cambio.

.

Nunca deben estar vinculadas las ayudas sociales  a un programa de inserción sino a un derecho como persona y como mujer. Porque las políticas sociales no permiten la elección libre a las personas y acaban siendo una vía de explotación miserable.

.

A partir de tener cubierta sus necesidades básica y la de los menores a su cargo una mujer podrá luego ejercer la prostitución  o no según decida libremente para enriquecerse, o porque lo prefiere antes que hacer otros trabajos.  Nadie puede definir la dignidad o indignidad de los demás, sino la suya. ¿Es más digno ser ministra de igualdad que prostituta, o que vicepresidenta del gobierno?. Cada cual deberá dar su respuesta.

.

El gobierno no sólo no  resuelve el problema de la pobreza que es la base de la prostitución forzosa,  sino que además coarta la libertad de  quien decide libremente ejercerla, si  se lo quiere impedir. Y más cuando un dirigente destacado, Juan Carlos Ibarra, hasta hace poco presidente de la Junta de Extremadura, dijo recientemente que el gobierno del Estado español tuvo que hacer un ajuste muy duro contra los trabajadores porque no le quedaba otro remedio que suicidarse o prostituirse. Y decidieron esto último…, según sus palabras.

.

Curiosamente esta propuesta de prohibir la prostitución surge del Ministerio de Igualdad. Tendríamos que preguntarnos como el título de la obra del economista indio Amartya Sen ¿igualdad de qué?. Porque nada hace este ministerio  por la igualdad de las mujeres pobres, que nada tienen, con respecto a los hombres y mujeres con altos sueldos, como la ministra y la red de asesores y altos cargos en torno al mismo.

.

Como dice este economista, al menos se puede establecer una base de igualdad en el sentido de equidad de que no haya ninguna persona sin medios para vivir, y que sea un derecho y no que cuando carece de todo se le atienda desde la caridad pública. Porque para poder vivir muchas mujeres y algunos varones necesitan prostituirse. Pero con el discurso ideológico del feminismo institucional psoeZ se enmascara esta situación, se oculta y se busca un culpable, el machismo, la sociedad patriarcal, las mafias machistas y patriarcales. ¿Y la pobreza?, ¿y la responsabilidad del gobierno?, ¿y la igualdad?.

.

Curiosamente desde algunos ayuntamientos se ha querido seguir esta senda contra la prostitución y se han quitado a las prostitutas pobres de las calles, pero se mantienen los hoteles de lujo que se anuncian en carteles públicos de la ciudad, en grandes dimensiones,  como locales para pasar un buen rato, tomar una copa en compañía. Estos garitos pagan sus impuestos y tasas al ayuntamiento y los permisos de apertura del negocio, y los anuncios también. No ponen la palabra prostitución, pero a buen entendedor… Esta es la hipocresía de esta medida.

.

Por otra parte cuando se da la noticia  en la prensa de la intención de eliminar a las prostitutas de las   calles de la ciudad por razones de dignidad de la mujer se ven unas páginas más adelante con cientos de anuncios de ofertas de servicios sexuales con todo tipo de comentarios degradantes. Ahora se quiere crear un falso debate con la propuesta de prohibir este tipo de anuncio. El caso es que no se vea, no que no exista. Porque si sucede este fenómeno es por la pobreza que el gobierno necesita mantener como presión para ejercer su poder desde la tiranía económica.


.

Si se llevase a cabo prohibir cobrar por una relación sexual habría que delimitar mucho esta propuesta y entrar en definiciones escabrosas, porque invitar a cenar  a una chica para ligar, ¿sería prostitución?. ¿O hacer un regalo?. ¿O hacer una vida en común con alguien que tenga un salario?. Tendrían que plantearse las autoridades competentes que sólo los parados sin  prestaciones podrían  hacer el amor. Lo cual es una reducción al absurdo. No tienen sentido, pero si se plantea un discurso contra la prostitución es porque hay una estrategia de poder  en medio de esta medida.

.

Prohibir la prostitución no es una medida aislada, sino que entra dentro de un conjunto de propuestas para ejercer el Poder, a veces con toda crueldad. Y no es nuevo, lo triste es que insistan en estos derroteros.

.

Se pretende que la pobreza de las mujeres no tenga otra salida que servir a las mujeres ricas, haciendo la limpieza de sus casas y cuidando a los ancianos y a los niños de quienes ganan altos sueldos u obtienen grandes beneficios de sus negocios.

El gobierno quiere aumentar la oferta de este trabajo, también forzado ante la necesidad del hambre, para bajar los salarios de quienes sirvan a las mujeres ricas y varones ricos. Algo de lo que Pío Baroja advierte en su obra “El árbol de la ciencia”: “la casta burguesa se iba preparando para someter a la casta pobre y hacerlos sus esclavos“. Algo que años después el gobierno socialista del Estado español  quiere culminar.  Lo cual es uno de los sentidos de esta medida.

.

Otra intención es definir la dignidad de la mujer, según establezca el poder. Una especie de pecado laico que hace degradar la prostitución como algo indigno, cuando si alguien elije esta actividad es tan digna como la de ser Ministra o presidente o vicepresidenta de gobierno, pero se establece toda una presión mediática en función de degradar una actividad con un discurso moral que como dice Baroja en la obra citada “nuestra moral acaba por ser inmoral”.

.

No es nuevo, y sin embargo el Poder prosigue por un camino inútil y detestable. En la obra de David H. Lawren “El amante de lady Chaterley”, Connie le dice a su marido, un empresario de minas en Inglaterra: “Tienes más dinero del que te corresponde y obligas a la gente a trabajar por una miseria, bajo la amenaza de morir de hambre si no aceptan el trato”, lo que define como coaccionar brutalmente. Su amante, Mellors, dice en otro momento: No soporto el charlatán descaro mandón de la gente que gobierna, el descaro del dinero, el descaro de las clases altas… A continuación dice “y teniendo en cuenta cómo es el mundo, ¿qué puedo ofrecer a una mujer?.

.

Desde el punto de vista social y en el tema que estamos tratando la respuesta sería una base de supervivencia, lo cual es fundamental, para evitar que una mujer se vea obligada a ejercer la prostitución. Y si alguien o alguna organización la secuestra y obliga a hacerlo hay que actuar como en cualquier acto criminal.

.

Esto es algo que no ve el feminismo institucional, poco que ver con el feminismo crítico y que lucha por una sociedad más libre, más igualitaria. El poder recoge su lenguaje y convierte el feminismo en una ideología que cae en lo que Ludwing Wittgenstein llama “la ceguera ideológica“, que consiste en desarrollar mediante el uso de un lenguaje una ideología o creencia que se cree y que se ve como realidad de manera que la consigue construir socialmente. Todo se acaba viendo y se ejecuta bajo el prisma de ese lenguaje. Por eso es necesario usar otro lenguaje, otro punto de vista para evitar el control social y las desigualdades cada vez mayores bajo el lenguaje de la igualdad.

.

Y habría que educar en el amor, en los sentimientos, diferenciar aquél del enamoramiento, y conocer la sexualidad, lo cual nos brinda la literatura en general, especialmente hay dos novelas que exploran la relación de pareja del hombre moderno e indagan en su forma de ser, “En busca del tiempo perdido” de Marcel Proust y “Ulises” de James Joyce. En la primera se analiza el mundo psicológico de los celos, con dos relaciones centrales que desembocan en el amor, pero parten de una relación de entretenida de Odette con Swann y del narrador con Albertina. En la segunda la prostitución aparece como fondo de la novela, en la que Molly llega a la conclusión que se casó con Bloom, su marido como pudo haber sido con cualquier otro. Bloom se queja de que la relación de amante de su esposa con Boylan es porque éste tiene más dinero y una mejor posición.

.

No se pueden tomar medidas fantasiosas, fuera de la realidad, porque la única finalidad es el control social, lo cual debemos analizar para evitar que se ejecute. La prostitución debe ser una actividad libre, elegida por quien tome esa decisión, al igual que todo lo demás.

.

Hoy es posible y es necesario acabar con la pobreza como impulsor de ejercer  de manera forzada la prostitución, pero la responsabilidad es precisamente de quien la quiere prohibir, para enmascarar y moralizar las otras prostituciones, la de los ricos, la de la política, de la la igualdad ministerial.

.

En este debate debemos ver cómo se ejerce el Poder para provocar un cortocircuito en su desarrollo y abrir cauces de más libertad y al menos una base de igualdad económica, a lo que el gobierno se niega y hace política de fuegos artificiales.

Y una cita de Nietzsche, en su obra “Mi hermana y yo”: “En Leipzig me perfeccioné mucho espiritualmente, me masturbé ampliamente, y no frecuenté tanto las prostitutas como debí hacerlo“.

Anuncios
  1. mar muñoz
    9 junio, 2012 en 11:32

    Felicitar al autor x esta verdad en su escrito!! Los únicos que nos SOBRAN son los políticos…que tan mal están haciendo su labor!!.

  2. oksana
    2 febrero, 2012 en 12:06

    Hola,me ha encantado tu articulo, basta de demagogia de los políticos escondiéndose bajo el escudo de la moralidad.

    Estamos hartos de prohibiciones lo que pasa que unos o son demasiado tontos y no se dan cuenta que intentar prohibir la prostitución (que es el oficio mas antiguo del mundo y la escapatoria de cualquier chica mujer del hambre)es otra manera de quitar vicio y intentar regresar a la obscuridad de los tiempos de inquisición,donde fornicar era pecado si solo era para crear hijos.

    Intentar creer sus ideologías que por el bien de las mujeres es mejor prohibir la prostitución la gente con un poco de cerebro no va aceptar nada de estos argumentos sin substrato pero claro como ya estamos en crisis no nos podemos rebelar para defender nuestros pequeños derechos.

    ESTA claro que hay que eliminar las mafias pero según las estadísticas hay solo un 10 % de mafias y el resto de mujer lo hacen porque quieren.

    EX:UNA CHICA CONOCE UN CHICO EN LA DISCOTECA Y ÉL LE PAGA LAS COPAS ENTONCES ELLA COMO YA LE HA DADO EL REGALITO TIENEN RELACIONES.

    A VER,SEÑORES MIOS ESTO NO ES PROSTITUCIÓN?. ESTAMOS EN EL SIGLO XXI NO EN EL XV…VALE!
    NO ,OS ENGAÑÁIS!CUANDO ESCUCHÁIS QUE EL ESTADO SE PREOCUPA POR LOS CIUDADANOS Y POR NUESTRO BIEN NO PODEMOS IR DE CHICAS…ESTO ES LA PEOR MENTIRA DEL SIGLO 21 DE QUITAR UNA LIBERTAD MAS.

    LO MISMO HA HECHO CON EL TABACO ,LO MISMO CON LOS TOROS EN CATALUÑA,EL VELO DE LAS CHICAS MUSULMANAS ETC.

    ¿CUAL SERA LA PRÓXIMA TOMADURA DE PELO POR NUESTRO BIEN?
    ¿TE VAS A DEJAR?.

  3. Bouza Pol
    22 octubre, 2010 en 0:43

    Estoy de acuerdo una vez más, Ramiro. Buen artículo. Saludos.

  4. Juan
    18 octubre, 2010 en 19:44

    Hay un aspecto de la legislación española que nunca he comprendido y sobre lo que intento, con cobardía, no pensar, pues me altera. Dicho en plata, me cabrea enormemente. ¿Porqué existe el delito de trata de blancas? ¿Porqué tiene un tratamiento tan benevolente?. Como muy bien has expresado, es un secuestro, y en mi humilde opinión, con agravante de trabajo forzado y tortura emocional continuada.
    Sí se eliminase este delito, y se asumiese que son secuestros, probablemente la conciencia de la sociedad cambiaría.
    Sí una novia mía, me engañase para que fuera a otro lugar a trabajar y al llegar mi contacto me encerrase y solicitase un rescate, sería un grave delito de secuestro. Si me diese palizas y me violase, hasta minar completamente mi voluntad y que tuviese que aceptar un “trabajo” (no voluntario) que consista en aceptar cualquier cosa, como que un hombre quiera de mi cuerpo, incluyendo que se venda como un “medio de producción” cualquiera, resulta que sería el menos grave delito de trata de blancas.

    Me tiene perplejo señores, perplejo. Si el Ministerio de Igualdad no es capaz de empezar por cambiar esto, el resto de su discurso, es, para mí, banal.

    Por supuesto, también opino que la regulación contribuye a matizar o eliminar la marginalidad que atrae a esta escoria, pero, por desgracia, me parece más complejo de resolver.

  5. 18 octubre, 2010 en 12:38

    EXTARODINARIO tu artículo desde el primer párrafo hasta el último. Juicios clarísimos sobre axiomas aceptados a diario. Y ya sabemos el axioma es una verdad que no necesita explicación. Viva, y vivan bien las damas y jóvenes maduras que usen su belleza para hacer con ella lo que les venga en gana. Si viven su libertad gozándose,y ayudándose a vivir,porque no encuentran un trabajo digno que les guste,aportan un encanto distinto a la sociedad y a las calles una adorno tan brillante y colorista como escaparates o pequeños espacios con variedad de flores.Lo inmundo y castigable al máximo son los medios que usan mafias y explotadores para degradar,herir y reducir a mercancía a señoras y jóvenes que debido a cuestiones sociopolíticas económicas,se ven obligadas o colocar su desnudez en vídeos y cloacas. Más digo que si libremente eligen esos trabajos,no hacen daño a los bien pensados ni rompen ni transgreden las moralidades tan cacareadas. Otra cosa es infamia e infidelidad no aceptada por consortes. Y ojo también con ciertos consortes. ( MIS TETRALOGÍA DE LAS DESAVENENCIAS) ” Viva y vivan lo mejor que puedan nuestras “putas celestiales”,vivan alegres y jocosas las rameras callejeras.

  6. Horacio
    28 julio, 2010 en 6:29

    Acordaos que, según la tradición apostólica, dijo Jesucristo a los hipócritas fariseos lo de “las prostitutas os precederán en el reino de los cielos”… Algo bueno tendrán…

  7. alfredo
    27 julio, 2010 en 11:54

    Gran texto, que comparto. Espero que alguna vez se vaya consiguiendo una sociedad basada en la no dominación, donde no tengamos que vendernos.
    ¡Saludos!

  8. Horacio
    26 julio, 2010 en 20:53

    Muy bueno, muy bueno, porque invita a pensar por encima del manejismo y la hipocresía política. Me da risa de esos anuncios para combatir la alopecia… ¿No nos damos cuenta de lo bueno que es no tener pelos en la lengua? ;-). Se me ocurre una idea: prostitución libre y gratuita.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s