Anuncios
Inicio > Política > De la crisis a la esclavitud obrera. El feudalismo económico

De la crisis a la esclavitud obrera. El feudalismo económico

Nos vemos abocados a una crisis que está beneficiando a unos pocos y que en lugar de buscarse una salida lo que se quiere es ejercer el poder de una forma cada vez más opresora. Quienes se enriquecen con la crisis usan ésta para esclavizar a los obreros con la complicidad de los grandes sindicatos y funcionarios de partido y  cargos institucionales cuya riqueza se basa en tener gente a su servicio.

 

Recientemente en una entrevista (TVE 1, 24- XI – 2010) el señor Almunia, desde su postura socialista, plantea que hay que distribuir los sacrificios para salir de la crisis, pero nada dice de distribuir la riqueza, incluso durante la crisis, para salir de ella, en principio, los mas desfavorecidos.

 

El ministro de trabajo, don Valerio Gómez, llega a plantear que como se vive más hay que retrasar la edad de jubilación, como si vivir fuera para trabajar… para ellos, para los ricos, porque son quienes se benefician del abaratamiento del empleo.

 

Y para rematar las declaraciones en octubre de 2010 de la ministra de economía, doña Elena Salgado, que planteó que se mantendrá la prórroga del subsidio del paro “si hubiera dinero dinero”. O sea hay dinero para reflotar los bancos y para reflotar a los ciudadanos sin medios de vida no lo hay. Finalmente se ha suprimido.

 

Es curioso observar cómo ponen un empeño enorme en cuidar la salud de los ciudadanos con una ley que evita que se fume en los espacios públicos. Pero ésta es una ley que no contempla espacios de elección para fumar y lo reduce al espacio privado, por ejemplo en una casa donde conviven niños adonde la ley lleva el humo. Pero no es este el tema, sino ver que se trata de una ley para controlar a la población e irla doblegando al ejercicio del Poder, hacerla sumisa, con un discurso de salud, de progreso. Pero resulta que si el tabaco mata, más lo hace el paro y no cobrar ninguna prestación.


Los embargos y desahucios ante situaciones de desempleo ocasionan enfermedades mentales, anula a la persona, genera angustia colectiva en una familia, dolor, mucho dolor y muerte.  De esto no siquiera se informa.  Suicidios en aumento, locura y desesperación que destruye la existencia de las personas. Y la respuesta es eliminar la prórroga, en lugar de darla a todo aquel que se quede sin prestaciones. Pero usan la ley  contra el tabaco para hacer ver que se preocupan de los ciudadanos y ciudadanas. Habrá que recordar la novela “Viaje al final de la noche”, en donde su autor, Louis Ferdinand Cèline escribe: “jodidos de la vida, cuando los grandes de este mundo empiezan a amaros es porque van a convertiros en carne de cañón”.

 

Pero ¿por qué sucede esto?. En realidad es una estrategia de los dueños del dinero que saben que a medida que avanza la democracia aumentan los derechos de las personas. Aunque no merma la riqueza de los poderosos, sí temen que disminuya su poder, por eso ejercen una presión para mantener el control sobre la ciudadanía y dar un sentido más amplio a su riqueza, algo que tiene más que ver  más con la psicología que con la economía, lo cual es hacia donde ellos llevan el tema: disponer de la vida de los demás, para su beneficio personal. La estrategia consiste en comprar a los políticos que toman las decisiones, contrarias a sus programas que usan como cebo.

 

La explotación no es suficiente, pues el mercado laboral se ha saturado. Entonces han provocado una crisis por su ambición desmedida de crear riqueza, dinero fuera del marco de la economía productiva.

 

Se han enriquecido usando estrategias financieras con dinero que no existe, y cuando han logrado tener el Estado a su servicio, pues han invertido en sus gobernantes con tanto dinero, que éstos cogen los bienes públicos para ponerlos a su disposición, “los privatizan” o ha en una reforma laboral que consiste en quitar a los trabajadores su poder adquisitivo o se quedan sin sus salarios o se los bajan. Llaman crisis a lo que es un atraco.

 

Ser los dueños del dinero les da el poder en esta sociedad y lo ejercen dando un paso más: hacer que los obreros trabajen para ellos sin cobrar un salario por su tiempo y esfuerzo. Pero lo hacen de manera que se presentan como  benefactores de la sociedad.

 

Ya ha comenzado y se va desarrollando como nueva estrategia para salir de la crisis. Empezaron por dar dinero a los sindicatos para hacer cursos de formación, para trabajadores formados de sobra o que tienen otras inquietudes, a los que tenían que asistir forzosamente, pero en cambio les quitaban la prestación que tuviesen.

 

Poco a poco convirtieron a los sindicatos en empresas de servicios, que aceptaron que en esos cursos se trabajase durante muchas horas sin cobrar nada por el trabajo realizado.Es decir sí hay dinero para cursos inútiles, pero no para los trabajadores en paro.

 

Se está fraguando de esta manera un feudalismo económico en la que una parte de la población será sometida a otra. Tal es el modelo chino de capitalismo que se trata de exportar como nuevo imperio emergente de la economía mundial, al que se sigue para ser “competitivos”. Lo cual pone en peligro la misma esencia de la democracia.

 

Todo este proceso se hace en nombre del libre mercado, de la responsabilidad de los gobernantes,  de la necesidad de tomar medidas duras pero ineludibles…  y habrá que recordar a Arvirago en la obra de Sakespeare, “Cimbelina”: “como pájaro encerrado en la jaula, cantamos nuestra esclavitud con el acento de la libertad“.

 

La Junta de Castilla y León y varias autonomías más preparan leyes que van en la línea del presidente conservador del gobierno británico, David Cameron, está imponiendo en su país, dar un subsidio de desempleo exigiendo que realicen trabajos que no puedan rechazar o les quitan la única fuente de supervivencia. Elaboran un discurso mediático de decir que los parados son unos vagos y crean una tensión social cuyo objetivo es tener a los trabajadores al su servicio.

 

Establecen estas medidas para  cuidar sin coste alguno y sin derechos laborales, a sus niños y niñas, a sus ancianos, para ellos, los ricos y políticos  profesionales que tienen per se un gran poder adquisitivo,  poder gastar en fiestas y viajes y disponer de tiempo para ello. En la crisis los funcionarios, los asalariados fijos no tienen problemas, incluso aunque les bajen el sueldo suelen tener dos salarios familiares (87% de los funcionarias y funcionarios están casado casados con una pareja de una situación laboral similar). Esta población se hace cómplice de esta política, así como empresarios que quieren hacer valer su posición acomodada. Una masa social  da su apoyo electoral a este plan porque se ve beneficiada al disponer de obra de mano más barata para ellos.

 

La salida de la crisis tal y cómo se enfoca es lograr la esclavitud de una parte de la población. Cuando podría suceder lo contrario y es que se pusiera a disposición de las personas una cantidad de dinero para sobrevivir, una Renta Básica, a partir de la cual funcione la economía de mercado, según el criterio de aplicar un socialismo posible con un liberalismo necesario, con el fin de establecer una economía de mercado libre basada en la libertad individual, pero lo que se busca no tiene el más mínimo fundamento económico, sino de poder, de control.


Si el dinero se diera a las personas circularía en la rueda del consumo e iría finalmente a la banca en un circuito económico en el que se activa el consumo básico. Pero éste se elimina, se ofrece caridad en lugar de derechos y de esta manera el dinero se da a la banca, para esclavizar a quienes no tienen medios de vida porque no hay trabajo ni posibilidad de conseguirlo. Se sabe que puede haber crecimiento económico sin crecer el empleo, sino al revés.

 

La crisis como cambio de modelo (la palabra “crisis” significa cambio) hace que el modelo liberal y el modelo socialdemócrata converjan en uno nuevo, a modo de síntesis, como lo fue el modelo keynesiano entre el capitalismo y el comunismo. Algo que no sucede en la actualidad a través de la Renta Básica porque se ha falsificado tanto el modelo liberal convertido en conservador y planificar la economía desde la socialdemocracia se encamina en favor de los ricos,  puesto el modelo socialista al servicio del capitalismo, para abrir el boquete por el que luego  entra la derecha, lo cual ha pasado ya en varios países europeos.  Tal ha sido la estrategia del gobierno español “socialista” y el laborismo de Blair o Gerhard Schröder en Alemania. La socialdemocracia logra controlar a los sindicatos mayoritarios, que no hacen sino lo mínimo sin establecer una lucha social capaz de cambiar el rumbo de la explotación, que luego desarrollará a sus anchas la derecha.

 

El gran error de la políticas económicas aplicadas a nivel mundial es que se aplican al corazón del sistema financiero, cuando no padece ningún infarto la economía, sino que el mal está en la fluidez de la circulación monetaria, por lo que necesita “sintrón”, o sea la Renta Básica.

 

De no aplicarse de esta manera la “sangre” monetaria no llegará a partes de la sociedad que quedarán atrofiadas, gangrenadas y serán apartadas del cuerpo social. para ser usadas como mano de obra esclava. Hace falta darse cuenta de lo que esta pasando y reaccionar.

 

Espero que este artículo sea un grano, en la reflexión y lucha social, que no hace granero, pero ayuda al compañero, como dice el refrán.Vale.

Anuncios
  1. mariaje
    16 febrero, 2012 en 17:24

    Necesitamos puntos de vista y actividades nuevas, quizás con gente nueva.

  2. Carlos
    13 enero, 2011 en 9:20

    Os dejo aquí un artículo que viene al caso; publicado hoy en Diario de Noticias. Es válido también para la entrada “¿Porqué no hay movilización social?”. Saludos a tod@s.

    ¿Por qué no nos movilizamos?
    por Paco Roda – Jueves, 13 de Enero de 2011 –

    SUENA raro, a pasado sin redimir, a recuerdos enmarcados en las nebulosas de las barricadas, a eslóganes de naftalina y a octavillas cuarteadas por el tiempo. Movilizarse y combatir en tiempos de crisis, incertidumbres y vacíos cuesta. Por desaliento, por acomodación o por pura desconfianza. O por todo a la vez. Pero aun así, con la que está cayendo, ¿por qué no nos movilizamos? Todo el mundo parece coincidir en la incidencia brutal de la crisis sobre la vida cotidiana de la gente. Yo tengo mis dudas.

    No es que dude de la realidad de la crisis, ni de su impacto sobre las familias. Dudo que la crisis sea tan general como se dice. Porque creo que esta crisis es selectiva y enormemente clasista. Vamos, que afecta a unos más que a otros. Y desgraciadamente, esos otros, sólo la sufren, no hablan, no se expresan, viven en un limbo mediático sin eco alguno y, lo que es peor, no tienen mecanismos de movilización ni apoyos ideológicos que los represente, ni empuje hacia las barricadas contra este desierto de lo real y contra la perenne legitimación del actual estado del mundo.

    Y es que la gente a pie de obra, la que se encuentra en los bares, en los centros de trabajo, en los patios de vecindad, en la sala de espera del médico, se pregunta una y otra vez por qué nadie se rebela, nadie se moviliza más allá de la protesta políticamente correcta. Hay, a mi parecer, varias razones que, sin pretender sentar cátedra, explican esta inmovilidad, esta contención, este silencio acomodaticio.

    Hay una casta privilegiada y numerosa de ciudadanos blindados ante la crisis. Sus pecunios y sus estabilidades laborales no dependen de la fluctuación económica, porque sus ingresos -generalmente sujetos a contratos muy protegidos- provienen de corporaciones, administraciones, empresas, lobbys, grupos mediáticos y de poder muy asentados. Son la clase media y media alta representada por la clase política, el alto funcionariado sindical, la gran mayoría de la academia universitaria, los intelectuales pesebristas, los creadores de ideas, los cuadros empresariales medios y altos, el funcionariado de altas escalas, los cargos de confianza, la alta dirección y otros grupos ligados a las vanguardias empresariales de alto voltaje. No esperéis lectores nada de ellos. Su seguridad a medio y largo plazo está blindada porque están instalados en el garantismo vitalicio en el que nunca pasa nada. Y ellos no van a incitarnos a nada.

    Otro grupo no menos importante y muy influyente por su poder de seducción es el lobby de los medios de comunicación, actualmente en manos de un sector ideológico claramente neoliberal y socialdemócrata -cuando no reaccionario como es el caso del grupo Vocento e Intereconomía- claramente inofensivos en cuanto a crítica del modelo económico y absolutamente sumisos a las decisiones tomadas por el Gobierno de Zapatero. Su influencia es decisiva en el bloqueo de la movilización y de las ideas radicales y activistas.

    Actualmente los medios, muy pocos se salvan, despliegan un discurso socioeconómico de corte neofascista. Y es que una idea fuerza de gran calado recorre los editoriales, los artículos de opinión, los discursos políticos y los telediarios. Tras haber contribuido todos ellos al desguace ideológico de los mecanismos políticos de intervención y reglamentación de la economía en todo el mundo, se nos habla de la inevitabilidad del proceso deflactario actual. Esto es así y, según ellos, no hay otras opciones que las contrarreformas salvajes que en toda Europa están desmantelando los respectivos estados de bienestar.

    Estamos pues ante el fascismo de la inevitabilidad, hijo predilecto de la inmovilización social y de la involución política. Así que no esperéis lectores nada de éstos que dicen defender la libertad de opinión sustentados en la libertad de esta democracia selectiva.

    Por otro lado, casi nueve millones de personas en el reino de España sobreviven con enormes dificultades. Este enorme y potencial resorte de movilización tendría razones para iniciar un levantamiento sin precedentes. Pero no lo hace. De estos nueve millones, al menos dos millones no están amparados por ningún sistema de protección económica, es decir son los pobres severos acogidos por entidades, ONG, laicas y religiosas, y los servicios sociales, cuatro millones de personas se encuentran en desempleo, pero sólo el 6% recibe algún tipo de subsidio económico, casi un millón de personas mayores de 65 años malviven con 336,33 euros de pensión de por vida, y hay tres millones de personas que cobran pensiones mínimas cercanas al SMI, aproximadamente 640 euros mensuales.

    En conjunto, un sistema de protección social en su vertiente económica que cumple su misión de resguardo ante la adversidad, pero que actúa como modelo de contención paliativa y bloqueante de respuestas sociales. Y es que estos nueve millones de personas desempoderadas no tienen representación política ni sindical, la izquierda que ha usado sus votos los ha condenado al silencio y a la miseria, no tienen medios que les visibilice y no tienen fuerza organizada para provocar un levantamiento sin precedentes.

    Bastante tienen con sobrevivir. Así que de ellos tampoco esperéis nada porque los limitados ingresos con los que sobreviven paralizan toda vía de escape hacia las barricadas. Porque ese enorme potencial de lucha, esa enorme cantera para rebelión ha interiorizado también algo determinante. Creen que su malestar ya no es consecuencia de las relaciones de producción. Que esta crisis, en el fondo, debe ser resuelta de manera privada, adecuándose de manera personal ante la adversidad. Es decir, ese malestar, fruto de recortes sociales y laborales, despidos, reconversiones, paro de larga intensidad, precariedad laboral, exclusión social, pobreza endémica y otras medidas que sufren esos nueve millones de personas aquí y ahora, no requiere ya de una lectura social y mucho menos política. Por tanto, la respuesta tampoco se articulará desde lo social y comunitario, sino desde la absoluta individualización del conflicto. Como si cada uno de nosotros nos nutriésemos de la agonía del otro.

    Esto viene a confirmar las estrategias de individualización y patologización de numerosos malestares modernos. Así las cosas, parece que no hay salvación colectiva, y no la hay porque el capitalismo se nos presenta como el último horizonte de la socialidad humana. Porque en este matadero, cruzarse de brazos o sacar la espada son gestos igualmente vanos. ¿Es cierto esto? No lo sé. Lo que sé es que hay millones de razones para movilizarnos y la izquierda, política y sindical, supuestamente inteligente y real, se entretiene en banalidades absurdas, en proyectos de un solo tema olvidando su vocación universal.

    Es ella quien debe liderar un proyecto de rebelión. De lo contrario, el destino se presentará tan desnudo como un epitafio.

  3. Susana
    6 enero, 2011 en 0:58

    Solamente puedo decir que me ha encantado.

  4. manuel
    5 enero, 2011 en 22:26

    He leído esta entrada, ando bastante de acuerdo, excepto quizás en algunos matices, teniendo en cuenta que suelo diferir bastante con estas opiniones, no deja de ser sorprendente.

    Pero quiero dejar algunas cuestiones claras:

    Aunque yo sea del PSOE formo parte de su área Marxista. En mi opinión la gente y los analistas confunden las bases con la cúpula de un partido.

    El PSOE de Zapatero, es un fiel reflejo de un partido que desapareció, precisamente por la fuerza del PSOE. Este partido era el partido liberal. Hoy el PSOE es una copia calcada de aquel partido liberal que se desapareció.

    Si se cambia a Rajoy por Cánovas del Castillo y a Zapatero por Sagasta, no hay tanta diferencia.

    Equivocamos dos conceptos uno democracia, y otro bienestar , y no tienen que ir juntos, de hecho, en épocas revolucionarias cuando había pobreza muy elevada y sin embargo se alcanzó altas cotas de democracia.

    A principios del siglo 19 solo había 1% de ciudadanos que habitaban en grandes poblaciones, hoy las grandes poblaciones albergan al 50% de la sociedad y para finales de este siglo se alcanzará un posible 65%.

    El capitalismo y su poder se asienta en las grandes ciudades, la historia de la clase obrera se centra en la grandes ciudades.

    La decadencia de las grandes urbes, viene acompañada de la decadencia de la clase obrera. Cuando cayó la Unión Soviética, el mensaje que se le dio a la clase obrera toda tu estructura ya no es valida, debes comenzar de cero. La clase obrera ahora tiene que recuperarse de la decepción, aprender sus errores, e iniciar la construcción de unas nuevas estructuras y normas. Y eso lleva tiempo.

    Mientras esto sucede la clase obrera, ha olvidado algunos elementos básicos, uno sin agrupación laboral, no hay organización, los trabajadores aislados de sus compañeros, no son capaces de crear una organización de equipo, dos los derechos nunca se han conquistado pacíficamente, así que la famosas vías pacificas se resumen en claudicar ante la patronal.

    Así que todavía hay que elegir entre la miseria y la revolución, la burguesía nunca tuvo piedad con la aristocracia, por eso sigue en el poder.

    Los jóvenes obreros de hoy quieren que le regalen sus derechos, sin ningún tipo de sacrificio.

    La burguesía , el capitalismo no tiene ningún miedo a perder mercados, como cuando los “comunistas” le robaron medio planeta al capitalismo, pero hoy el planeta está a su disposición, no hay motivo para temer la pedida de mercados, la clase obrera ha renunciado a la lucha obrera, así que la burguesía hará desaparecer todos los derechos de los trabajadores regresando a niveles similares a los que regían en el siglo XIX.

    Tampoco son necesarias las clases medias, que funcionaban como tapón, así que durante esta crisis y las siguiente, las clases medias serán duramente atacadas, hasta reducirlas a una pequeña parte de los que son en la actualidad y para hacer eso hay que acabar con el estado de bienestar.

    Pero todo esto hay que hacerlo para que no se den cuenta, que su prosperidad se debe a la clase obrera.
    En una sociedad de la manipulación la supuesta piratería, España es uno de los países más piratas del mundo, pues estamos en el puesto cercano al 36, cualquier país civilizado nos supera. Pero en nuestra TV nos hechas, los ardores de una rubia inculta, fútbol a diario, música, escuche en la BBC durante 3 días un reportaje sobre la crisis inmobiliaria en España, y le dedicaron a 3 días por país, ese tiempo se lo dedicamos al futbol, ¿ entonces para que quieren una ley “Corcuera” digital como la ley Sinde ?.

    El objetivo es que no usemos nuestros conocimientos de idiomas para enterarnos de los que ocurre en nuestro país. Cuando el 11-M Aznar lo manipuló y gracias a la gente que sabía idiomas , se empezó a difundir la manipulación del gobierno, no engañan en todo, incluso gente sincera no cae en sus trampas.

    Ejemplos la mortalidad de los accidentes de carretera. El tabaco, pues los accidentes más normales son los suicidios, la práctica del deporte, accidentes de trabajo, accidente caseros, etc. antes que el vehículo o la violencia de genero, etc.

    En mi opinión, esta no es una crisis económica, es una crisis de la sociedad urbana, la especulación inmobiliaria fue gestada para la sociedad urbana a costa del expolio de la sociedad rural, los sociólogos con palabra más bonitas dicen que durante la primera mitad de este siglo, la brecha entre ricos y pobres será más profunda, las clases se distanciarán, es decir la polarización social, la ruptura entre la sociedad urbana y la rural, también entrarán en polarización, es mejor un campo de recreo para los turistas urbanos que un campo de patatas y a mediados de este siglo surgirá el conflicto que durará como mínimo 2 siglos.

    La cultura del miedo, es importante, quien vaya a USA , podrá observar que es su calles no hay gente paseando, tampoco hay bares, todo es comida rápida, y en un mundo donde todo es rápido y sin comunicarte con tus semejantes, la única manera de estar informado es por la TV, la radio e Internet. Así que hay que controlar todos esos mecanismos.

    Por ejemplo yo, estoy atrapado por el empleo precario en la ciudad, no quiero formar parte de esto, pero no puedo irme a vivir fuera de mi ciudad , pues no tengo medios.

    Mi hermana es “ácrata, ecologistas, etc.” yo teóricamente soy más conservador, pero mi hermana busco la seguridad de ser funcionario, cuando le dije en noche buena que existía un programa que lo que hace es que todos los movimientos del usuario se adjudican a un funcionario de un banco, por ejemplo si entra en una página porno, queda registrado que un funcionario de un banco ha sido quien ha entrado, esto no perjudica a nadie, bueno pues mi hermana empezó a decir que eso era malo para los bancos, bueno que lo lógico es cada uno navegue son su identidad autentica. Y eso que ella es la anarquista.

    Es cierto que soy algo conservador, sino no estaría en el PSOE, lo malo es que la supuesta gente de izquierdas, cada vez la veo más conservadores, más defensores del sistema capitalista. Son muy de izquierdas, pero no le hagas daño a los banco, solo llamarles ladrones, la Sinde es mala persona, pero la piratería hace mucho daño, yo soy anarquista pero me hago Guardia Civil , pero sigo siendo anarquista.

    Lo malo de todo esto, es que yo soy el conservador, y creo que este cinismo político, es muy perjudicial.

    Al final se aceptan cosas como que dar dinero a los bancos es crear empleo, se acepta que si un empresario tiene beneficios dará trabajo, se puede tener beneficios y no dar trabajo.

    Por eso creo que de esta crisis, se va sacar poco en claro, la gente de izquierdas se auto-complacen diciendo , “que solo quedamos nosotros, los verdaderos, la vieja guardia”, la gente joven no tienen mecanismos para resolver sus problemas, así que es una crisis que está en vía muerta, y por tanto se tendrá que repetir.
    Bueno , a pesar de Zapatero.

  5. asastasia
  6. 5 enero, 2011 en 14:25

    El ministro de trabajo, don Valerio Gómez, llega a plantear que como se vive más hay que retrasar la edad de jubilación, como si vivir fuera para trabajar… para ellos, para los ricos, porque son quienes se benefician del abaratamiento del empleo. Y eso que ha sido sindicalista. ¿Pero que hubiese sido de todo esto con el PP en el poder?

    • 5 enero, 2011 en 23:36

      Desde mi punto de vista lo mismo, pero con una respuesta de los sindicatos, que hubiera impedido tanta brutalidad. El trabajo sucio lo ha realizado la socialdemocracia para que luego desarrolle ese diseño la derecha. Este es el gran fraude.

  7. 5 enero, 2011 en 12:29

    Os paso un texto que creo sirve de complemento a lo aquí expuesto.

    http://rafaparrado.wordpress.com/2011/01/04/el-baile-de-los-malditos/

  8. alfredo
    4 enero, 2011 en 13:54

    Hay un sindicalismo realmente diferente, la CNT. Si fuera potente, otro gallo nos cantaría.

    Pero al sindicalismo libertario, tenemos que unir movimiento ciudadano o social. Antaño fueron los Consejos.

    • 5 enero, 2011 en 6:21

      Aquí ya se ha probado de todo, por la izquierda, el centro…, y todo ha fracasado. Nos queda aplicar EL COMUNISMO LIBERTARIO…

  9. Ramiro
    4 enero, 2011 en 9:02

    Un debate interesante, pero no deberíamos de caer en la trampa, siempre la misma, de discutir si son galgos o podencos, porque nos acabarán comiendo en el fragor de la discusión.

    Es necesario marcarnos unos objetivos y luchar por ellos. Y no ver en quien nos contradice un enemigo, sino en quienes nos aplastan con su bota destructora.

  10. 4 enero, 2011 en 3:38

    ¡DE NUEVO LAS VERDADES DEL BARQUERO! y, mientras tanto, algún que otro sindicalista desfasado, de CCOO, insistiendo en que la Tierra es plana y que es el Sol el que da vueltas a nuestro alrededor.

    Lo que menos comprendo, por venir de quien viene, es esa inquina contra el autor, por parte de un esforzado defensor de la clase obrera. ¿Esta actitud no sería más propia del clero del siglo XVI, ciego a la verdad por mantener el poder, y de la ortodoxa Inquisición contra Galileo…?.

    Mejor dialogamos sobre la renta básica en vez de montar una especie de Santo Oficio sindical para escenificar nuevos “autos de fe”. ¡Hay que ponerse al día señores y señoritas! ¡Entérense camaradas, compañeros del alma, compañeros…! POR LA RENTA BÁSICA HAY GENTE A LA VANGUARDIA DE CCOO, UGT y hasta de USO…

    Vez, si no, quiénes fueron, por fin, la parte más novedosa e interesada en el último y X Simposio de la Red Renta Básica, celebrado el pasado noviembre en Gijón.

    Para desgracia del progreso social, la inmensa mayoría, incluso entre los sindicalistas de mejor voluntad, no son capaces de pensar más allá de los caminos trillados, de la ancestral obsesión por el trabajo en forma de explotación por cuenta ajena o propia. Están todavía en la vieja y desfasada doctrina paulina, ya superada por la teología crítica moderna, de: “el que no trabaje que no coma”.

    El problema es hoy muy otro si tenemos en cuenta las conclusiones de estudios recientes, como el de Miguel Laparra: “El impacto de la crisis en la cohesión social o el surf de los hogares españoles en el modelo de integración de la «sociedad líquida»” (Documentación social, 158 (julio-septiembre 2010), 97-130.

    El profesor Laparra, sociólogo de reconocido prestigio de la Universidad Pública de Navarra (e-mail: laparra@unavarra.es), estudia las consecuencias de la crisis económico-financiero-fiscal sobre las condiciones de vida de la población española y la cohesión social en su conjunto, entre el segundo semestre de 2007 y el segundo de 2009. El sistema de indicadores y el índice de exclusión social del estudio son los elaborados para el VI informe FOESSA de 2007.

    La encuesta panel de 2009 repite el cuestionario base de 2007 a una muestra representativa de 3.500 hogares españoles, para observar los cambios experimentados “y valorar, de este modo, la forma en que la crisis estaba afectando a los procesos de integración y de exclusión social en el conjunto de la sociedad española”. Entre las conclusiones finales aparecen afirmaciones que debieran hacer reflexionar a quienes todavía rechazan la conveniencia de la renta básica:

    – “Tenemos un modelo de integración social excesivamente basado en la dinámica del mercado (del trabajo, de la vivienda, del crédito,…) y que ofrece pocos elementos sólidos a los que amarrarse en tiempos de dificultad”.

    – “La crisis ha puesto de manifiesto las insuficiencias de nuestro sistema de protección social, a pesar de las nuevas medidas y complementos puestos en marcha para los parados. La falta de una garantía de recursos mínimos ha colocado a ciertos grupos sociales en una auténtica situación de desprotección.”

    – “Siendo el desempleo el principal problema social que nos ha traído esta crisis, la protección al desempleo no puede ser la única vía de transferencia de recursos hacia las víctimas de la misma.[…]Paralelamente a la protección por desempleo, debería atenderse también la situación del conjunto del hogar para que el esfuerzo redistributivo llegue también hacia aquellos que más lo necesitan.”

    – “Finalmente, las políticas activas de empleo no deberían esperar a que se supere la crisis. Curiosamente, en el debate sobre la reforma laboral ha aparecido un planteamiento que concibe las políticas activas fundamentalmente como elemento punitivo y disuasorio frente a la protección social, para que los parados renuncien a las prestaciones y acepten empleos precarios.

    – “Más bien al contrario, las políticas activas deberían anticiparse a esa salida de la crisis y ser más bien la base de la misma, como parte de ese nuevo modelo de desarrollo que se pretende construir”.

    – “La intensidad de las fluctuaciones en la dinámica entre la integración y la exclusión nos indica la importancia de esta estrategia de activación, pero concebida como derecho y como oportunidad para muchas personas en situaciones vulnerables y de exclusión social. Parece muy conveniente dotar a las personas de mas capacidades, de mejores instrumentos para prevenir en lo posible los procesos de caída (principal causa del empeoramiento de nuestra cohesión social) y para que les puedan ayudar también a superar los procesos de exclusión social Necesitamos desde ya construir más itinerarios positivos de integración social y laboral, que también son importantes cuantitativamente incluso en contextos en los que el mercado de trabajo se presenta especialmente poco dinámico”.

    – “Con más protección y más seguridad, con más activación y más capacidades, con una concepción más multidimensional, necesitamos construir otro modelo de integración social, con unas bases más sólidas. El surfing puede ser divertido, pero si se quiere mantener uno de pie, lo mejor es pasear por la arena de la playa”.

  11. Elías Gorostiaga
    3 enero, 2011 en 16:25

    Nuestros hijos, tendrán que luchar si quieren ver algo más que una pensión básica o una renta básica y la lucha es larga y fatiga.

    No todo el mundo tiene la fuerza suficiente para beber de esas tazas de té…

  12. javier
    3 enero, 2011 en 13:31

    EL ARTÍCULO REFLEJA SIN DUDA LA REALIDAD QUE MUCHOS VEN PERO QUE POCOS SE ATREVEN A DENUNCIAR ABIERTAMENTE.

    ESTE MODELO CAPITALISTA NEO-LIBERAL, SOLO HA TRAÍDO INJUSTICIAS,ENGAÑOS,FALTA DE REALIDAD, ESPEJISMO Y LA MAYOR DIFERENCIA SOCIAL Y ECONÓMICA NORTE-SUR JAMAS SOÑADA.

    EN EL FONDO Y EN LA FORMA EL CAPITALISMO VORAZ CON SUS LEYES DE MERCADO LIBRE LO ÚNICO QUE HA HECHO ES PONER EN EVIDENCIA UNA FORMA DE VIDA QUE NOS LLEVA AL DESASTRE COMO RAZA HUMANA.

    ESTE MOMENTO ACTUAL HISTÓRICO NECESITA DE LA REBELIÓN CONSCIENTE DE LA CIUDADANÍA, DE UNA VEZ POR TODAS ES NECESARIO QUE NOS UNAMOS DE VERDAD Y QUE DESPERTEMOS DE ESTE MAL SUEÑO QUE NOS LLEVA AL CAOS Y AL DESASTRE.

    PERO PARA DAR UN ENFOQUE POSITIVO QUIERO RECALCAR INICIATIVAS QUE SE ESTÁN REALIZANDO AHORA MISMO EN ESTE PRESENTE, NO SON UTOPÍAS, SON SUEÑOS DE PERSONAS UNIDAS QUE CONFORMAN UNA REALIDAD, EN EL DÍA A DÍA.

    HABLO DE FIARE UNA BANCA EN MANOS DE LA CIUDADANIA.WWW.proyectofiare.com, ESTE PROYECTO NACE PARA CONSTRUIR UNA HERRAMIENTA DE INTERMEDIACIÓN FINANCIERA QUE PERMITA DIRIGIR EL AHORRO DE PERSONAS, FAMILIAS Y ORGANIZACIONES HACIA PROYECTOS QUE SUPONEN UNA TRANSFORMACIÓN DE NUESTRA SOCIEDAD.RESCATAR EL VALOR SOCIAL DEL DINERO Y LA ACTIVIDAD ECONÓMICA PONIÉNDOLOS AL SERVICIO DE UN MUNDO MAS JUSTO, HUMANO Y SOSTENIBLE.FIARE CUENTA ACTUALMENTE CON UNA RED DE MÁS DE 400 ORGANIZACIONES A NIVEL NACIONAL Y MÁS DE 1000 PERSONAS QUE ESTÁN TRABAJANDO PARA CONSTRUIR UN MUNDO MAS HUMANO DESDE LO LOCAL. MÁS DE 100 PROYECTOS FINANCIADOS EN AREAS DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO, LA INSERCIÓN SOCIAL DE PERSONAS EN SITUACIÓN DE RIESGO O EXCLUSIÓN SOCIAL, SOSTENIBILIDAD MEDIAMBIENTAL, AGRICULTURA ECOLÓGICA O EL COOPERATIVISMO.FIARE ES UNA PEQUEÑA REVOLUCIÓN SOCIAL QUE YA ESTA EN MARCHA.

    EN LEÓN EL GRUPO DE TRABAJO SE ESTÁ AMPLIANDO, NOS JUNTAMOS EN LA ASOCIACIÓN DE CONSUMIDORES ECOLÓGICOS “LA SEMILLA” TODOS LOS MIÉRCOLES DE 18 A 21 HORAS.CALLE SAN GUILLERMO, ANTIGUA LIBRERÍA PUMUKI.POR ESO SIEMPRE TENEMOS QUE VER LA TAZA MEDIO LLENA, QUEDA MUCHO TRABAJO POR HACER PERO SIN DUDA ALGO GRANDE SE MUEVE EN EL PLANETA Y NO PODEMOS SER YA EN ESTE MOMENTO SUJETOS PASIVOS.

    NUESTROS HIJOS NO SE LO MERECEN Y TAMPOCO LA MADRE TIERRA QUE TANTO NOS HA DADO Y QUE NOSOTROS CON NUESTRA CODICIA Y EGOÍSMO SOLO LE HEMOS OCASIONADO EN 200 AÑOS LO QUE EN MILLONES DE AÑOS DE EVOLUCIÓN JAMAS OCURRIÓ, LA DESTRUCCIÓN CONSCIENTE DEL PLANETA MAS HERMOSO Y LLENO DE VIDA DE NUESTRO SISTEMA.DESEO TAMBIÉN DAR LAS GRACIAS A TODAS LAS PERSONAS QUE EN SU DÍA A DÍA TRABAJAN EN LO LOCAL, PERSONAS ANÓNIMAS QUE CON SU EJEMPLO DE VIDA HACEN DE ESTE MUNDO UN LUGAR DONDE MEREZCA LA PENA EXISTIR Y SER.

    UN ABRAZO FUERTE PARA TODOS Y FELIZ 2011, QUE PODAMOS SOÑAR Y CREAR JUNTOS PRESENTE EN UNIDAD.

  13. victoriano
    3 enero, 2011 en 11:48

    Por desgracia hoy quedamos muy poco dispuestos, aunque solo sea, a hablar de los sueños de Buenaventura Durruti.

    Por desgracia los anarkistas como Durruti, puestos a hablar claro, solo han hecho, en general de buena fe, arar el campo por el que ahora siembran y recogen los anarko-capititalistas.

    No va a venir un diluvio de masas a salvarse, no Ramiro, tenía razón Lenin, al menos en las primeras premisas para construir una alternativa. Para enfrentarse a la organización de los propietarios que funcionan como un estado mayor y tienen bajo su mando a todos los ejércitos del mundo, con muchos mejores sistemas de comunicación entre ejércitos de los que tuvieron los de la Santa Alianza, para reprimir la Comuna, es preciso que la clase trabajadora tome conciencia de la dificultad de cualquier rebelión.

    Tomada conciencia de la dificultad, es preciso organizarse, sin prisas absurdas, sin sueños sobre eso de la llegada de la lluvia.

    Las cúpulas sindicales saben que hay gente pasando hambre, pero saben también que incluso esos que pasan hambre han sido “sometidos” y que no luchan ni se afilian a los sindicatos ni van a ningún acto de protesta.

    Somos gente como yo, que ya no tengo nada por lo que luchar, porque he perdido todas las batallas importantes, los únicos que seguimos en la brecha.

    Podemos seguir como hemos estado en los Verdes tirando contra las únicas estructuras que, al menos, reúnen aun algunos obreros. Podemos repetir todo aquello del Partido-antipartido, mientras el PPPSOE se organiza cada día mejor como un partido-partido.

    Pero lo mejor sería, de una vez por todas, ser lo que decimos ser y racionalmente comenzar el trabajo de hormiga que recomendaba Lenin…esta vez sin armas, Ramiro porque (en eso tenía razón Petra Kelly y W. Reich) esta vez lo que hemos de conquistar no es el palacio de invierno sino el reducto vivo que aun quede en la cabeza de los humanos.

    Saludos

    Victoriano

  14. victoriano
    3 enero, 2011 en 10:18

    Comparto la mayoría de lo que dices en este artículo. No puedo compartir esa permanente crítica, sin dar alternativas, a los sindicatos.

    Sin sindicatos la clase obrera no podrá resistir y mas tarde ponerse a la cabeza de una reforma radical del sistema capitalista y mas tarde en un cambio de sistema.

    Con todas sus limitaciones las organizaciones de la clase obrera, los sindicatos, son los únicos que aún hoy hacen frente a las patronales y al terrorismo de los propietarios.

    Tenemos que pensar seriamente hasta donde nuestros ataques a las únicas organizaciones de masas que aún están en pie, no terminan siendo lo que les falta a los anarko-capitalistas en su lucha triunfante contra la racionalidad.

    Victoriano

    • 3 enero, 2011 en 10:30

      La alternativa está en una rebelión de las bases sindicales, la activación del movimiento social y ciudadano que ha sido desmantelado.

      La alternativa está en un debate de objetivos de los sindicatos, mantener la estructura a cualquier precio o plantear objetivos de justicia y libertad para todos y luchar por ellos.

      Mucha gente que hemos arriesgado muchas cosas por el cambio nos sentimos estafados. Cambió para que no cambiara nada.

      La alternativa es decir las cosas claramente y decir a las cúpulas sindicales que existimos gente en paro sin nada, que no hay trabajo suficiente, pero sí dinero, que no hagan de teloneros para la explotación por la que reciben tantas subvenciones.

      La alternativa está en luchar por la justicia, el pan y la libertad. Como suele decir Horacio García Pacios “Renta Básica y libertad”.

      Hoy somos francotiradores, mañana seremos la lluvia que riegue un nuevo mundo que, como dijo Buenaventura Durruti, late en nuestros corazones.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s