Inicio > actualidad, economía, Política > El cisne de Nassim

El cisne de Nassim

Un libro  publicado recientemente nos puede ayudar a comprender el fenómeno del 15 M y las rebeliones sociales en los países árabes. Es “El cisne negro” del matemático libanés Nassim Nicholas Taleb, subtitulado “El impacto de los altamente improbable”.

 

Los cisnes son blancos y así los solemos imaginar y definir, pero también los hay de color negro, lo cual desde el empirismo de la realidad nos desmiente lo que nos imaginamos. Este ejemplo le sirve a Nassim para dar título a su obra  a modo de metáfora de  los sucesos no predecibles y que se convierten en fenómenos sociales.


Un cisne negro es un suceso raro, en el sentido de que no es previsible que vaya a suceder, que provoca un gran impacto en la sociedad o en nuestra vida personal y sobre el cual se inventan teorías o explicaciones después de que haya sucedido, las cuales poco o nada tienen que ver con la causa de lo sucedido, porque suele ser como consecuencia del azar y de un conjunto de casualidades, aunque haya motivaciones de fondo, pero éstas por sí solas no funcionan como impulso de los hechos.


Para Nassim la lógica de los cisnes negros es que es más importante en lo que sicede los que no sabemos que lo que conocemos, y cuando ocurre es porque no se espera que va a suceder. Ejemplos de la historia reciente son la caída del muro de Berlín, que unas horas antes nadie se lo imaginaba, incluso decir que pudiera suceder sonaba extraño y una fantasía utópica. O por ejemplo los atentados de las torres gemelas en Nueva York y los otros dos atentados al mismo tiempo el 11 S. Y el 15 M que nadie pensó que pudiera suceder y que se extendiese tanto entre los jóvenes y el resto de la sociedad y que funcionase de una manera atípica de como lo hacen las organizaciones.


Un suceso sucede porque no se espera que va a suceder”, escribe el matemático libanés, respecto a lo cual advierte que no se comprenden las cadenas causales, por lo cual hay que estar siempre en un estado de incertidumbre.


Por mi parte creo que no responde tanto del azar, sí en gran medida, pero no del todo o no solamente. Para que  ocurra determinado hecho siempre hay precedentes que han fracasado, es decir no es un azar sobre la nada, ni algo que sucede en la estadística de la suerte sin más. No. Basta analizar los ejemplos que hemos advertido, dos de los cuales los pone el autor como ejemplos.


Primero tiene que haber una persona o varias o muchas que quieren que eso suceda y estén en ese empeño. En la caída del muro de Berlín mucha gente quería que sucediese y hubo grupos clandestinos y opciones políticas que lo plantearon y pareció imposible hasta el mismo momento en que pasó, por una serie de casualidades. En los atentados de las torres gemelas idem, había un grupo que estaba detrás de cometer un gran atentado en suelo de EE.UU. Y en lo del 15 M el malestar, el hartazgo con respecto a los políticos y a sus privilegios y a su cinismo y a su falta de representatividad que se apoderan de ella era cada vez más evidente.


Y en segundo lugar para que algo suceda de esa manera imprevisible es porque se ha intentado de otras muchas maneras que pase, y no se ha logrado, pero en un momento determinado, sin saber exactamente porqué, y aquí sí que entra el azar y lo no controlable, sucede. Miles de personas intentaron en Alemania del Este saltar el muro, asociaciones y colectivos de Berlín Oeste protestaron y se manifestaron en contra de que siguiera aquel símbolo de la división europea en dos bloques, sin conseguir nunca nada. Los atentados contra intereses americanos fueron reiterados y otros intentos se repitieron sin que se lograse su objetivo, hasta que en un momento determinado un grupo de gente lo consiguió. 


El 15 M logró empezar en una acampada que creció y creció y ha tenido un gran impacto social, pero ya hubo intentos anteriormente con la cadena de parados que quiso acampar frente a la plaza del Congreso, pero por diversos motivos, infiltración de los servicios secretos, falta de coordinación, nadie que atrajese gente suficiente se consiguió. También hubo intentos de una gran movilización por parte de los estudiantes contra el plan Bolonia, sin lograr tener la repercusión necesaria, lo mismo con colectivos afectados por las hipotecas. No pocas organizaciones han querido movilizar a la sociedad contra la gestión de la crisis, y nada. Hasta que en un momento determinado una acampada bajo el lema “Democracia Real”, lo consiguió. Pudo haberse quedado en un intento, pero consiguió difundirse y tener una repercusión en la sociedad sin un motivo especialmente diferente a los demás intentos.


Cuando Ramón y Cajal recibió el premio Nobel comentó que en gran medida su descubrimiento fue gracias a los muchos científicos que siguieron caminos equivocados, que no dieron con sus resultados, porque gracias a ellos él pudo seguir otros, sin saber qué encontraría al final de sus indagaciones, consiguiéndolo por fin, pero pudo no haberlo conseguido, eligió una línea de investigación para ver adonde llegaba, como hicieron otros colegas suyos que no consiguieron nada. En este sentido Nassim dice “no descubrir nada es algo valioso, porque forma parte del proceso del descubrimiento”.


Concluye este libro que comentamos con la idea de que la Historia está determinada por sucesos improbables, que acaban sucediendo, pero no se sabe cuáles serán, muchas veces no nos los imaginamos, por eso un Cisne Negro es un fenómenos inesperado. Y muchos hechos que se quieren explicar con teorías y análisis lo que hacen es ajustar sus discursos a la nueva realidad que sucede, pero carecen de verificación al no haber unas causas concretas que lo determinen. De esta manera advierte el autor que una teoría social se establece más por contagio que por su validez.

Anuncios
  1. 3 enero, 2012 en 21:44

    El seis de Junio aún podían quedar dudas sobre hacia donde querían llevarnos los del 15m y Dry. Hoy ya sabemos: QUERIAN QUE EN ESPAÑA GANARA EL PP Y YA LO HAN CONSEGUIDO.

    Ahora tienen a tiro a Obama, ya han destapado a Ron Paul (jefe del Tea Party y uno de los responsables del pensamiento anarcocapitalista (libertariano).

    Las teorías del caos (una mariposa que mueve sus alas en Senegal puede provocar un huracán en Brasil) están siendo estudiadas y puestas en práctica a favor del capitalismo mas extremo.

    No hay “cisnes negros” que no puedan ser detectados. Por el contrario hay diseñadores de “hechos poco previsibles”.

    En vez de ayudar a los niños a moverse en medios poco previsibles y aprender a defenderse de los hechos irreversibles, se incita a todos a vivir sin pensar y si alguien lo intenta los “creadores de cisnes negros” sencillamente recurren al acondicionamiento tipo “TRENES DE MADRID” o “intervención pacifica de la OTAN en Libia”.

    Las primaveras árabes y el 15m no son cisnes… solo son la preparación del terreno para que un poco mas tarde meternos a todos en la guerra mundial, que a su vez es la preparación de la MINARQUIA.

  2. Jose Miguel
    6 junio, 2011 en 20:25

    El cisne Negro y el libro del Sr. Nassim Nicholas Taleb, me parece interesante, en cuanto dictamina que principalmente los hechos sociales son extremos y por tanto sujetos con mayor probabilidad a la incertidumbre. En el mismo sentido, está en contra de la campana de Gaus para las predicciones en inversiones, ya que hechos como los Cisnes Negros desbaratan cualquier certeza.

    A partir de ahí, no es tanto la incertidumbre como el hecho imprevisible por no pensar que determinadas cosas improbables sucedan.

    Lo estamos viendo con la energía nuclear y Japón. Algo probable es descartado pero sucede y pone en jaque a todo el sistema y a toda la sociedad.

    Lo que principalmente transmite el Autor es que estos sucesos improbables suceden más a menudo de lo que pensamos.

    Enhorabuena por el articulo.

  3. Horac
    6 junio, 2011 en 18:54

    El cisne nos importa a nosotros, pero el cisne, blanco, negro o “pinto”, de colorines, pasa de nosotros.

  4. 6 junio, 2011 en 17:12

    El cambio de paradigma. De una forma u otra las sociedades evolucionan hacia la destrucción y reconstrucción, el padre creador y los hijos destructores del padre, para poder ser padres. Y en eso estamos, equivocados pero siempre en el camino. Al cisne le da lo mismo ser blanco que negro, solo le importa una cosa, ser cisne.

  5. Mario Cordero
    6 junio, 2011 en 14:50

    Creo que este análisis de lo fallido a lo realizado da un ímpetu a la Renta Básica que quizá se logrará bajo otro nombre o bajo otros líderes. Yo pienso que las ideas Georgistas corren el mismo rumbo. Se han presentado tantas conferencias y tantas personas han dicho sí al momento de estar presentes y luego se olvidan al oír nuevas ideas.

    La RB podría usar el modo de financiarla usando las premisas de recaudar los valores sociales de la tierra(y desde luego los recursos naturales incluyendo al espectro electromagnético) para lograr atenuar los males sociales, mientras que las ideas Georgistas serían aceptadas bajo el manto de la Renta Básica.

    El principio de compromiso es una forma de balance en que todos ganan o todos pierden, pero al final algo se logra. No son caminos equivocados como dice Ramón y Cajal, sino que los medios que usaron no eran propios para obtener el fin deseado, pues nadie empieza un proyecto deseando fallar. Claro hay gente que tiene ganas de trabajar pero se las aguanta.

    Se dice que hay un gen negro en cada uno de nosotros, pues nuestro origen común como humanos es de descendencia africana, así es que el patito feo puede ser el que llegue a ser el festejado y no abandonado.

    Sigamos nuestros esfuerzos con la esperanza de que algún día o alguien logre implantar aquello por lo que hemos luchado. ¡Adelante Sancho! que la Dulcinea espera.

  6. victoriano fernandez
    6 junio, 2011 en 14:05

    Lo que yo traté de decir, cuando hablé contigo sobre el azar y su presnecia en la vida, con las limitaciones que tengo, por falta de formación científica, fue que como todo lo que sucede responde en gran medida a sucesos poco predecibles…

    Hemos de aprender a vivir en medios de esas leyes caóticas que nos gobiernan… Si aprendemos a vivir en ese mundo en parte impredecible, podremos evitar que algunos hagan algoritmos precisos, contando con lo impredecible y nos engañen.

    No me quedan dudas de que el 15-m ha sido diseñado en sus más mínimos detalles con la utilización de DAFOS muy precisos. Las debilidades y las fortalezas están siendo analizadas de manera permanente… y corregidas… como lo fueron en los tiempos de la Perestroika. Tu y yo tenemos muchos datos de la perestroika, no podía saber el día y la hora de la “voladura controlada del muro” pero sabíamos con ABRAHAN GUILLEN que iba a ser volado antes del 90-92.

    Igual ahora es muy fácil detectar que el fascismo de nuevo tipo está llegando… solo nos queda una “fortaleza”: tratar de llegar a la cabeza de los diseñadores y advertirles que quizá la “debilidad” mayor sea que hasta sus hijos y nietos pueden recibir una pedrada en eso que tienen tan controlado… y que el lanzador de la piedra puede ser otro de sus hijos… porque en un movimiento de masas como el que han montado… indiferentemente de que llegue como movimiento al objetivo buscado, nadie puede prever los “detalles menores”.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s