Inicio > actualidad, economía, Renta Básica > De la eurozona al eurocero

De la eurozona al eurocero

Disculpa amable lector que éste sea un artículo largo, pero es un tema muy importante y complejo que requiere una explicación clara. Voy a contar algo que se oculta, cuando todos hacen como en el cuento del rey al que visten con un traje de hilos de oro que sólo ven las personas inteligentes, todos los cortesanos halagan el traje hasta que un niño dice ¡el rey está desnudo!.

.

El euro y el sistema monetario mundial están desnudos, asistimos al derrumbe de un modelo que lleva en su esencia la solución, una nueva semilla de un modelo nuevo y diferente que nadie quiere ver, porque no se concibe que una semilla sea con el tiempo un árbol. Veamos:

 .

Sólo sabiendo lo que sucede realmente podremos entender qué está pasando en la economía, porque se haga lo que se haga no va a solucionar nada, porque únicamente podremos encontrar soluciones que nos permitan salir de la crisis cuando las mismas nos permitan salir del sistema económico actual, que no es que esté en crisis, sino que es crisis, por eso hace pocos años se habló de refundar el capitalismo, cuando ahora nos encontramos en una huida hacia delante que podemos comparar a cuando hemos perdido el control del coche y decimos “¡que me la pego, que me la pego!”, hasta salirnos de la carretera y estrellarnos o maniobrar, siendo esto último lo que pretendo hacer al darnos cuenta del peligro que se avecina, pues como decía mi padre “un buen diagnóstico es más de la mitad para curar al enfermo”.

 .

Todo lo que se hace actualmente al aplicar la política económica impuesta por la autoridad monetaria, FMI y Banco Mundial, sirven para alargar la agonía a la espera del golpe para ver qué se puede hacer. El tiempo pasa y se empieza a buscar culpables externos y a exigir más medidas de austeridad. Se ha caído en un fanatismo económico que impide ver qué hay de cierto o no en los diversos diagnósticos que se hacen. Lo mismo ocurre con las soluciones que  proponen los estados y organismos internacionales, actúan de la misma manera que quienes se obsesionan con una creencia donde la fe queda a un lado para que funcione la obsesión. Cuando el líder de una organización proclama el fin del mundo o que va a suceder un hecho significativo y no sucede, el fanático no se plantea que el líder o bien se equivocó o  mintió porque no se cumplió, sino que el fanático piensa que la culpa es de ellos, que no se ha cumplido la profecía por rezar poco y rezan más, o que aún no hay suficientes adeptos y se lanzan a captar a más y se pospone ese apocalipsis para más adelante, sucederá lo mismo: no se cumplirá y la reacción será la misma manera, como está pasando hoy en la economía.

 .

Se está aplazando el derrumbe financiero a la espera de que pase algo, de no se sabe qué, en lugar de aplicar la razón y ver qué sucede y qué soluciones hay, ocurre que hay grupos que viven de la crisis, de que vaya a más sin que nada les importe, es una locura, una más como ha sucedido a lo largo de la historia y siempre se reacciona tarde, los dueños del mundo, propietarios de los grandes capitales, se consideran los elegidos, imponen las pautas políticas sin importar en este ejercicio de Poder que caigan por su empeño miles de millones de personas a nivel mundial acuciados por el hambre, las deudas, la imposibilidad de vivir dignamente, sin ver que no tiene sentido, que no lleva a ninguna parte, pero están empeñados en eso porque la economía ha caído en el fanatismo y los poderosos sólo ven lo que su obsesión les hace ver. Es necesario apreciar este hecho para comprender la gestión de la crisis.

 .

Hoy la mano invisible de la que habla Adam Smith no genera riqueza, con las iniciativas individuales, sino que se ha convertido en una mano asesina que estrangula a una gran parte de la sociedad, porque ha dejado de ser la acción espontánea de muchos seres, como se refiere Adam, para convertirse en una gran mano monstruosa que actúa a escondidas, que ha adquirido un gran poder. Cuando se habla de que los mercados suben las primas de riesgo en realidad no son mercados reales, sino grande capitales que funcionan desde la invisibilidad económica, por criterios de voluntad de poder, exactamente tal como descubre y retrata Nietzsche en su obra, voluntad que no es controlable desde la economía porque la trasciende y la domina: “antes se hacían las cosas por la voluntad de Dios, hoy se hace por la voluntad del oro, es decir por lo que hoy produce el sentimiento de poder más elevado y la mayor tranquilidad de la conciencia (del pueblo)”.

 .

Uno de los errores más extendidos en el análisis de la crisis es achacar sus causas a las hipotecas basura, a la burbuja inmobiliaria, al déficit de los estados, a la deuda bancaria que ha cortado el suministro de los créditos, todo lo cual son síntomas y no causas de la crisis, por tal motivo cada vez que se realizan reajustes, rescates a los bancos, la intervención a países como el caso de Grecia, Irlanda o Portugal, ahora España y Chipre no funciona porque las causas siguen estando y por lo tanto los estados y los organismos internacionales insisten en potenciar el crecimiento económico, pero éste no llega y cuando lo hace en algunos países como Alemania o Dinamarca no resuelve los problemas del paro que en algunos casos se disimula con contratos míseros que ha creado una nueva clase de pobreza, la pobreza laboral, la cual crece enormemente en los Estados Unidos de América, siendo la fórmula base de desarrollo en China, lo cual se quiere generalizar como una onda expansiva en la economía global siendo un efecto engañoso y a la larga insostenible.

 .

Estos síntomas son una reacción a algo más profundo que sucede en la economía, a las auténticas causas que se han agudizado en Europa porque tiene otra causa a mayores. La causa fundamental a nivel mundial en los países ricos es que la tecnología ha sustituido una gran parte del trabajo, aunque parezca obvio es un fenómeno nuevo que define una nueva civilización, es por lo tanto necesario adaptarse. Con lo cual la causa de la actual crisis, que es una crisis dentro de otras que a su vez están dentro de otras, es que se quiera mantener la relación del empleo con el salario, al menos con un salario de supervivencia, el cual ya debe ser garantizado previo al empleo, porque la tecnología produce la misma riqueza o más sustituyendo el empleo.

 .

Insistir en crear empleos es lo que ha llevado a una crisis sin precedentes, lo cual no se quiere reconocer. También nos ha llevado a una situación límite de destrucción de la naturaleza que en la economía ha llegado a un peligroso sinsentido: la pérdida de valor del dinero como vamos a analizar,  cuestión ésta vital que nos afecta y que no quieren reconocer los directivos de las instituciones financieras internacionales. Se apunta a lograr un crecimiento económico que no puede ser y si se lograse no servirá para nada, porque cualquier medida que se tome si quiere tener un mínimo de eficacia debe actuar desde el consumo, no desde la productividad, porque el mercado está saturado y ha de encontrar su equilibrio, pero se insiste en crecer incentivando la productividad con el fin de crear empleo, lo cual fracasa una y otra vez, sea con medidas keynesianas (Plan E) o medidas liberales (privatizaciones), ambas sobre la base de devaluar el empleo (reforma laboral), sin que sirva para nada.En los modelos comunistas se perdió el valor del trabajo, convertido finalmente en una cuestión disciplinaria sin sentido económico.

 .

Una parte del empleo actual no produce riqueza, sino más bien exige dinero público para mantenerse, caso de la minería, de la agricultura, de industrias que son subvencionadas, aeropuertos, Antibióticos en León, etc. Es decir, se ha invertido el proceso económico que anula la función del trabajo, ya no es éste el que crea riqueza sino que es la riqueza la que crea empleo. Pero no se hace con un capital inversor que busque beneficios, sino con un capital público que incluye en sus subvenciones los beneficios empresariales, lo cual a lo largo de casi medio siglo ha vaciado las arcas de los estados, situación en la que nos encontramos, con lo cual al no haber ya dinero público se ha paralizado la economía y cada vez más, porque se buscan artificios para inyectar dinero ¡público! bien sea a través de los estados o desde la banca rescatada con dinero público para impulsar la economía: crecimiento económico y crear empleos. No sólo ya no es posible esta ecuación, sino que es tremendamente perjudicial desde el punto de vista económico, además de los costes ambientales que ha provocado destruir gran parte de la naturaleza y el cambio climático suponen más costes añadidos.

 .

La centralidad del empleo se ha convertido en una infección, es el núcleo de la enfermedad. ¿Cuál ha sido el mecanismo por el que se ha extendido la infección?, la pujanza de la economía financiera sobre la economía productiva, algo que fue altamente positivo en sus primeros momentos, pero que a medida que se desarrolló se fue apoderando de los resortes económicos y debilitando la economía productiva. Al mismo tiempo se ha visto afectado finalmente el sistema financiero, pues una infección vive en un organismo que esté vivo, pero si éste muere la infección también con él. El crecimiento de una infección debilita el organismo porque éste cada vez tiene menos defensas. Una infección en pequeña dosis (vacuna) las aumenta, pero cuando cuando los elementos patógenos impiden el correcto funcionamiento del organismo el organismo enferma, que es lo que está sucediendo en la economía.

 .

La falta de defensas es lo que en economía supone la pérdida de valor monetario y esto es a lo que las medidas del FMI y el Banco Mundial tratan de reaccionar, sin encontrar ninguna solución, porque para acertar en el tratamiento tienen que ir a la causa real de la enfermedad e introducir nuevas medidas, porque mientras que ase actúe sobre los síntomas al seguir la causa continúan una y otra vez apareciendo de una u otra manera, como está pasando, ¿no nos damos cuenta?. Las medidas de rescate y las reformas laborales lo que hacen es alargar la agonía del sistema económico.

 .

Las autoridades monetarias quieren que los estados controlen el déficit, para evitar que aumente la deuda, pero es que la deuda es lo que ha servido para el impulso del desarrollo económico, un error que se ha mantenido sabiendo las autoridades que se iba a llegar a esta situación y lo han consentido y potenciado. La deuda forma parte de la economía porque una vez que se resolvía una parte del pago de la deuda se agrandó más y más hasta hundir el sistema, debido al empeño pertinaz de mantener un modelo que ya no funcionaba hace años sino ficticiamente, con más deuda cada vez, deuda que se ha incrustado en la moneda sin que haya solución dentro del modelo, con lo cual el rescate bancario carece de sentido, porque lo lógico es que los grandes capitales acudan a ayudar a los bancos. Lo hacen a través del Estado porque saben que la prima de riesgo es muy elevada y no lo van a recuperar, es una deuda que no se puede pagar porque no tiene capacidad de generar más riqueza y porque el valor del dinero se devalúa cada vez más, entonces es una decisión política que tiene por objetivo controlar los Estados para finalmente tener capacidad de emitir dinero privado obteniendo el control de la sociedad, algo que se debatió en los años 70 y que no es una opción nueva, ya Thomas Jefferson criticó severamente en 1809 la privatización del sistema monetario: “Si el pueblo americano permite alguna vez que los bancos tomen el control de la emisión de la moneda desposeerán al pueblo de toda propiedad”. O como dijo otro presidente de los Estados Unidos, John Adams: “Hay dos formas de conquistar y esclavizar a una nación, una es con la espada, la otra es con la deuda”. Y tal se viene cumpliendo hoy con las políticas de privatización desde la energía, el agua, las redes de transporte, etc. El objetivo final es privatizar los estados. Pensemos que los intereses de la venta de deuda y los préstamos hacen que la deuda aumente, ¿para qué sirve?, para endeudar más a los estados sin que la economía se ponga en marcha de manera general, lo cual no puede lograrse nunca a través del empleo.

 .

La crisis actual forma parte de la historia de la economía desde comienzo de los años 70. Una vez finalizada la II Guerra Mundial se acabó con el patrón oro definitivamente, de manera que se pudiera emitir dinero con una base de crecimiento económico, quedaron el dólar y la libra esterlina como monedas de referencia convertibles ellas en oro hasta 1971 en que deja de ser el oro la referencia del valor del dinero porque EE.UU no pudo hacer frente a los gastos de la guerra de Vietnam, necesitó emitir más dinero, con lo cual se eliminaron los límites del dinero como tal y por ello se crearon el FMI y el BM poco antes de de finalizar la II Guerra Mundial, 1944, con el fin de establecer una estabilidad económica a nivel internacional que poco a poco consolidó una economía global, siendo estos organismos las autoridades monetarias que fijan los límites de los créditos y de la deuda, así como la regulación del sistema bancario y financiero, lo cual no lograron cumplir por causa de que vieron en la deuda una posibilidad de crecer en el futuro de una manera indefinida y mientras que funcionó (aparentemente) no quisieron transformar nada, hasta que el modelo se ha petado.

 .

Cualquiera que coja un billete verá una firma, es la del presidente del Banco Central Europeo, con la que garantiza que el billete (un trozo de papel) vale lo que dice el número del billete, es un valor simbólico, pero real. Cuando las monedas fueron de oro, de plata o de cobre su valor fue el valor del metal. Cuando se vio el peligro de que desapareciera se usó el patrón oro como referente del valor de la moneda, el dinero emitido en billetes y monedas tuvo un respaldo en oro, es decir ese dinero era convertible en oro, había su cantidad en oro y no podía haber más.

.

Cuando dejó de ser convertible el dinero se hizo fiduciario, lo que quiere decir basado en la fe de sus usuarios, pero no una fe ciega, sino con la garantía de que el Estado aunque no puede convertir el dinero en oro, cambia de patrón y es la riqueza de ellos lo que da respaldo a la moneda, lo cual define su capacidad de crédito y de futuros, fundamenta el crecimiento económico por ser el valor legal del dinero, que no puede haber más que el de la riqueza de su zona monetaria.Cuando resulta que a nivel global se devalúa el valor del suelo, su capacidad urbanística, pierden valor las industrias, cuando el eje sobre el que funciona el Banco Mundial, los bonos avalados por los estados miembros, baja su valor hay algo impepinable: hay que retirar dinero, porque de otra manera no responde a un valor real y se acaba devaluando, y esto es lo que no quieren decir y es lo que está sucediendo, la pérdida de defensas del sistema monetario mundial.

 .

La deuda ha devaluado el dinero, hasta el punto de perder su valor dándose la paradoja de que por no admitirlo y evitar un cambio de rumbo cada vez el valor del dinero es menor en su función adquisitiva, pero su precio cada vez aumenta más, la prima de riesgo, intereses de crédito, es decir los sacos de patatas cada vez cuestan más, pero tienen menos patatas, incluso alguno que se compra como saco de patatas ya no las tiene, es un saco de patatas, pero no funciona como tal porque no  las tiene, como la moneda euro en España, Italia, Irlanda, Francia, Portuga y Grecia no tiene un respaldo de su valor,  que lo adquiere a nivel de Europa, que sin embargo los otros estados no podrán mantener su apoyo a corto plazo porque se encuentra al límite del valor de la riqueza en función al dinero que circula, pero además mucha de esa riqueza se basa en deuda de otras monedas que también han entrado en quiebra. Esto es lo que está sucediendo en el sistema monetario internacional.

 .

Según el grupo de análisis del BM “los mercados bursátiles de los países en desarrollo perdieron el 8,5% de su valor desde fines de julio de 2011. Esto, combinado con la caída de 4,2% en los mercados accionarios de ingreso alto, se tradujo en pérdidas de riqueza por US$ 6,5 billones o el 9,5% del PIB mundial”. Y  anuncia una segunda oleada de crisis hasta el año 2015.

 .

En este panorama ¿para qué sirve un rescate bancario?, para buscar una salida a la crisis absolutamente perversa y que se hace a conciencia para engañar a la sociedad. Se dice que es para generar solvencia en los bancos, de manera que fluya el crédito y se cree riqueza y aumenten los empleos, o sea crecimiento económico, pero esto no es posible porque el sistema productivo está saturado, la tecnología y la globalización hacen este objetivo inviable y las autoridades monetarias lo saben. ¿Para qué entonces?, para reforzar el capital bancario cuyo dinero financiero se pone en peligro porque puede llegar a valer cero, es decir que el dinero no valga nada, este es un riesgo que se contempla, pero no se dice. Entonces se asegura una base monetaria a la vez que el negocio de la compra de oro  se extiende desde las corporaciones bancarias, entonces no dentro de mucho serán los bancos en general y no los estados quienes tengan capacidad de emitir dinero.

 .

Si los estados para pagar deuda se endeudan más ¿qué sentido tiene?, movilizar euroceros, euros que no valen nada. ¿Cómo?, imaginemos que tengo una deuda con Juan y se la tengo que pagar, un amigo hace billetes falsos, entonces yo le pago a mi amigo con billetes falsos, que él usará hasta que en un momento determinado a alguien se lo retire el banco. Para entenderlo aun mejor hay que ver que mientras que creemos que compramos con el dinero no es así, sino que con nuestro trabajo, con nuestros bienes lo que hacemos es comprar dinero, si pago cinco euros por un kilo de manzanas, en realidad es el frutero quien me compra ese dinero por las manzanas, porque él necesita dinero para comprarse un traje que no se lo venderían por veinte kilos de manzanas que llevase.  Pues bien el dinero que ya no existe con su valor real, dólarcero, eurocero, etc., se lanza al mercado y se paga con él, que es lo que está pasando cuando reducen el sueldo a los funcionarios, cuando se reducen gastos en la sanidad y la escuela pública: se está pagando al funcionario, a los desempleados sin prestaciones con dinero que no vale, con dinero cero, pero en lugar de darle los billetes que no valen, ¿cuál vale y cuál no?, no se le paga, o sea recibe cero, de esta manera se retira ese dinero y se contrae la economía con las medidas de ajuste, pero como no se incentiva la economía  cada vez habrá menos dinero en circulación sin que llegue el dinero a una parte de la población. Estados como China han comprado deuda de otros estados, lo mismo que Alemania a Grecia, de manera que sus sistemas monetarios carecen de respaldo de riqueza para el dinero, billetes y monedas, lo que compensan con las exportaciones, pero en una economía global sucede a la manera de un barco que cuando se hunde no se puede salvar el camarote únicamente sacando el agua al mar a toda velocidad.

 .

Todo esto no sucede de una manera normal, sino que viene de un desarrollo de crecimiento económico boyante que ha provocado el hiperdesarrollo de la economía financiera que se sitúo fuera de la economía productiva colocando el dinero en valores desorbitados como pudo ser en contratos millonarios de jugadores de fútbol, cocina de diseño, revalorización del suelo y de los pisos aumentando la cantidad de dinero que económicamente no funcionaba en la realidad sino en el sistema financiero que se infló como un globo, vacío y creció vacío, pero extendiéndose de manera que el dinero se ha convertido en cifras que ahora no cuadran, hay cifras mayores que el dinero con respaldo de riqueza real, de manera que no es posible encontrar una solución sobre la base del crecimiento económico que es por lo que apuestan los gobiernos llevándonos al desastre, puesto que el equilibrio presupuestario no sólo limita los gastos del estado sino el dinero del estado.

 .

Cuando Mijail Gorvachov propone la perestroika, la reestructuración del modelo comunista, lo hace en relación a la tecnología fundamentalmente, el modelo socialista es un modelo diseñado para la sociedad industrial, pero la reflexión colectiva que propone fue arrasada por le implantación del capitalismo, en un auténtico golpe de estado de diseño con Yelsin, que luego sucederá en China con un modelo mixto. La tecnología afecta igualmente al capitalismo, cuyo modelo de desarrollo ya no sirve lo mismo que sirvió en la sociedad industrial, cuya lucha necesaria por parte de la clase obrera fue contra la explotación, por lo mismo hoy hace falta proponer la perestroika del capitalismo, la reestructuración de un modelo injusto y que ya no funciona, pero arrastra en su caída a millones de personas, miles de millones a nivel mundial.

.

¿Qué hacer?

.

A.– Actuar desde el consumo, no desde la producción, error éste en el que caen tanto las ideologías de derechas como las de izquierdas, unidos en la utopía del pleno empleo, que es  una fantasía.  Desde hace años se ha venido interviniendo con dinero público desde el impulso a la producción convirtiendo el dinero público en beneficios privados que se ha mantenido con el incremento de la deuda. Situaciones absurdas que se han mantenido como la compra de libros de texto sobrevalorados y siendo obligatoria su compra en las tiendas y no desde la editorial que hubiera ahorrado dos tercios su precio, pero había que mantener al comercio, los grandes almacenes, distribuidoras y librerías para mantener los puestos de trabajo. Lo mismo con las marcas de medicamentos, la minería, la PAC en la agricultura, y muchas más cosas que van en la misma dirección, beneficio-empleo activando la productividad con un trasvase de dinero público a beneficios privados. 

 .

Actuar desde el consumo exige dar el dinero a los ciudadanos, a cada uno una cantidad que permita la supervivencia, lo que se conoce como Renta Básica, que hoy es una pieza fundamental para salir de la crisis a otro modelo, o salir a la nada, al abismo de la violencia. Surgirá un nuevo orden monetario en el que el capital productivo y el capital de consumo estarán relacionados sobre la base de la economía productiva que de esta manera es estimulada desde la demando en lugar de hacerlo desde la oferta, que provocó el consumo mas allá de lo sostenible, lo cual nos ha llevado a una hiperproductividad cada vez más voraz hasta acabar con la capacidad de los estados de invertir. Activando el consumo básico se crea un circuito del dinero que pasa por todos los sectores, el productivo y también el bancario al que llegará el dinero finalmente. Se crea una base de riqueza sólida que permite dar un respaldo seguro y permanente al dinero y no ficticio como ha acabado sucediendo con el estímulo a la productividad.

.

B.– Una nueva fiscalidad basada en el consumo, potenciar el IVA eliminando los impuestos desde la productividad, el IRPF y los impuestos de sociedades, con una fiscalidad en Europa común en el proyecto necesario de crear el estado europeo.

 .

Una fiscalidad sobre la especulación para que la economía financiera esté conectada con la economía real, la productiva pero desde el consumo, pues ha de servir para convertir este impuesto en la Renta Básica y no para otros gastos, por eso esta medida se dirige para que el dinero público no vaya a lujos de políticos o corrupciones legales a través de las subvenciones.

 .

Volviendo al comienzo vemos que las actuaciones de los gobiernos afectan al corazón (financiero), de manera que el rescate se convierte en un masaje cardiaco para que el corazón siga latiendo, pero solamente mientras que se le aplica. En realidad la deuda actúa sobre la economía como una embolia, en al que las autoridades financieras internacionales quieren evitar que llegue al corazón y produzca un infarto o al cerebro (los estados) y dé lugar a un derrame cerebral, ¿qué hacen?, empujar esa bolsa de aire, la deuda, al organismo – sociedad, de manera que produce parálisis de la zona afectada o necrosis que exige amputar los órganos afectados, guerras, violencia. Estas medidas hacen que la sangre carezca de la cantidad suficiente de plaquetas, glóbulos y demás lo que exige trasfusiones de economías externas, como la de China fundamentalmente, pero no puede dejar de recibir la transfusión para sobrevivir, lo cual llega un momento en que no es posible.

.

El error actual en la gestión de la crisis porque parte de un error de diagnóstico, por lo que el tratamiento empeorará al enfermo-sociedad, puesto que el problema es la circulación de la sangre lo que permitirá que circulando al ritmo adecuado evite se formen bolsas de aire, o que vaya demasiado lenta, y por lo tanto exige recetar un anticoagulante, sintrom, o sea la Renta Básica que actúa sobre la causa real de la crisis, la no relación del salario con un empleo, para que el dinero fluya por la sociedad. Únicamente de esta manera será posible salir de la crisis y todas las luchas y protestas han de ir encaminadas a lograr su implantación.

.

Como cuenta Giacinto Auriti salir de la servidumbre del “señorío bancario” implica comenzar un régimen de democracia integral para lo cual es necesario  que la gente tenga no sólo la soberanía política, sino también la monetaria, y que los ciudadanos sean los propietarios de una parte del dinero público directamente, lo que a su vez es riqueza y sirva de fundamento para el valor del dinero, de esta manera como dice Giacinto podremos vivir  tiempos nuevos de una dimensión humana libre de la angustia de la insolvencia.

.

.

.

Anuncios
  1. Antonio
    8 julio, 2012 en 19:55

    Antes de nada, mi reconocimiento a Ramiro por la profundidad de sus reflexiones y por la dedicación que conlleva compartirlas.

    Estoy básicamente de acuerdo con el soporte básico de la diagnosis que hace el autor sobre la realidad de la crisis que padecemos, ya que detrás de los dichosos mercados con los que nos abruman y aburren todos los días, existen unos intereses especuladores que transcienden nuestra comprensión y cuyo fin último casi ni prefiero vislumbrar.

    Es cierto que se ha consentido y potenciado el endeudamiento, sometiendo al esclavismo a los individuos de unos estados, ya prácticamente privatizados, que jamás podrán pagar por impagables deudas casi infinitas, siguiendo un maquiavélico plan en el que los estados han sido meros servidores de un capital sin el que no podrían haber existido ni podrían sobrevivir, paralizando las economías para imponer, como siguiente fase del proceso, una dictadura total donde la ruina de las gentes tendrá, tarde o temprano, que hacerlas reaccionar, momento en el que los estados mostrarán entonces su verdadero rostro para quiénes todavía no lo conozcan o se nieguen a admitirlo.

    Estoy de acuerdo con Ramiro en que no existe intención alguna de abordar las verdaderas causas de esta crisis creada artificialmente quedándose simplemente en los síntomas, y sólo activada cuando la conciencia crítica del individuo ha sido prácticamente destruida, con su inestimable consentimiento, de manera probablemente irreversible, mediante la aparente creación de un “bienestar” cuyo precio ha sido la deshumanización y la aniquilación de cualquier mecanismo defensivo de carácter colectivo, es decir, se han asegurado de que no pueda haber ninguna clase de resistencia organizada.

    Conocen muy bien quiénes manejan los hilos de estas marionetas que bailamos al son de lo que nos quieren hacer creer diariamente, que el sistema está agotado, que no tiene salida, y que lo único que están haciendo es demorar el derrumbe del modelo capitalista, un modelo que contiene en sí mismo los gérmenes de su propia destrucción.

    Es en este punto donde difiero abiertamente de mi apreciado Ramiro, ya que entiendo que el capitalismo es perverso per se, razón por la cual no puedo compartir la tesis de que en su propio derrumbe contenga asimismo “la esencia de su solución”, ya que el sistema capitalista se basa en la acumulación de la riqueza, en la concepción del beneficio patrimonial individual, en el indigno, ultrajante y antinatural trabajo asalariado y en la aniquilación progresiva de los valores esencialmente humanos como la solidaridad, la cooperación o el apoyo mutuos.

    Afirma Ramiro que, a su buen entender, la causa del desplome del sistema habría que encontrarlo en el desfase existente en el inmenso avance tecnológico de los últimos tiempos, responsable de que la tecnología haya sustituido una gran parte del trabajo desarrollado hasta hace poco tiempo por mano de obra asalariada, algo que sólo comparto en parte, ya que a mio entender el problema radica en que ese enorme avance tecnológico no ha ido acompañado de un correlativo incremento en la calidad humana de quiénes se han aprovechado de él o lo han utilizado, de manera que la tecnología más avanzada ha suplido al ser humano, arrinconándolo y desposeyéndolo de buena parte de su creatividad natural y reduciéndolo al ostracismo.

    Esa tecnología suple con creces al empleo, con lo que la relación salario empleo efectivamente queda superada, pero a diferencia de lo que afirma Ramiro, yo no puedo creer en ninguna clase de benignidad de un sistema que ha hecho del expolio soberano y de la explotación en masa sus principales señas de identidad, razón por la cual no puedo creer que la renta básica que propugna como solución pueda serlo en la práctica, no porque como idea no pueda ser válida, sino porque el sistema nunca accederá a que este criterio, en buena parte fundamentado en la equidad, pueda tomar carta de naturaleza.

    “La riqueza crea el empleo y no al revés”, afirma el autor, el problema radica en cómo se genera esa riqueza, cuál es su origen y que dicha concepción no tiene cabida en una sociedad sin estado y sin capitalismo, que es a lo que yo aspiro, y, por lo tanto, también sin riqueza por cuánto acumulación de poder implica.

    Por lo tanto, no es desde el consumo desde donde se debería de actuar para hacer eficaz el actual sistema, sino que sería desde el consumo desde donde habría que actuar precisamente para acabar con él, sencillamente no consumiendo, poder del que somos soberanos.

    Lamento no poder coincidir contigo Ramiro en lo de la “perestroika del capitalismo”, ya que lo que en sí mismo lleva inserto el propio mal no es posible reconducirlo, sino sólo acatarlo o combatirlo, un proceso revolucionario que colectivamente hoy no es posible sencillamente porque no existe conciencia social, de ahí que lo único que nos queda es empezar a construir un mundo nuevo en nuestra pequeño oasis vital, compartirlo y hacer con los afines, y una vez interiorizados los valores sobre los que construir una sociedad nueva, ejercer nuestra influencia mediante la reflexión pública hasta que una masa considerable esté en condiciones de afrontar el nuevo reto de hacer una sociedad basada en nuevos valores.

    Algo que no veremos ni tampoco verán nuestros hijos, aunque podamos empezar a construirla desde ya.

    Mientras tanto, sólo queda bajar la cabeza o resistir inteligentemente, y yo, desde luego, me apunto a esta última barricada.

  2. 5 julio, 2012 en 11:08

    El profesor de economía política Yann Moulier-Boutang, autor de La abeja y el economista, hace una reflexión muy interesante sobre dar un salario universal, la Renta Básica, como única solución al problema del trabajo:

    http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012/07/05/un-salario-universal-de-900-euros-es-la-mejor-solucion-al-problema-del-trabajo-101350/

  3. A. Agustín
    4 julio, 2012 en 11:03

    De acuerdo con el fundamento del artículo, el que tiene fundamentos de grandes personalidades-teorías. La “cultura del pueblo”, muy en general llega a iguales conclusiones.

    Dedicando este año 2012 al año Internacional de las cooperativas y concretando el día D en el 7 de julio (por más s. Fermín), no deja de ser asequible en un plano sencillo y previamente formando a la sociedad en la que deba desenvolverse la SALIDA DEL MAL CAMINO.

    Hace más de treinta años y encontrándome en los meses de verano cobrando el subsidio de desempleo, nos obligaban a realizar cursos y recuerdo que en dos de los tres años (cursos) en que lo percibí, tuve que realizar entre otros un curso de cooperativas encaminado básicamente a la colocación de muebles de cocina. El primero fue en León y el segundo en Sabadell.
    Había ya ejemplos “cooperativos importantes, como MONDRAGÓN, COREN,ACOR… pero la falta de “educación” daba lugar a que las pequeñas células-cooperativas que se producían, bien por parte de la administración o sociedades de la competencia las volvían inviables.

    Hoy se producen pequeños brotes de cooperación-colaboración-unión, para defender lo propio-común a base de “HACENDERAS”, consumir productos de elaboración razonable-justa… pero queda mucho para EL TODOPODEROSO “libre mercado”.

    Es posible que hay variadas formas de salir del problemón donde nos han-hemos metido, pero yo por conocer un poco de las cooperativas, apunto como una muy adecuada solución.

    (Hay un interesante artículo en TRIBUNA, de El Diariio de León del martes 3 de julio de 2012, cuyo título es Coopeativismo como salida de la crisis -le faltaría decir: ideal también para épocas de bonanza-)

  4. 3 julio, 2012 en 14:12

    SOBRE LA GRAN RECESIÓN, muy interesante para entender qué está sucediendo:

    fraude. por qué la gran recesión (documental oficial) from amagifilms on Vimeo.

  5. Luis
    2 julio, 2012 en 17:17

    Un Gran artículo. ¡Muchas Gracias!.

  6. 2 julio, 2012 en 0:58

    “La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular”, dice el Señor. En la Escuela Leonesa de Pensamiento Económico, se enseña y se aprende a escribir de economía “a pie de calle”…

    El Becerra, después de enfadarse bastante con algún que otro leonés que le criticamos, no se le ocurrió otra cosa que admitir la necesidad de la renta básica ciudadana, pero sin citar la fuente original.

    Pido el voto para uno de los ciudadanos que más ha innovado en teoría económica en este país, que es quien señala que el rey-euro está desnudo!.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s