Inicio > actualidad, Artículos, Política > La Alternativa de Garaudy

La Alternativa de Garaudy

Hace unas semanas murió Roger Garaudy, un dirigente del Partido Comunista Francés (1945 – 1958) durante 13 años, hasta que empezó a discrepar de la acción comunista vista la invasión de la URSS a Checoslovaquia y tras el movimiento estudiantil del Mayo del 68, cuando dice “no es posible callar”. Su conciencia evolucionó al islamismo cuando se casó con una mujer palestina, y vivió en la ciudad de Córdoba sus últimos años.

 .

En todo este periplo del pensamiento de esta persona hay unas huellas que son sus obras, reflexiones que se dejan a un lado, se dejan de mirar sin darnos cuenta que tienen un gran valor como experiencia de alguien que ha mirado al mundo y se ha enfrentado a él, coincidamos o no del todo con sus teorías.

 .

Por casualidad llegó a mis manos el libro de Garaudy “La Alternativa” (1972). Ya entonces habla de una sociedad en trance de desintegración, lo que parece es un síntoma crónico de nuestro mundo, el cual más que estar en crisis parece que es crisis en sí mismo. La alternativa que propone Garaudy la sintetiza él en dos caminos que han de darse al unísono, cambiar el mundo al mismo tiempo que cambiemos de forma de vivir y viceversa, sin esta relación no hay cambio posible por separado. Es la conclusión a la que llega tras años de militancia comunista.

 .

Ya advierte de los cambios que van a suponer el uso de los ordenadores y de la televisión. Tambien avisa del peligro que supone la disminución cada vez más de la población rural. Hace una crítica mordaz a la publicidad en la que ve no sólo una herramienta comercial, sino de control social, porque permite construir un tipo de personalidad adaptado a nuestro sistema alienado.

 .

Factores que en la actualidad no se mencionan, no se debaten con las prisas por abordar lo urgente dejando a un lado lo importante, como el modelo de enseñanza que Garaudy denuncia porque sirve para integrar a los jóvenes y prepararlos no para su desarrollo personal, sino lo contrario, a su limitación para cumplir un papel en el sistema productivo y de consumo, “la pedagogía integra a los jóvenes en la lógica del sistema”.

 .

Observa la crisis de la civilización como algo que queda atrapado entre dos aspectos, la amenaza del armamento nuclear y la manipulación mental, de lo cual insiste en que hay que ser consciente y no perder nunca de vista en los análisis políticos que se hagan.

 .

Analiza la obra de Rosa Luxemburgo “La acumulación capitalista” para llegar a la conclusión de la necesidad de luchar por un socialismo autogestionario, concibiendo la autogestión como la pedagogía de la revolución y la revolución de la pedagogía al mismo tiempo.

 .

El mundo ha girado en sentido contrario al pensamiento de este filśofo de la política, han cambiado algunas cosas, las esenciales no, y las conclusiones puedan ser hoy otras, otras maneras de salir de un modelo que cada vez funciona más controlado desde fuera, sin que ni siquiera los gobernantes intervengan, sino que convertidos en marionetas de un poder externo que impone sus condiciones son actores de una democracia controlada. Vemos hoy lo contrario de la autogestión. Garaudy nos enseña que son posibles otros modelos políticos y económicos que han de ser pensados, debatidos porque los dogmatismos ideológicos no son suficientes.

 .

La autogestión empieza con la capacidad de tener pensamientos propios, con la capacidad de participar en acciones y reflexiones colectivas, en definitiva proponernos abrir cauces para una alternativa y no correr o tirar piedras en callejones sin salida.

Anuncios
  1. silver account
    21 julio, 2012 en 21:46

    Releer Ya no es posible callar, nos lleva a recordar otro texto del mismo autor, que causó un inmenso revuelo dentro del mundo de la izquierda marxista de las décadas de los años 60 y 70: El gran viraje del socialismo, cuyos planteamientos como los del libro que nos ocupa, causaron un impacto muy fuerte en la ortodoxia comunista que inquisitorialmente los juzgó y condenó junto con su autor, al cual cubrieron de toda clase de descalificaciones.

    Y es que el espíritu del estalinismo que encadenó en sus mazmorras al auténtico espíritu del marxismo, no podía aceptar voces disidentes. Todo dentro del partido, nada fuera del partido. Pero, por lo que vemos, y podemos percibir, el estalinismo no murió con José Stalin, continuó viviendo, y aún, senil, sigue dando quehacer, tratando de encarnarse en nuevos modelos difusos de un socialismo del siglo XXI, cuyo mentor suspira por haber llegado tarde a la cita del autobús de la historia y clama, ante un auditorio festivalero de jóvenes-viejos, que hubiera deseado que hoy existiese aquella Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas con su Pacto de Varsovia y todo.

    De ese pasado, solamente quedan dos vestigios, ya prácticamente mausoleos: Cuba y Corea del Norte, países donde el tiempo quedó atrapado en los anacrónicos y apolillados moldes de la decrepitud estalinista-comunista.

    ¿Es hacia esa dimensión adonde se nos quiere llevar, con ropajes y disfraces seudodemocráticos? ¿Se pretende hacer que traspasemos la línea del tiempo de presente a pasado?. Por ello, Garaudy, en su momento advirtió: “Que los análisis de la sociedad contemporánea y de su desarrollo, no se funden sobre esquemas importados de los países donde las perversiones estalinistas paralizaron y embotaron el instrumento de investigación elaborado por Marx”.

  2. Mario Cordero
    9 julio, 2012 en 1:49

    Cuando aún los hijos son incapaces de seguir el consejo de los padres ¿cómo hacemos para que la gente fuera de la familia ponga atención a los consejos de los que tienen algo que ofrecer?.

    Lo digo por experiencia, pues ninguno de mis hijos siguen las ideas de Henry George ni la religión en la cual crecieron, aunque en esto no la sigo tampoco.

    Predicamos y sufrimos más cuando aquellos que están cerca no ven la pasión que tenemos para cambiar el mundo en beneficio de ellos.

    • Imari
      28 julio, 2012 en 17:18

      Hola!. Considero que una iniciativa de este tipo son las que suman y deberán de haber para que la gente tome conciencia de la crisis a nivel sociedad que estamos atravesando, la cual considero se debe a que se ha perdido el respeto hacia el otro.

      Hace poco que estoy viviendo en Suiza, no puedo explicar el impacto que me causó ver como se respeta la gente aquí. El auto para cuando el peatón cruza, el colectivo frena en su parada y espera a que la gente suba y baje, los papeles los tiran en el tacho de basura, si dice Prohibido Pasar la gente simplemente no pasa, los espacios públicos están perfectos, y así miles de ejemplos miles que hacen que a nadie se le ocurra hacer lo contrario.

      Ni que hablar de la confianza, en los bares, dejan la cartera y el celular y se van al baf1o, hay mercados donde la gente se cobra sola! en fin, nadie osaría creo yo pasarse de la raya . Y cuando observo este tipo de situaciones me doy cuenta que en mi querido país algo no anda bien.En síntesis, me parece excelente esta iniciativa puesto que es de las que suman para al menos intentar ser una sociedad mejor.

      Creo que hemos olvidado que nuestra libertad termina cuando empieza la del otro, y que el respeto, la confianza y el compromiso, son algunas son las bases de la vida en sociedad.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s