Inicio > actualidad, economía, Política > Golpe de estado “democrático”

Golpe de estado “democrático”

Me pregunto ¿cómo interpretaríamos que un grupo de gente llegase a un parlamento y pistola en mano se hiciera con los resortes de un gobierno democrático elegido en función a un programa electoral y una vez se instala en el poder hace lo contrario de lo aprobado por el pueblo, sin que nadie lo haya elegido ni votado?. Si hace lo mismo, pero sin que haga falta la pistola porque los gobernantes se callan y lo aceptan de antemano ¿no es igualmente un golpe de estado?.

 .

A este punto hemos llegado, la pistola se saca al pueblo que sale a la calle, por eso podemos hablar de un golpe de estado civil con el respaldo de las fuerzas armadas y de seguridad. Se ha venido haciendo y callando desde las organizaciones sindicales, políticas, culturales con honrosas excepciones: el incumplimiento sistemático de lo que los votos eligieron, lo cual estalló en el origen del 15 M, con la propuesta de Democracia Real, que fue diluyéndose con el paso del tiempo debido al intento de aprovecharse de la movilización social por parte de colectivos y organizaciones incapaces de hacer llegar a la sociedad sus propuestas.

 .

Hacer lo contrario de los programas electorales o incumplirlos se ha dejado pasar y ha ido creciendo y creciendo hasta llegar a un punto en que se produce un golpe de estado democrático sin que se vea como tal, sino simplemente se reacciona con una pataleta por que perjudica el bolsillo de una gran parte de colectivos laborales, sin que se dieran cuenta antes de lo que estaba pasando, o no queriéndolo ver, con millones de parados que no cobran ninguna prestación. No se ve y por lo tanto tampoco se actúa sobre el fondo de la cuestión, que es el desarrollo de lo que se ha consentido a lo largo de una Transición que no ha transitado  a nada, se ha quedado estancada, hasta volver al ordeno y mando y a la dictadura política, lo cual siempre ha sido un paso previo a su institucionalización.

 .

Los partidos políticos presentan un programa el cual es el que los votantes eligen, no votan a un caudillo que pueda hacer lo que le venga en gana, sino que ha de cumplir con la ley, con la constitución, pero ésta se modificó, 2 de septiembre de 2011, con un acuerdo de quienes conforman la dictadura del bipartidismo, PSOE y PP, que es de donde parte la actual reforma laboral que es un asalto a los derechos laborales, lo cual está empezando, ¡ojo!.

 .

Cuando ser aprobó aquella reforma constitucional ya se previó esta reforma laboral y fiscal, por eso se hizo, para dar un cauce legal a esta tropelía, que de otra manera no hubiera podido suceder. Fue el momento de luchar, de parar aquel atropello, pero se dejó pasar. Tampoco se ha luchado por todos, sino que ahora la movilización es la expresión del egoísmo colectivo, como me tocaban el bolsillo salgo a la calle, sin ver que toda lucha exige una meta por el bien común.

.

La clase trabajadora dio de lado a los parados, a las familias de los parados, ni una huelga por ellos, ni protestas ni nada y los medios de comunicación callaron gran parte de las acciones de los parados reduciéndola a nada. Supongamos que la movilización en la calle logra parar esta reforma ¿nos conformaríamos con eso?, ¿dejaremos a los parados sin nada?. Este es el drama de la lucha y el ocaso de la izquierda tradicional cuya inadaptación a la realidad actual forma parte de la crisis que estamos viviendo, en una sociedad desarmada ética e ideológicamente, repleta de callejones sin salida y de discursos esperpénticos.

 .

Un partido que gobierna en un modelo parlamentario lo lógico es que si no puede llevar a cabo su programa, cosa que ya se previó no hacerlo caso hace tiempo cuando el cambio constitucional, repito, lo que debe hacer es convocar nuevas elecciones con las medidas que considera que debe de tomar para que sea el pueblo quien elija o rechace dichas medidas. Pero cuando no es un gobierno democrático una vez que toma el poder con el engaño y una campaña de presión psicológica mediante la publicidad, impone su criterio contra el pueblo. ¿No es un déficit político, no es una deuda política?, de la que nadie habla, nos imponen unas medidas sin haber sido votadas siquiera.

.

Creer que las actuales medidas son una mera cuestión económica es el gran error que hace que la protesta flote como una boya en el mar sin ir a ninguna parte. Asistimos a un ataque al pueblo indefenso, crédulo, atónito ante lo que está pasando, es un ataque en toda regla por un fascismo económico que ha comenzado a aplicar su estrategia, sin olvidar que el nazismo llegó al poder a través de las urnas.

.

Dejar a millones de personas sin medios de vida, antes ya a nivel global han  dado muerte por hambre y por falta de medicamentos a cientos de millones de personas, siempre engañando con la propaganda, buscando culpables que los mismos poderes económicos diseñan para sus operaciones de ataque directo, armando a Al Qaeda para destruir estados que plantan cara al imperio económico, todo esto es lo que define Vasili Grosmann en su obra “Vida  destino”, los seres humanos son su enemigo, y como tal actúan. De otra manera no es comprensible lo que desde el poder se está realizando en contra los más débiles, algo impensable en un estado democráticoen el que las medidas a tomar serían favoreciendo a los más necesitados, a quienes por el contrario se está literalmente machacando, dejando a una clase media en un equilibrio inestable que sirva de escenario mediático que impida que las protesta ciudadana se convierta en una revolución contra la crueldad económica. 

.

Es falso que se hagan las reformas por la crisis, sino que ésta se ha provocado para aplicarlas. Por ejemplo la subida del IVA está prevista desde el año 2007 en el que se plantea homologar el IVA de los países de la eurozona, por lo que falta subir dos puntos más, con crisis o sin crisis. Y el partido Popular lo supo antes de las elecciones. Desde el año 2002 se plantea que la competencia de beneficios a nivel mundial exige la bajada de la masa salarial en los países desarrollados y la supresión de derechos laborales y servicios públicos con el fin de dejar la economía en manos de los grandes capitales privados sin que el Estado estorbe en sus decisiones. El trabajo púbico debe ser eliminado lo más posible y devaluado. Es lo que están haciendo. Todas estas medidas agravan la crisis, no solucionan nada, pero es que se han enfocado para esta finalidad que nadie cuenta.

.

Es necesario saber que las medidas no se toman por la crisis, sino que la crisis es la táctica para aplicar medidas previstas desde hace décadas, fueron diseñadas, en concreto desde dos años después de la caída del comunismo, cuando la perestroika sufre un golpe de timón y pasa a ser Rusia un modelo capitalista. Sin el miedo a esta fuerza del bloque comunista que podía apoyar revueltas internas de los países capitalistas y una vez se logró el control de la población trabajadora ¿para qué se quieren los derechos laborales ahora?. Una vez adquiridos iba a ser difícil de eliminar, pero han comenzado bajo el eufemismo de desmontar el estado de bienestar, dicen que es un sistema de ajustes necesarios, que a los gobernantes no les gusta, pero no queda otro remedio, guión éste que se representa en todos los estados.

.

Con la apertura del mercado global y las limitaciones de materias primas, y energía, sobra un 30% de la población en los mercados interiores, no sirven como consumidores por lo que hay que esclavizarles con salarios miserables. Es un problema de Poder. ¿Si fueran de verdad necesarias medidas de austeridad no pondrían los gobernantes su salario millonario y los de los altos cargos a disposición del bien común?. No les gustaría, pero lo harían. Sólo con el 8% de las ganancias del 20 % de las personas más ricas, que no les afecta para gastos de vivienda, ni de comer, ni de nada y con un 10% de lo que ganan los cargos públicos y un 2% de lo que gastan en prebendas con dinero público para los políticos a sueldo se solventaría la deuda en cuatro años y habría suficiente para pagar un sueldo mensual a los parados que no cobran prestaciones. Pero a los políticos profesionales les pagan para aplicar las medidas de ajuste contra el pueblo o hacer que hacen sin hacer nada realmente desde la oposición. No es una cuestión económica, es una cuestión democrática.

 .

La democracia nació castrada, se inició en una andadura que partía de cero tras décadas de dictadura, de manera provisional se aceptó la ley D’Hont que elimina la representación de millones de votos, si un partido obtiene, por ejemplo, un 2% o 3% de los votos no tiene un 2% 0 3% de la representación parlamentaria, y ese porcentaje secuestrado del pueblo se lo dan a las fuerzas mayoritarias con el dinero que ello conlleva, algo que se ha perpetuado sin que se haya boicoteado este sistema electoral desde los mismos partidos democráticos de izquierda, que entran al juego de un sistema perverso y dominador. Yo participé en él desde Los Verdes, hasta el año 98, cuando la asamblea de León se dio cuenta de que es imposible una trasformación social desde la comparecencia electoral cuando ésta es controlada y manipulada por la misma ley electoral.

 .

El déficit económico lo que está haciendo es instalar en la sociedad el déficit político, sin que reaccionemos a esta situación considerándola como lo que es: un golpe de estado “democrático”. La única solución es llevar la democracia a la economía, algo que desarrolló con grandes principios Diego López Garrido cuando estuvo en Nueva Izquierda, pero se olvidó de todo ello. El primer paso para la democratización de la economía es socializar una parte del dinero a través de la Renta Básica, lo que supone a la economía lo que el voto a la política, pero sin la ley D’Hont, por eso aplicar la Renta Básica solamente a los parados sería lo mismo que esta ley en la democracia, un error que se puede aceptar sólo transitoriamente. .

 .

Como dijo Ivan Ilich no hay acción revolucionaria sin teoría revolucionaria y no podemos caer en lo que definió como infantilismo de izquierda con protesta melifluas, sin objetivos de llevar la democracia a la sociedad y crear instituciones acordes, para lo cual los actuales gobernantes han de ser catalogados de golpistas con el apoyo de quienes hablan sin hacer nada cobrando de las instituciones. Sólo repartiendo el dinero público podrá comenzar una nueva lucha por los derechos políticos y económicos que de otra manera irán desapareciendo más y más ahogados en el egoísmo de unos y la codicia de otros.Vale. 

.

.

.

.

Anuncios
  1. fernando
    13 mayo, 2014 en 11:48

    Es evidente que la ley D´Hont es una forma de castrar la democracia. Por otra parte esta el hecho de primar determinadas circunscripciones. No es de recibo que IU con más de 1.2 millones de votos tenga menos votos que CIU o PNV.

    El tema del golpe de Estado es consustancial a la violencia o a una acción de fuerza, otra cosa es que pueda resultar cruento o incruento. Para mi el caso de un partido que no cumple su programa es un fraude a su electorado, a aquellos que les han votado fundamentalmente. Esos son los defraudados. Ellos verán si les vuelven a votar o como está sucediendo crean un nuevo partido político.

    Lo grave del caso es el tiempo que tienen por delante para desarrollar el fraude. Por ello, con todas sus imperfecciones el sistema de votación en EEUU, en el que las elecciones al Senado se producen a los dos años, de tal forma que de hecho se da un vuelco total a la mayoría y puede boicotear todas las leyes del gobierno. Caso que le ocurrió a Obama con su ley sanitaria que fue boicoteada literalmente.

    Aquí a quién gana por mayoría, es como darle un cheque en blanco, hace prácticamente lo que le da la gana. Se puede permitir incluso decir que para eso lo votaron. Se basan en que la memoria es frágil, muy frágil.

  2. Sivano
    16 septiembre, 2012 en 23:28

    Remito aquí al informe alemán sobre la situación de España. Sólo a un apartado, la crisis de representación del pueblo. Dejo aquí un enlace con un comentario sesgado de ese informe:

    http://www.alertadigital.com/2012/09/14/el-diagnostico-de-alemania-la-razon-de-la-enfermedad-de-espana-es-un-modelo-de-estado-inviable-fuente-de-todo-nepotismo-y-de-toda-corrupcion/

    Los representantes electos en el Congreso de Diputados representan ante todo al partido. Los votantes han votado listas cerradas y bloqueadas elaboradas por los partidos. Tras este sistema encontramos un mandato imperativo. Al final, el voto del partido a los proyectos y a las propuestas legislativas.

    El voto es de calidad pésima a todos los niveles de representación política (municipal, autonómico y nacional), exceptuando el senado.

    Es difícil que cambien radicalmente la ley electoral general para que se voten directamente candidatos y no listas de partidos. Puede que así se seleccionarían a los mejores políticos y se excluiría a los corruptos, ineptos y sinvergüenzas. Y en la administración se refleja en diferentes estratos esta calidad político-moral.

  3. 21 agosto, 2012 en 21:44

    “Sigo creyendo que el ‘espíritu democrático’ es suficiente para producir una corriente regeneracionista en favor de la libertad, la igualdad y la concordia.

    La regeneración que nace de la reflexión produce los más excelentes efectos que puedan ser imaginados, pero son íntimos e individuales. Sólo mediante la indagación filosófica pueden ser obtenidos.

    Lo que necesitamos en España es gente convencida -por los motivos que sea- de que la libertad democrática será una bendición para todos. Y se pongan a trabajar en ello. No podemos esperar que el pueblo llano -ya que ni siquiera son capaces de lograrlo los intelectuales- disponga de tiempo, fuerzas e interés suficientes para alcanzar las grandes verdades de la vida mediante la reflexión.

  4. Sivano
    5 agosto, 2012 en 1:28

    Hay que esperar hasta el 25 S del 2012, la toma de Las Cortes.

    Espero que Ramiro y sus amigos estén allí para celebrar el ágape de la nueva TRANSICIÓN que necesitamos.

    Este si es un verdadero GOLPE DE ESTADO DEMOCRÁTICO, y no faltarán las tracas, los megapetardos y las fallas ese y los siguientes días, que hay mucho que quemar.

  5. 26 julio, 2012 en 18:18

    Estoy completamente de acuerdo. Esto es un golpe de estado democrático, pues dentro de la constitución son más las leyes que se incumplen las que se cumplen y todo esto con el beneplácito de los demás partidos que mientras haya pastel para todos no renunciarán a su ración ni por ideales ni por nada.

    Ignoro si esto podría solucionarse con una República, pero quienes entienden de política deberían tomar iniciativas realmente válidas para que los dramas sociales se acaben.

    Esto lejos de solucionarse se va agravando y las protestas sociales no parecen evitar que sigan con recortes inhumanos. Debería de haber una manera de juzgarles de forma eficaz y hacer una limpieza completa en la política

  6. Estefanía Romero
    24 julio, 2012 en 22:10

    Estoy por la renta básica pero para poder imponerla haría falta que cambiase la situación política. En cuanto al cambio constitucional ‘por mandato europeo’ y sin consulta al pueblo español estoy de acuerdo contigo fue un golpe de Estado: el fin de la democracia.

  7. 23 julio, 2012 en 19:35

    Bien, intelectuales como Gonzalo Puente Ojea denunciaron hace muchos años el fraude de la llamada transición, pero poco caso se le hizo, hoy tenemos esto, consecuencia de aquello.

    Eso sí, llamamos regímenes a los gobiernos del mundo que no caen bien a nuestras élites, sean buenos o regulares, y mandan a cazas que hemos pagado entre todos a bombardearles, sin haber mucha oposición social.

    En Libia la sanidad, la educación (incluida la universitaria), la electricidad eran gratis, todos tenían un sueldo, casi como en España.

    Hoy Libia es una ruina llena de fanatismo pero la tele dice que ha llegado la democracia.

    Mientras no respetemos a los demás tampoco merecemos mucho respeto.

    Saludos.

  8. Horacio
    23 julio, 2012 en 0:45

    Me da la impresión de que todavía queda mucho a lo que apoyar mientras no se aplique, por ejemplo, el artículo 41 de la Constitución!. A mí, que no me pude meter en deudas con la banca y no tengo casa mía que defender, y a otros de por aquí o de por allá que están en mi misma situación ¿quién ayuda a reclamar una vivienda digna y adecuada conforme al artículo 47 de la Constitución?. Desde luego vamos a barrer las casas ajenas no teniendo ni siquiera casa propia que barrer… ¿No es un golpe de estado “democrático” incumplir reiteradamente la Constitución?.

    O el pueblo toma las riendas o nos aplastan.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s