Anuncios
Inicio > actualidad, economía, Política, Renta Básica > Objetivos en la lucha

Objetivos en la lucha

CuadroA lo largo de la Historia no ha sucedido ninguna lucha que se mantenga exclusivamente contra algo, por más tirano que sea un Poder. Es necesario marcar unos objetivos por los que luchar. De lo contrario la acción se agota en sí misma sin animar a una mayoría social a defender la libertad..

Todo objetivo que se proponga ha de ser posible y necesario. Y acordes a los medios. No se puede hacer un enfrentamiento armado sin armas, por ejemplo. Tampoco pedir un cambio de gobierno sin algo nuevo que lo cambie, porque si gobiernan otros políticos con el mismo panorama y deseando todos crear empleo, por ejemplo, ¿qué cambia?.  ¿Y por qué tienen que ser políticos sometidos a un partido quienes gobiernan?, ¿no pueden hacerlo ciudadanos con sentido común?.

.

Si quienes actúan contra el Poder no marcan los objetivos, de manera clara y concreta, los marca el Poder con su aparato financiero, político, cultural, mediático, etc… Es lo que está sucediendo actualmente mediante una estrategia absurda que se generaliza de tal manera que el movimiento social convierte a quienes salen a la calle en manifestaciones y concentraciones en mendigos de dimisiones, plañideras de la crisis, profetas de abstracciones: igualdad, justicia, solidaridad, y demás, pero sin contenidos concretos.

Paisaje urbano.

La única lucha posible, necesaria hoy, es aquella que plantee ir al ataque, ¡al ataque!. Sí, pero para ello hace falta marcar unos objetivos. Es en éstos en los que hay que centrar el debate.

.

Desde mi punto de vista son tres por los que habrá que luchar de manera perseverante y lograr el Poder desde la ciudadanía para cumplirlos (democracia = poder del pueblo):

.

1.- La abolición del método D’Hont para el recuento de escaños (Ley LOREG). Porque con un 23% de votos un partido puede lograr la mayoría absoluta y el dinero que ello conlleva. Porque el voto de la mayoría de los votantes, incluida la abstención, se tira a la basura, no cuenta, pero quienes votan son gobernados por minorías que se llevan el dinero correspondiente a cada voto. Cuando se gritó en las calles “no nos representan”, no se planteó este objetivo básico para que una democracia funcione y se evite la corrupción política. La protesta se apagó.

.

Otro tanto la lucha contra la supresión de las juntas vecinales. Se considera una afrenta cuando es la conclusión de la falta de democracia, que finalmente llega al final, donde hay una representación directa en el medio rural. Destrozado éste, tergiversada la democracia como desarrollo de la política, ¿qué queda?. Sin tener en cuenta este contexto general y abordarlo nada cambiará realmente, porque las juntas vecinales son una parte más de esa objetivo por la democracia. La lucha aislada es un callejón sin salida que aprovechan partidos que carecen de un proyecto propio y están a la que saltan para hacer que hacen algo.

.

2.- La implantación de la Renta Básica universal. Porque el dinero público debe de estar en mano de los ciudadanos, en su forma de sanidad, educación, infraestructuras y demás servicios públicos, pero una parte del mismo, 20% del PIB, repartido entre cada uno de los ciudadanos, porque de lo contrario va a parar a manos de unos pocos. Observemos que todos los casos de corrupción tienen el mismo esquema: pasar dinero público a bolsillos privados en grandes cantidades. Sea caso Bárcenas, caso Urdangarín, los ERES de Andalucía, caso Camps, caso Pujol hijo, etc… Si el dinero público no está en manos de los ciudadanos acaba en los bancos con la excusa de que sean rescatados con dinero público y, por ejemplo, deban de invertir el 70% del proyecto de Eurovegas… O el dinero público dado para sanear las Cajas de Ahorro no sea, desde hace una semana, necesario devolver. Si el dinero de todos está en manos de los ciudadanos en forma de Renta Básica, cuando alguien compra una barra de pan, el panadero un traje, el sastre una bici, al final de la cadena de consumo hace que el dinero se deposite en el banco. Pero si va directamente a la banca no circula sino en las altas esferas de la economía, el dinero no llega al pueblo: se financian negocios que crean pocos empleos, pero muchos beneficios para unos cuantos nada más con el dinero del resto de la ciudadanía.

.

Por otra parte no se puede seguir exigiendo lo mismo que pregona el gobierno: la creación de empleo, porque no es posible ni necesario, sólo sirve para erosionar los derechos laborales y destruir la lucha sindical y de la clase trabajadora, que es lo que se está haciendo. Hay quien dice que la Renta Básica es una adaptación al modelo neoliberal, cuando lo que hace es lo contrario: fracturar sus bases de manera racional y evitar una eclosión violenta de las mismas, porque sin el chantaje sobre la persona el modelo liberal sólo podrá ejercer la relación de la oferta y la demanda, pero nunca su poder sobre la ciudadanía. Entonces se podrá hacer el reparto del empleo, como una opción libre. Por eso la Renta Básica plantea un modelo con el mercado necesario y el socialismo posible (que es mucho).

.

Durante años de democracia se lleva un proceso de privatización y expolio de los recursos y servicios públicos, lo que ha llevado el modelo obsoleto de financiar el empleo con dinero público, que ha derivado en un negocio de grandes beneficios, a costa de presentar los empleos como coartada. Son dinero las arcas del estado es imposible salir de esta crisis mediante el empleo. La implantación de la Renta Básica como organización del dinero público de manera que esté en manos de los ciudadanos, el proceso será inverso y los recursos energéticos, los servicios a los ciudadanos serán municipalizados o nacionalizados, porque encajará de esta manera con la aplicación de la Renta Básica. De otra manera seguirá succionando para llevarlo a Paraísos fiscales y la privatización poco a poco va llegando a la sanidad y a al sistema de enseñanza, para finalizar por privatizar el Estado.

Cielo paisaje.

3.- Enseñar el esperanto en las escuelas, como desarrollo de una mentalidad global, solidaria, basada en la cooperación, es decir otros valores que no los empresariales representados por los idiomas de las grandes multinacionales. Es otro enfoque a la educación, más allá de una ley u otra. Hay que definir un nuevo modelo educativo, porque si la ley Wert es nefasta ¿las anteriores?, igual. La nueva ley es un paso más en el mismo sentido a las que ha habido anteriormente, es un paso más. Volver a atrás no resolverá nada. Luchar simplemente contra ésta nueva ley no lleva a ningún lado, no cambia nada.Todas las leyes anteriores se orientan hacia la competitividad para el mercado laboral y es lo que continúa marcando el ritmo escolar con los exámenes como obsesión para convertir en neuróticos a los futuros adultos. Que la enseñanza esté al servicio de la economía y no de la cultura se simboliza con la universalización de la asignatura de inglés, ya obligatorio para progresar académicamente.

.

Marcar unos objetivos abre horizontes para luchar, pero sobre todo evita llegar a callejones sin salida, a burbujas sociales y manifestaciones de masas que van a la nada... Sin objetivos se orientan las protestas hacia las mismas tácticas de quienes gobiernan por encima de los gobernantes. Por ejemplo pedir elecciones anticipadas, lo cual es un error sin pedir previamente la abolición de la ley D’Hont, o sin una estrategia con objetivos alternativos. 

.

Sin objetivos, más allá de ganar votos, se mendiga la dimisión del gobierno… Cuando el gobernante que sea elegido, sin que nada haya cambiado, no va a hacer nada nuevo, cuando la oposición es la responsable de lo que pasa al abrir las puertas con el cambio de la Constitución el 2 de agosto del año 2011 que gobernaba. En tal momento no se estableció ninguna lucha, cuando la riqueza del país se supeditó a los grandes capitales, saldar sus deudas sin auditoría ni nada, que sustituye hacer que la riqueza del país esté al servicio de la ciudadanía. 

.

Rajoy... ¡Qué oportunidad perdida! cuando en la comparecencia del presidente del gobierno hace unos días el PSOE e IU pidieron la dimisión del presidente del gobierno, Rajoy. Pudieron dar una lección y no lo hicieron, para cargar de fuerza moral a la democracia presentando por sorpresa Rubalcaba y Cayo Lara su dimisión. Rubalcaba por el caso de los ERE en Andalucía y por antiguos  casos de corrupción y por lo fraudulento del plan E. etc… Cayo Lara por el consejero de Caja Madrid en Izquierda Unida y por las falsedades y errores de su acción social… Pues como decía mi padre “las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra”. Si lo hubieran hecho Rajoy habría dimitido, inevitablemente. No se puede pedir la dimisión, porque dimitir es una cuestión de dignidad, no de culpabilidad, y ésta la dilucida un juez. Es la dignidad la que hace dimitir a un político. La dignidad del pueblo en una situación de indignidad política es luchar por unos objetivos y expulsar de lo público, de la política, a quienes han robado y cobrado sueldos de lujo por su actividad “pública” convertida ésta en un negocio y en cantera de ineptos y egoístas.  

.

La estrategia de denunciar los casos de corrupción del partido en el gobierno y orquestar todo un movimiento para pedir la dimisión del presidente sin más, acompañado de hacer visible los casos de corrupción de la oposición, tiene como objetivo establecer de acá a unos meses un gobierno de coalición (concentración) presidido por Almunia, para hacer los ajustes que quiere el Poder financiero Europeo, que no es sólo Alemania, pues la banca española y de los demás países también apoya que se implanten. Se empezará a hablar de responsabilidad, de arrimar el hombro, y debilitados los grandes partidos, los demás sin capacidad de gobierno la coalición servirá también como contrapeso a los nacionalismos. Es en este proceso en el que se quiere desembocar y con el que se colabora sin querer, por falta de objetivos concretos y perseverancia en la lucha, el movimiento social dirigido por lo que Vladimir Ilich llamó “infantilismo de izquierdas”.

.

Para luchar hacen falta objetivos, pero para mantener la presión de una acción hace falta fuerza moral, la cual viene dada por los objetivos de la lucha. Cuando no se moviliza nadie por los demás, por los más débiles, sucede que se defienden privilegios. Ya dijimos que se debía de haber exigido que la paga extraordinaria que se quitó a los funcionarios fuera para los parados que no cobran prestaciones, pero ningún sindicato, ninguna organización política… ¿qué defienden?.

.

Cuando llegue el momento de enfrentarse a quienes se aferran al Poder, ya sin apoyo de la sociedad, veremos cuántos cantamañanas (a los que  “El cantar del Mío Cid” denomina “los lengua sin manos“) estarán en las trincheras, cuando dejemos los actos para salir en la foto y seamos capaces de ir al ataque. Entonces sabremos que al luchar se corren riesgos, muchos. No es un juego. No se hace la revolución sin teoría revolucionaria, ni esperando a ver qué pasa. Hay que caminar hacia unos objetivos claros y concretos que afecten al eslabón más débil de la sociedad. Y una estrategia: pasar de alternativas de Poder a luchar por una alternativa al Poder. Contra el poder financiero el poder del pueblo, o sea la democracia en todos sus niveles. Ésta es la cuestión.

.

.

.

.

Anuncios
  1. Thoreau
    6 agosto, 2013 en 12:09

    Es problemático implantar por decreto algo que no es natural, como sería el aprendizaje del esperanto. O que deje de hablarse el inglés, que es, junto con el español, la lengua que más vitalidad tiene en el mundo entero. Sería como ponerle puertas al campo. Admito que lo del esperanto estaría muy bien por su dimensión simbólica, pero los símbolos normalmente acaban quedándose en eso, en símbolos. Las lenguas son en gran parte como los seres vivos: nacen, crecen, se reproducen y mueren. Pero parece complicado el fabricarlas en un laboratorio.

    En otro orden de cosas, para aportar alguna crítica constructiva, creo que sí habría que priorizar aspectos tales como la nacionalización de los recursos energéticos e hídricos (es una vergüenza que estén en manos privadas), la regulación de los precios de los bienes de consumo básicos (entiéndase alimentos, primera vivienda, luz, calefacción y combustible, del cual dependen todos los demás), la búsqueda de fuentes de energía alternativas con vistas a paliar nuestra dependencia del petróleo (el coche eléctrico está inventado desde hace casi un siglo, aunque no se le haya dado publicidad a este invento por razones obvias), la legalización de la eutanasia y los cuidados paliativos para ahorrarle sufrimiento inútil a tantas personas, la simplificación de los trámites de adopción (el número de parejas estériles ha aumentado espectacularmente en las últimas décadas, sin que haya una explicación científica enteramente satisfactoria del hecho) como alternativa al aborto en caso de embarazo no deseado, o la apertura de un mayor número de residencias públicas para la tercera edad, dado que los precios de las privadas son desorbitados y lo de la ley de dependencia (un servidor, cuya madre tuvo Alzheimer, puede dar fe de ello) es lisa y llanamente una tomadura de pelo. A esto habría que añadir otras medidas que serían aplicables con posterioridad a la implantación de la Renta Básica, como son la legalización de las drogas blandas o de la prostitución (aunque sean ambos temas tabúes).

    Por último, creo que la única manera de hacer presión y de calar en la opinión pública es cristalizando este conjunto de medidas en algún tipo de organización o partido político, puesto que, mal que nos pese, la única manera de cambiar el sistema es infiltrándose en él. Habría que ir pensando en redactar un ideario o unos estatutos al efecto. No hay nada imposible.

  2. 5 agosto, 2013 en 19:32

    Ahí está la clave, estimados internautas: en “caminar hacia unos objetivos claros y concretos QUE AFECTEN AL ESLABÓN MÁS DÉBIL DE LA SOCIEDAD”. Sobre todo en esto último y no porque los más débiles, que se identifican con los empobrecidos de la tierra, sean los más buenos, sino los que más lo necesitan….

  3. Ramiro Pinto
    5 agosto, 2013 en 16:04

    Un comentario interesante de Miguel Colomo Fernández (en facebook):

    La LOREG es la ley electoral. Dentro de la LOREG se definen varias cosas:

    1. Circunscripciones para elecciones Nacionales (tanto Congreso como al Senado). Esto, además, viene en la constitución. Se supone que es para que haya representantes de toda España, pero en la práctica la disciplina de voto hace que esto sea inutil.

    2. Reparto de escaños en función de los votos por la regla D’Hondt: Esta regla favorece a los mayoritarios. Si repartes 10 escaños y tienes 3 partidos uno con 45 votos, otro con 37 y otro con 18, D’Hondt les da 5, 4 y 1 (cuando proporcionalmente les correspondería 4, 3 y 2). Si multiplicas eso por las 52 circunscripciones, la ventaja para los mayoritarios es enorme.

    3. Mínimo % de voto. En las Generales es del 3% por circunscripción. En las autonómicas depende de cada una de elllas. En las Municipales es de un 5%. Todos los partidos que saquen menos de ese % de votos válidos se quedan sin escaños. En la Comunidad de Madrid eso equivale a 6 escaños (no es posible sacar menos de 6 escaños).

    4. El Voto en blanco cuenta como válido, es decir, incrementa el % del punto anterior, pero sin embargo no tiene ninguna repercusión real, y por lo tanto beneficia a los partidos que superan esa barrera.

    Esta es nuestra maravillosa LOREG… y hay muchos más detalles, pero esto es lo más gordo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: