Inicio > actualidad, Política, Renta Básica > Oposición o contrapoder

Oposición o contrapoder

Hace un par de semanas estuve en el Congreso de los diputados, a propósito de ser recibida una representación de la Marcha por la Renta Básica, contra el paro y la precariedad, por el PSOE y Unidos Podemos en el Parlamento. Los demás partidos “no saben, no contestan”.

.

Presentamos la Renta Básica como eje de cinco reivindicaciones necesarias y la urgencia de cumplir el compromiso firmado con la Carta Social Europea, que establece que ningún ciudadano ha de recibir prestaciones ni pensiones por debajo del umbral de la pobreza, 684 euros al mes y por persona. Algo que queda muy lejos, a años luz, en España.

.

Por la sanidad y la educación públicas, por unas pensiones dignas, más allá de pequeñas subidas, derogar las reformas laborales y el derecho a la vivienda.

.

Ambos partidos estuvieron de acuerdo, si bien con la Renta Básica mostraron alguna reticencia, incluso discrepancia. Comentaron, no obstante, que la iban a estudiar más a fondo. Pienso que ya es una propuesta que entra en el ámbito institucional y formará en breve parte del debate social y se acabará implantando. El problema es cómo y quién la aplique y ante esto la izquierda y fuerzas del cambio han perdido mucho tiempo en salvas. Se ha de insistir y empujar para su implantación desde los movimientos sociales.

.

Pero la cuestión que me llamó la atención fue algo que, unos días antes, también escuché de manera similar de una concejala en un ayuntamiento gobernado por el PP: “No podemos hacer nada”. Entonces ¿para qué estáis?

.

Una maraña de requisitos burocráticos, trabas de todo tipo y la inercia de cada institución atrapa cualquier iniciativa. Incluso aunque algo se apruebe, como por ejemplo por unanimidad en el Congreso de los diputados la Carta Social, si el gobierno no hace caso no hay forma de lograr nada concreto. ¿Esperar a llegar al Poder? También semejante posición está limitada por miles de condicionantes que si no se han resuelto antes nada se hará después. 

.

Planteé la pregunta ¿qué hacer para poder hacer algo? Coincidieron los interlocutores de ambos partidos en reconocer que algo tienen que cambiar. Expuse que una transformación como la que es necesaria hoy exige no hacer una oposición al gobierno, lo cual es una trampa, sino a la misma realidad, lo cual exige implicarse en los movimientos sociales, no sólo con una palmadita en la espalda a los mismos, sino buscar su complicidad. No es fácil por las prebendas institucionales, que acaban separando a los partidos de sus bases.

.

Esto lleva a la necesidad de ejercer un contrapoder, antes que ser oposición, lo cual lleva ineludiblemente a la acción, no sirven declaraciones, escribir en Twitter, relatos o ser entrevistados, sino actuar incluso dentro de las instituciones. Lograr aquel reclamo de los años 60: “Imaginación al Poder”. Lo cual no se ha hecho. he aquí el desencanto, he aquí la involución a la que asistimos. El Poder sabe crear espejismos tras los cuales actúa y hace cómplices a quienes creen que su labor va a transformar algo.

.

Porque oponiéndose al gobierno se puede lograr sustituirle, con las limitaciones y modos gubernamentales propios de tal encomienda, mientras que desde un contrapoder se logrará cambiar el modelo de gobernabilidad y además la misma realidad social desde una mayoría ciudadana capaz de limitar las acciones del gobierno y pueden condicionar su Poder.

.

El nuevo modelo social y económico que necesita nuestro mundo exige un contrapoder en un orden diferente al Poder en sí mismo, de manera que se ejerza la cultura, la democracia, el debate, las pluralidades y demás. Es decir que se actúe desde la no violencia y lo festivo para ser capaces de interrogar al Poder y mostrar su sinsentido, sobre la base de argumentos puestos en acción.

.

Logró más cambios la revuelta del Mayo del 68 que los nuevos partidos que accedieron a las instituciones a lo largo de las décadas posteriores. Lo mismo que el movimiento ecologista y la acción de los partidos Verdes como contrapoder, hicieron más conciencia y cambios reales en cuestiones del medio Ambiente que cuando se instalaron en las instituciones, porque como movimiento incidieron en la mentalidad. En Alemania llegaron a gobernar, ¿y? La legislación es un último peldaño que puede hacer cualquier partido. No olvidemos lo que comentó Sartorius cuando el PSOE llegó al Poder tras un cambio de mentalidad como consecuencia de una transición que no fue palaciega como se quiere narrar, sino que estuvo en la calle de manera permanente: “No es el partido socialista quien consigue el Poder. Es el Poder quien consigue al partido socialista”.

.

Nada se puede plantear fuera de la Renta Básica, que no nos lleve al abismo desde la bancarrota en que nos han instalado los diferentes gobiernos por culpa de las políticas de empleo, en la que todo el espectro parlamentario está inmerso. La oposición consiste en proponer diferentes formas de políticas de empleo, por ejemplo. El contrapoder se ejerce rechazando dicho modelo para hacer ejercer desde la razón y acciones concretas la Renta Básica, por ejemplo.

.

Si quieres ejercer el mecenazgo con mi labor, de una manera sencilla, gracias:

o

.

.

.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.