Inicio > 1, economía, Política, Renta Básica > Renta Básica ¿idealismo?

Renta Básica ¿idealismo?

universos-paralelos-un-viaje-a-la-realidad-alternativaNi idealismo, ni utopía. Por más que se quiera señalar como algo imposible. La Renta Básica consiste en aplicar el método del materialismo dialéctico, para la construcción de la realidad. No es una utopía, porque tal como Marcuse indica en “La muerte de la utopía”, una idea deja de ser utópica cuando es posible y es necesaria.

.

Precisamente es el idealismo en torno al empleo lo que impide avanzar en el desarrollo social y frena el cambio necesario a un mundo más justo y libre. Precisamente tanto el modelo liberal como el socialista o la mentalidad comunista, así como fuerzas sociales emergentes son rémoras que boicotean la evolución social, en cuyo proceso material, de la realidad concreta, la Renta Básica es un factor necesario de adaptación.

Friedrich Engels explica: “Las causas últimas de todo cambio social y de toda revolución política tienen que buscarse no en la cabeza de las personas, en su creciente conocimiento de la verdad y la justicia eternas, sino en las transformaciones de los modos de producción y de intercambio”.

.

Pensemos que los logros del feminismo no hubieran sido posibles sin la base material de los anticonceptivos. La lucha ecológica hubiera sido estéril de no contar con tecnología para hacer placas solares, motores eléctricos. De otra manera quedarían en ideales, bellas utopías.

7d1d6929-f7e8-4926-8fbe-7bc4f23e184f.

La Renta Básica no se puede aplicar como una mera medida contra la pobreza, para lo cual bastan políticas sociales, como el cumplimiento de la Carta Social europea que establece que ninguna prestación sea inferior al umbral de la pobreza. Es un avance, pero la Renta Básica significa un cambio de modelo, porque ha cambiado la realidad. No se puede definir ideológicamente, como muchos pretenden, porque esto hace aguas y no tiene sentido. Es un asunto de construcción de la realidad. Necesario. Posible. Cualquier modelo político para que se pueda aplicar requerirá establecer la Renta Básica, de una u otra manera, y es en esta forma de establecerlo donde surge el debate político, pero que no incumbe a la Renta Básica per se. Para nada le afecta que el jefe del Estado sea un rey o un presidente de una república. Esto es una cuestión política y social. Nadie renunciaría al derecho al voto o a la integración de la mujer o el respeto a las parejas homosexuales hasta que no se logre abolir el Estado, o que “reine” un presidente electo la república.

.

La base material de la Renta Básica es el modo de producción y de intercambio tecnológicos. Ya nada tiene que ver con la sociedad industrial. Las relaciones de producción con el trabajo han cambiado, lo cual afecta a la fiscalidad misma que deberá hacerse sobre el trabajo y no sobre el trabajador. Es necesario quitar prejuicios, supersticiones ideológicas, o supeditar intereses de mercado al desarrollo de la economía global.

.

La robótica, la genética en diversos campos de la productividad, las aplicaciones informáticas ya no pueden asumir el empleo que hacen desaparecer. Ni es posible ni es necesario crear más empleo, por más que se lleve a un callejón sin salida a quienes prometen el pleno empleo o el trabajo garantizado. Las nuevas tecnologías sustituyen a millones de empleos. La informática como herramienta de la economía ha variado sustancialmente las relaciones del capital y el trabajo.

.

Por ejemplo en una economía global, de consumo global un libro, difícil de conseguir en librerías, enviado desde México a España comprado vía Internet y en un trasporte específico cuesta 3 euros. Cuando enviar una carta desde allá a España supone casi el doble de precio. El intercambio de productos poco tiene que ver con el de hace de diez años para atrás. Y seguimos con modelos que no funcionan. Hasta el punto de que mantener los puestos de trabajo en lugar de crear riqueza a la sociedad, no para de esquilmar sus recursos públicos, empobrece a la sociedad, de manera que los años de crisis han provocado un incremento de la deuda en un 63% por empecinarse los gobiernos de turno en mantener y querer crear puestos de trabajo. El problema no es que no haya empleos, sino que no hay posibilidad ni necesidad de crearlos.

14848231404905.

Nadie necesita su empleo, sino el salario del mismo, lo cual no quita que muchos trabajos son necesarios, con menos horas casi todos, incluido el trabajo doméstico. Lo cual va a plantear el reparto del mismo y una nueva industrialización sostenible. Lo que necesita el trabajador, la clase obrera es el salario del mismo, el cual ya no puede seguir vinculado al empleo, que cada vez es más precario, más inseguro y temporal. El trabajo como tesis y las robotización a modo de antítesis del empleo requiere, a partir de la dialéctica, una síntesis que es la Renta Básica, ineludiblemente.

.

Temas como el de la minería que la reindustrialización ha sido una estafa y foco de corrupciones a mansalva, o el caso del cierre de Vestas en León, exigen el debate en profundidad de la Renta Básica y luchar por ella como elemento de la lucha obrera. O ésta se difumina y desaparece. No henos visto en ninguna protesta apoyar a los parados, en sus requerimientos que se incluya a los desempleados en sus reivindicaciones, sino simplemente mantener sus puestos de trabajo o un buen apaño para el despido colectivo.

.

La Junta de Castilla y León ha dado 15 millones de euros a Vestas para que se instalara en León, ¿a cuanto ha salido el puesto de trabajo? El dinero público se convirtió en beneficios privados para los accionistas y ejecutivos de la empresa y para su revalorización en Bolsa. Mientras tanto el dinero para la sanidad y la educación públicas ha mermado significativamente, de lo cual se resiente la sociedad. Pero además su producción de molinos de viento para los aerogeneradores tiene un límite. Se han puesto más de la cuenta, hasta el punto de solaparse unos a otros y hacer que pierdan su eficiencia energética. No caben más. ¿Seguimos produciendo? ¿Los transportamos a miles de kilómetros? con lo absurdo que sería. No hubo riesgo empresarial pues fabricaron sobre una demanda planificada previa. Es necesario cambiar de perspectiva. O quedar embarrados en la extensión de la pobreza, en conflictos estériles y en la apropiación de la riqueza por unos pocos, que además no usan su capital, sino el de todos, porque hemos pasado de la plusvalía como fundamento explotación al pluscapital.

7 mani comienz.

Por no entrar en la defensa por parte del socialismo y las fuerzas del cambio de fabricar misiles para dictaduras y a la vez poner “Welcome” en los ayuntamientos para recibir a los que sobreviven a tales misiles. Y defender una economía de guerra como argumento de la clase obrera. Para eso estuvo la Renta Básica como punta de lanza para la trasformación social en la calle, 22M, Marchas de la Dignidad, Marea Básica y demás, a lo que renunciaron cuando comenzaron a cobrar quienes se colocaron en las instituciones, siendo llevados a esta situación para acabar con la protesta social y con la Renta Básica como acicate de un cambio de modelo económico.

.

Ante la renuncia a la realidad y a las fuerzas materiales de la Historia se activan idealismos patrios, nacionalismos, se abre el campo a los totalitarismos cuya pretensión es imponer un “ideal”, crece la corrupción que se ha establecido como modelo económico. Viendo en los juzgados la punta del iceberg cuandoestos casos desbordan la norma del chanchullo. Se idealizan a los políticos con vestidos de máster, se idealiza el deporte como fuente de cohesión, etc.

.

El materialismo parte del proceso biológico de la especie humana, que hay que tener en cuenta, pues quienes no asumen la Renta Básica no es por una cuestión simplemente de mentalidad (idealismo), sino que se trata de algo cerebral que es investigado con las nuevas tecnologías al uso, descubriéndose que son las redes neuronales las que adquieren hábitos mecánicos, de manera que se hacen resistentes a los cambios en las formas de pensar. Prefieren retroceder a conductas del pasado que afrontar nuevos retos de futuro que exigen generar nuevos circuitos neuronales.

.

Para superar estos frenos es necesario ser conscientes de los procesos biológicos y materiales de la Historia, hacer un análisis concreto de la realidad concreta. En definitiva: Establecer un criterio científico del conocimiento de la realidad, la cual es cambiante.

.

Si quieres ejercer el mecenazgo con mi labor de escribir, he aquí una manera sencilla. Gracias:

paypal

Anuncios
  1. Horacio García Pacios
    13 octubre, 2018 en 18:55

    GENERANDO NUEVOS CIRCUITOS NEURONALES… CHAPEAU!

  2. Victoriano
    8 octubre, 2018 en 12:05

    Son años de debates sobre los mismos temas: Sostenibilidad de nuestro modo de vivir, posibilidad de la paz, de la igualdad. Los valores que la Revolución burguesa puso en la palestra, siguen siendo una meta. No vivimos en libertad, ni nos comportamos como personas hermanas, ni vivimos en igualdad. Esos valores para la mayoría son una utopía.

    Pienso que solo algunos humanos, desde el principio de los tiempos han sido capaces de imaginar un sistema humano basado en la igualdad. La mayoría solo conciben sus derechos como ilimitados y los derechos de los otros como limitados. Esa mentalidad es el freno a cualquier sistema como la RBU. Pero, incluso en el campo de quienes defienden la RBU, yo veo esa limitación.

    La RBU , desde mi punto de vista, es algo más amplio que la entrega de una paga mensual más o menos cercana al umbral de la pobreza. La RBU ha de partir de la base de que todos tenemos los mismos derechos en todo. Y por tanto no es imaginable la RBU si el reparto integral de los bienes a disposicion de la especie humana, que a su vez ha de respetar a las demás especies, sino queremos poner en riesgo los ecosistemas que nos han permitido llegar donde hoy estamos.

    La RBU no avanzará mientras no haya un pacto con quienes defienden los salarios dignos y unas condiciones de trabajo también dignas. Nos desgarraremos en polémicas estériles mientras los egoístas burgueses que manejan la bolsa y otras herramientas imponen la desigualdad. Si hiciéramos todos el esfuerzo de uno el reparto de las actividades que llamamos “trabajo” entre todas las personas, mientras estudiamos la manera de que los bienes – que son de todas – llegan de manera justa a todas, sería posible avanzar.

    Por eso insisto en que el Buen vivir exige tres columnas: RBU, REPARTO DEL TRBAJO , REINDUSTRIALIZACION SOSTENIBLE. Y para que estas columnas se mantengan en pie hace falta poner en el centro una pedagogía desde el aprendizaje por descubrimiento guiado. Pero no veo a nadie, ni siquiera a mi amigo Ramiro Pinto, decidido a trabajar en esa dirección. Solo nos queda el espectáculo diario de muerte y destrucción al que asistimos sin inmutarnos ni bajarnos cada uno de nuestro caballo de batalla

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.