¿Sí es sí?

Los temas candentes suelen crear susceptibilidades y cuando la emocionalidad se antepone a la razón el debate se deforma en calificativos a quien cuestiona aspectos que, como éste que voy a tratar, entiendo que no se ha pensado demasiado en las consecuencias.

Continúa leyendo ¿Sí es sí?

Anuncios

Pedagogías

Foto cuadro

Ya no se hacen debates sobre modelos pedagógicos en las controversias políticas. Se lanzan propuestas aisladas, cambios cosméticos, sin atender a los criterios pedagógicos, ni reflexionar sobre lo que significa aprender para el ser humano, conformando así un modelo de enseñanza para adiestrar a los individuos de cara a cumplir una función y quien no encaje se le catalogará de “fracaso escolar”. Las estadísticas mandan.

Continúa leyendo Pedagogías

La existencia de la palabra

En verdad debería titular este escrito: “La existencia de aquello a lo que se refieren las palabras”. Tema esencial que no entra en los debates ni en las reflexiones al uso, lo cual nos lleva al vacío, de tal manera que se llenan las proclamas de emocionalidad, pero no de la emoción personal, sino aquella que se proyecta fuera de sí para construir lo irreal.

Continúa leyendo La existencia de la palabra

El fervor catalán

Ha habido dos hechos que me han hecho pensar sobre el fenómeno que se vive en Catalunya. Es harto complejo, pero hay muchas cuestiones que se están dejando de lado, mientras que a la vez se abre la Caja de Pandora, dejando la razón fuera a ambos lados del conflicto. Recurren unos y otros a la legalidad, a la democracia, sin argumentar mínimamente.

Continúa leyendo El fervor catalán

Escribir por escribir

Es algo que nunca haré, escribir por escribir. Pensando en qué contar, como forma de comunicar literariamente un trozo de presente al lector, decidí no hacerlo, porque escribir por escribir… Sin embargo me ha parecido una reflexión interesante la que me planteé a mí mismo que comparto con quienes se animen a leer estas reflexiones.

Continúa leyendo Escribir por escribir

Despedidas con nombre propio. (Y fin. Recuerdo todo como si fuera un sueño)

No me gusta dar nombres, ni siquiera donde suceden las cosas, pero que tal que como habéis visto se puede deducir. No cito su identidad, porque me parece que es señalar en lugar de describir un espacio en el mundo que al fin se puede atisbar como algo general, como conducta y pensamiento del ser humano. Como dijera Pío Baroja, si quieres escribir algo universal habla de tu pueblo. A lo que yo añado: pero sin decir cuál es.

Continúa leyendo Despedidas con nombre propio. (Y fin. Recuerdo todo como si fuera un sueño)

Despedida de viajeros y viajeras del tren

Dos años de viajar, ida, durante una hora y cuarto, y otro tanto de vuelta, es un mundo. Y lo digo literalmente. Un mundo con sus propios códigos y lenguaje específico del que ya os he hablado en alguna ocasión. Lo que voy a contar es, nada más, cómo fue la despedida. Quienes me habéis leído asiduamente lo entenderéis. Quienes no, o a salto de mata os vais a sorprender. Pero fue así. Tal cual.

Continúa leyendo Despedida de viajeros y viajeras del tren

Despedida de la ciudad

Aquella ciudad en la que estuve por las mañanas durante dos años. No quiero nombrarla, aunque es fácilmente deducible. Porque al escribir un paisaje ha de convertirse en universal. Por eso deduzco que la novela de las novelas comenzase rememorando un verso de “El amante apaleado”: “En un lugar de la Mancha”, sin definir cuál y sigue con lo que fue una fórmula tradicional de contar los cuentos: “de cuyo nombre no quiero acordarme”.

Continúa leyendo Despedida de la ciudad

Despedida de las gentes de la biblioteca

Tras despedirme de los libro, al día siguiente lo hice de las personas de la biblioteca, a las que apenas he conocido sino de vista. Pero resultó muy curioso, emocionante y sorprendente no más. Por eso os lo cuento. Al rememorar aquel momento me parece un sueño, pero fue lo que fue.

Continúa leyendo Despedida de las gentes de la biblioteca

Despedida de los libros

Mi primer adiós ha sido a los libros que me han acompañado en el rincón de la biblioteca al que me ubiqué, y qué decir. ¡Tantas cosas! para empezar la enorme cantidad de ellos, tantos que abruma. Y a la vez generan una fuerza de atracción, que a mí me ha cautivado. Siendo los que he leído una milésima parte de los que hay en dicho espacio, que a su vez albergan una millonésima de los que hay en toda la biblioteca, que no son sino una micra de los libros que hay en el mundo. Y yo dedicado a corregir mi novela, un libro más en la inmensidad de lo inmenso en un rincón de la nada.

Continúa leyendo Despedida de los libros

La despedida

Inicio una serie de artículos de despedida. Vuelvo a León, después de dos años de ausencia. Han cambiado muchas cosas. La ausencia de amigos que han muerto, dos. Los ambientes devorados por ambiciones fatuas, pero todo transcurre. Volver es “otra vez”. Me siento Ulises y Bloom al mismo tiempo. O mejor dicho: los siento y comprendo mejor a ellos. Al menos entiendo más claramente sus historias y los tengo cariño. Y todo lo que narran, de manera muy diferente, son las mismas sensaciones existenciales que he percibido en forma de sirenas, de cíclopes, de ejércitos y demás.

Continúa leyendo La despedida

Quisiera escribir tu nombre

Pensaba sobre qué escribir para este… No sé como llamar a lo que hago aparecer cada lunes. ¿Artículo, reflexión, ocurrencia? Lo que sea. “Estallido de palabras”, bueno, puede ser. Según Joaquín Colín son misceláneas. Mientras que di vueltas a ver qué tema aventar, me surgió en el pensamiento la canción “Quisiera…”.

Continúa leyendo Quisiera escribir tu nombre

Modelos de conducta

Dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. No creo que sea por falta de memoria, ni de olvidos, sino porque estamos atrapados en un esquema de conducta como individuo cada cual, como grupo, como colectivo, como masa social y como sociedad. En diferentes niveles que se solapan.

Continúa leyendo Modelos de conducta

Las palabras sobre las palabras…

Hace unos días leí sobre palabras que no tienen traducción a otros idiomas. No recuerdo cuales fueron, pero sí que en japonés hay una que quiere decir “la luz  del sol que se refleja entre las hojas de las ramas”. Otra que se refiere a “comprar un libro y dejarlo en un montón con otros que no se van a leer”. Y más.

Continúa leyendo Las palabras sobre las palabras…

¡¡Lo que hay que ver, o leer, o yo qué sé!!

No salgo de mi asombro por la genuina fantasía que derrama la realidad. “Es la vida”, que diría mi abuela, lo cual mi abuelo, que no supo idiomas, tradujo como “C’est la vie”. Algo que siempre pronunció muy bien, por cierto. O Begoña, una prima de mi padre, que cuando hay algún acontecimiento por nimio que sea exclama “¡es la vida, es la vida!”, imitando a su hijo el filósofo.

Continúa leyendo ¡¡Lo que hay que ver, o leer, o yo qué sé!!