Payuelos sin presupuesto, 21 – III – 2011

Noticia del DIARIO DE LEÓN

El Gobierno no tiene presupuesto para el regadío del sur de Payuelos

Aguilar no asegura la transformación de 34.000 hectáreas del sureste leonés

21/03/2011 Saray Maestro, corresponsal valladolid

Superficie del sureste leonés que espera desde hace 25 años el agua de Riaño.
norberto

 

El Gobierno central no ha cumplido sus compromisos con el regadío del sureste leonés, o al menos eso es lo que se deduce de las palabras de la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, ya que la transformación de la zona de Payuelos aún ni se ha planteado. En 2005 se puso en marcha un Plan Nacional de Regadíos que finalizaba en 2008 y en el que estaba previsto la modernización de 34.000 hectáreas de regadío de la zona de Payuelos bajo, vinculados al canal, por un importe de 344 millones de euros, plazo que no se cumplió. Un año más tarde, en febrero de 2009, el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, y la consejera Silvia Clemente firmaron un documento de compromiso respecto a esta infraestructura de regadío para que las obras comenzaran en 2009, que derivaban de un encuentro mantenido en verano de 2008 entre el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera y Elena Espinosa, entonces ministra.

En este acuerdo se comprometieron a crear una comisión técnica mixta para detallar un plan coordinado de obras para determinar qué actuaciones ejecutaría cada administración, por un importe global de 344 millones de euros. Dicha comisión, que debe convocar el Ministerio, aún no tiene determinado el plazo de convocatoria. En su momento, las palabras de Puxeu fueron «que las obras de regadío de Castilla y León llevan ya muy buen ritmo», sin embargo, superada la mitad de marzo del 2011 aún no han comenzado.

La consejera Clemente aseguró que durante los últimos encuentros que mantuvo con la ministra Rosa Aguilar le preguntó sobre lo que «iba a pasar con los regadíos previsto para la zona de Payuelos», y afirmó que la respuesta de Aguilar fue: «El Gobierno de la Nación está pendiente de la disponibilidad presupuestaria para esa zona». Contestación poco convincente para la consejera que aseguró que «sólo falta un trámite muy sencillo para aprobar el plan coordinado, ya que es el Ministerio quien debe contratar la obra general para que la Junta pueda contratar la complementaria».

La transformación de las 34.000 hectáreas del sureste de León, el último bastión de tierra vinculado al regadío del embalse de Riaño que se usó como justificación para el cierre de la presa, la inundación del valle y la destrucción de sus pueblos hace casi un cuarto de siglo, fue aprobada en Consejo de Ministros mediante Real Decreto hace casi 4 años y se presentó como la última gran reforma agraria pendiente. Así sigue y con los agricultores sin su oportunidad.

A %d blogueros les gusta esto: