Palabras en Madrid 2 de agosto: El hambre es un crimen