Entre la lucha y la lucha

.

Dinero, dinero

y un sorbo de amor

no cuesta dinero.

Dinero, dinero

y una mirada de ella

no vale dinero.

Dinero, dinero

y un horizonte

no cuesta dinero.

Dinero,

¿qué precio pones a la vida

para los gusanos que la carcomen?

Poderoso caballero

para quien se vende,

calderilla de cabezas huecas

y fábrica de almas de papel.

Y una poesía

se escribe queriendo.

Y un sueño

se sueña teniendo ilusiones.

¿Y qué puedo hacer

si no tengo dinero?

Dinero, dinero

¡el puto dinero!

*

*

*

Un día,

tal vez no muy lejano,

habrá justicia, paz,

libertad y respeto.

Y yo diré:

he soñado ser libre

y formar parte de un pueblo.

He sufrido para que

la justicia sea justa

y la paz algo tangible,

que se pueda acariciar

con su rostro y su mirada.

Pero sobre todo diré,

aun cuando nada consiga:

¡he luchado!

*

*

*

Me he acercado a la orilla del río,

cansado de tanto gritar,

de tanto esperar.

Escucho su cauce,

veo correr sus aguas,

tumultuosas,

serenas a veces

y aprendo a ser un río.

*

*

*

Yo que empecé a luchar por la libertad

acabo luchando contra la estupidez.

Yo que grité ¡libertad!

tengo que limpiar esa palabra

¡y curar sus heridas!

para evitar se desangre.

Luché para vencer

y tengo que aceptar la derrota

para no sepultar lo labrado.

Busqué solidaridad, rebeldía,

pasión y fuerza

pero encontré vanidades

cobardía, comodidad

y arrogancia.

Se hizo por el oropel

y demasiada orgía de uno mismo.

Vi pedir la paz

con latidos de violencia

y yo mismo he exigido cultura

ocultando mi ignorancia.

Ahora está en juego la nada,

y trozos de arte

que acaban en la papelera.

*

*

¿Qué hay después de la lucha?.

Un recuerdo por el que asomas

un trozo de la vida a otro.

Unas copas con los amigos

para brindar por triunfos de juguete

y olvidar las derrotas.

Unos amigos para pasear

y contar lo que se oculta en la lucha.

Una noticia de prensa

guardada en la carpeta

y no se vuelve a leer.

Una etapa del camino.

¡Esos viejos tiempos!

Que, como la arena del mar,

se tragan las olas.

Lo demás se conseguirá

poco a poco

y sin engañarse,

sabiendo lo que hay

después de la lucha.

.

.

.

*

*

*

Si quieres ser duro como la piedra

golpea rocas.

Si grande como el mismo aire

corre desnudo.

Si bello como la primavera

abre tus brazos al sol.

Si sabio como los dioses

crea, como lo hacen ellos.

El triunfo no está al final,

es la misma lucha.

Cualquier rincón es una cárcel

para quien vive como esclavo.

*

*

*

Hoy empieza a amanecer

¿no sientes que tu alma vuela?

¿No percibes cómo la lucha te hace vivir?

Hay huellas que vuelven a empezar,

es el camino del alma.

¿No sabes que cada día amanece?

*

*

*

La vida es el aire que respiran las sirenas.

¡Hermosas y bellas ideas florecerán

en jardines invisibles!.

Y nacerán los sueños en castillos de aire

donde hay llanto y esperanza.

En mi alma una ilusión.

.

.

.

.

.

.