El rey sin traje ni paje

.

Poema presentado al I Certamen de poesía social de la CGT de León.

.

 ¿Para qué queremos personajes

si ya funciona el montaje?.

*

Que Segismundo apurar cielos pretenda,

que don Juan seduzca y galantee,

si ya el cotilleo funciona

en las fábricas de masas,

en los grandes almacenes de canallas

para que mueran en Bangladesh

y vender kilogramos de idiotez.

*

Si basta decir el color de unas bragas

para ser condecorado,

y pagado y en portada

y quedar embarazada

para hacer el amor en exclusiva

y la duquesa es Dulcinea,

la Inés del almaculo del pueblo.

*

Si basta dar patadas a un balón

para lograr manifestaciones masivas

¿para qué queremos que el hidalgo don Quijote

salga a desfacer entuertos

si ya funciona el montaje?

que al obrero convierte en paje

con reformas laborales

del derecho un nuevo traje,

la desigualdad así es linaje.

¿Para qué queremos personajes?.

*

El lazarillo de Tormes,

el Buscón de don Quevedo,

¡ay, pícaros hambrientos!

que ya no son de Camps los trajes,

ni Feijó se marea en el yate de papá

ni Pujol esnifa los millones,

ni Bárcenas se come los euros

por más real que sea Urdangarín,

ya han acabado con Sancho

que el delirio de millones

se convierte en santa panza

y la mancha ya se extiende

a los rezadores de abortos,

¡penitencia, penitencia!,

que nos enseñarán a callar

y hacer de la corrupción un arte

con la ley educativa.

*

¿Para qué queremos personajes

si en el bosque no hay follaje?

sino narices postizas

y tetas de mercadillo a mano,

toreros toreados

para el circo del glamour

con princesas de silicona

y “colinas” de elefantes

con una trompa que no ven

al reírse las transparencias opacas

indignados de las leyes

que se guisan para reyes:

quitan el pan al minero

para llenar sus bolsillos de dinero

cuando la prensa

no sabe no contesta

todo es pues batiburrillo.

*

¡Platero, Platero!,

tú sí que sabes, Platero.

En las alforjas los libros,

con las orejas escuchas,

qué sabio es tu rebuzno

al oír cantamañanas

cuando rebuznan decretos y leyes

y a las porras y a las pelotas de goma

los listos de hoy las llaman

el poder del pueblo.

Sabio y bueno eres Platero,

que las coces de desahucios

son siempre del casino

en el que la banca ¡siempre gana!.

*

Y el pobre Hamlet se ha vuelto loco,

con manjares de diseño

que buscan en la basura

salsa de trébol y caquita de trufa,

más cuando demasiado atufa,

que huele a podrido más allá de Dinamarca.

Pero nos han encerrado en internetes

y las redes nos enredan

cuando la poesía

suena a vedettes de libros

premiados y encomiables

que guardan la rebeldía en museos

y las revoluciones con candados en la Historia.

*

Queda el silencio y callar

que todo consiste en pagar

junto a que hay que obedecer,

pero se acabó padecer,

ya viene el striptease del rey

que no hay traje ni ley,

se acaba así el montaje

a un sólo grito

que nos traen los personajes:

¡libertad, libertad y libertad!

con justicia e igualdad

¡es el pueblo el personaje!.

.

¿Para qué otros personajes

si todo esto es un montaje?. 

*

(Vítores y aplausos a raudales)

.

.

.

.