Delirios que vuelan

Esta obra la tengo especial cariño, fue el resultado de una experiencia propia, de la relación conmigo mismo y con el mundo, algo que para mí adquiría tintes delirantes, pero a lo que hay que adaptarse con el fin de no sucumbir. Fue seleccionada para la muestra joven de teatro de la Junta de Castilla y León el  19 – X – 89, en la que se fue a representar, pero al final los actores no pudieron. Fue publicada en dos revistas: “Caminos” Nº 7 , de ASEJE (Asociación de Jóvenes escritores) en la primavera de 1994. También ese mismo año en la revista “Palimpsestos”, nº 3 y 4,  1994, de Barcelona.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.