La norma

Personajes:
             * Jacinto
              * Encargado

(Jacinto entra en los lavabos públicos de un parque)

 

JACINTO: Nunca había visto tantos policías en el parque. Parece que la gente se pone nerviosa con la amenaza del terrorismo, las epidemias. ¡Yo qué sé! Hay muchos jubilados corriendo, miran a un lado y a otro, como si quisieran imitar a Chiquito de la Calzada. (Le imita, graciosamente).

ENCARGADO: Ya ve.

JACINTO: Puede ser porque haya muchos robos en el parque. También se ven jóvenes corriendo. Parece que esconden algo. (Anda a lo Chiquito de la Calzada con las manos en la entrepierna) Y he visto señoras que van deprisa, en lugar de pasear despacio y tranquilamente, disfrutando del paisaje tan bonito de este lugar. Aprietan el bolso al cuerpo y no dejan de mirar a todas partes. Los policías buscan hasta debajo de las piedras.

ENCARGADO: Ya ve. (Hace gesto de no importarle mucho la conversación)

JACINTO: He visto (dice confidencialmente) a un señor haciendo sus necesidades menores detrás de un árbol. Cuando me vio no paraba de esconderse tras el tronco. Le dije, “¡no se preocupe hombre!, que no soy un mirón”. Pero no crea, le dije que hay un mingitorio cerca, porque ¡hay que ser guarro!, ¡ponerse a mear en un lugar público!. El olor que da, con los contagios que pueden suceder. No sólo no es nada estético, sino que la orina estropea las plantas.

ENCARGADO: Ya ve como es la gente. No respetan nada. Y ya era hora de que la policía hiciera algo.

JACINTO: ¡En fin!. Vamos a ver si desahogamos. (Va entrar al water).

ENCARGADO: ¡Eh!, un momento. No puede entrar así como así.

JACINTO: Sólo voy a hacer un pis.

ENCARGADO: ¿Está seguro?

JACINTO: (Se ríe). Por supuesto. ¿Cómo no voy a estar seguro?

ENCARGADO: Entonces tiene que llenar este impreso. (Le da una hoja)

JACINTO: Que voy a hacer pipí, nada más. Gracias.

ENCARGADO: Por eso tiene que rellenar estos papeles.

JACINTO: ¿Es una encuesta?. Bueno, cuando salga cumplo con ella.

ENCARGADO: No me ha entendido. Para pasar al water tiene que rellenar este papel.

JACINTO: ¿Para qué?

ENCARGADO: Es la norma.

JACINTO: De verdad, que sólo quiero hacer pis.

ENCARGADO: Pero la norma es la norma.

JACINTO: Bueno, si es la norma qué se va a  hacer. No la entiendo, la verdad, pero ¡haber!. (Se pone a rellenar los impresos). Me parece absurdo. ¿Para qué quiere nadie saber dónde vivo, mi número de identificación fiscal, profesión?. ¡Madre del amor hermoso, para mear una pregunta sobre si estoy soltero o casado!. Tenga, ya está. (Le entrega los papeles. Se dirige a la puerta del water)

ENCARGADO: Por favor, no puede pasar.

JACINTO: Pero ¿no he rellenado ya el impreso?

ENCARGADO: Sí, lo cual le sirve para poder coger la ficha con la que se abra la puerta.

JACINTO: Oiga, ¿esto qué es?.

ENCARGADO: La norma. Y la norma es la norma.

JACINTO: Hombre, por favor, siempre que he venido al parque he usado los servicios sin problemas. Si había alguien le daba una propina y ¡a está!.

ENCARGADO: Son órdenes que vienen de arriba. Yo me limito a hacer lo que me mandan. No tengo la culpa de estos trámites.

JACINTO: Pues  si es tan amable, por favor, deme la ficha.

ENCARGADO: No, no, la tiene que coger en esa máquina que está enfrente.

JACINTO: ¿Tengo que meter dos euros? ¡Esto es increíble!. Bueno, ya podré pasar.

ENCARGADO: Antes me tiene que dar a mí la ficha, para que le dé las llaves.

JACINTO: ¿Y no me las puede dar antes? Le doy a usted un euro y no hay más problemas.

ENCARGADO: ¡De eso nada!. Al anterior encargado le echaron por saltarse las normas. Uno de los que vino resultó ser un inspector. Además nos graban las cámaras de vigilancia.

JACINTO: ¿Y no puede usted coger los dos euros y darme las llaves?. Sería más sencillo, más normal. Bastante es lo que cuesta ahora una micción.

ENCARGADO: La norma dice lo que dice. (Coge un papel del mostrador y lee): El encargado dará las llaves previa entrega de la ficha verde.

JACINTO: ¿La ficha verde? ¿No querrá decir que hay más fichas? rojas, azules, amarillas. Pero ¿quién hace estas normas?.

ENCARGADO: Yo no. Cumplo con lo que me mandan. Estos requisitos vienen de arriba. Por algo se hará. Por seguridad, para que nadie se drogue, para saber quien tira colillas a la taza del water, ¡vaya usted a saber!.

JACINTO. ¡Vaya un servio público que hay que pagar por él y complica hasta lo más sencillo y natural!.

ENCARGADO: Pues según haga una cosa u otra paga más o menos.

JACINTO: O sea que ¿si hago lo otro tengo que pagar más?

ENCARGADO: El doble.

JACINTO: Ya que tengo las llaves, entraré, pero se le quitan a uno hasta las ganas de mear.

ENCARGADO: Le advierto que si tarda más de cinco minutos, le cobran la tarifa prórroga. O sea un recargo.

JACINTO: ¿Y si alguien está estreñido?.

ENCARGADO: Es lo que hay. Yo no dicto las normas.

JACINTO: Pero es ridículo. Por usar el baño un momento me sablean. (Va a entrar)

ENCARGADO: Acuérdese que al salir tiene que coger las llaves que están colgadas de la puerta. Con ellas tiene que abrirla desde dentro y dejarlas en ese cajetín para seguidamente coger una ficha roja.

JACINTO: Que yo se la doy a usted y me devuelve los dos euros, ¿no?

ENCARGADO: No, tiene que meter en la maquina otros dos euros para poder salir y que se abra la puerta.

JACINTO: ¿Y si ahora quiero salir sin hacer nada?.

ENCARGADO: Le saldría a mitad de precio.

JACINTO: Qué generoso. Pero yo tengo que pagar el completo, si quiero salir. Ya di los dos euros.

ENCARGADO: Y con recargo. La norma es la norma. Yo no la dicto.

JACINTO: ¿Y qué hago con la ficha roja?

ENCARGADO: La guarda, porque si algún policía sospecha que usted ha sido el que ha hecho sus necesidades al aire libre, la ficha le libra de la multa.

JACINTO: Por favor, ábreme la puerta que me voy. ¡Quédese con los dos euros!

ENCARGADO: Yo no puedo abrir la puerta, lo siento. Y si se mea encima también le ponen una sanción administrativa.

JACINTO: ¡Y más burocracia!. Vaya laberinto. ¡Me cago en la norma!.

ENCARGADO: Pues si es así tiene que sacar la ficha azul, que son cuatro euros para entrar y hacer aguas mayores y luego otros cuatro euros  para salir. ¡No querrá quedarse dentro!. Y además el recargo.

JACINTO: (Se mueve igual que Chiquito de la Calzada) Déjelo, déjelo. (Abre la puerta del water con la llave).

 

– FIN –

 

Anuncios