La locura de la paz

ACTORES:    * General loco

                        * General 1

                        * General 2

                        * Presidente

(Un general se dirige a sus iguales y el presidente del gobierno. General 1 y2, así como el presidente están sentados. El general loco de pie, da pasos pensativo. Los demás le miran inquietos y desafiantes)

GENERAL LOCO: Creo que debemos de acabar con la guerra.

GENERAL 1: ¿Qué dices?

GENERAL 2: A estas alturas, ¡por favor, que tonterías dices!.

GENERAL LOCO: No me refiero solamente a esta guerra, ¡a todas!. Ya está bien de muertes, de engaños y de miserias. La Historia no puede seguir así. (Se levanta el presidente) Deberíamos pensar en otra forma de solucionar los conflictos. Nos hemos convertido en una máquina de guerra imparable que nos arrastra. Y (le interrumpe el presidente)

PRESIDENTE: Ha perdido la cabeza, “mi general” (lo dice con cierta ironía)

GENERAL 1: Es el estrés. (Se dirige al general loco) Tómese unos días de vacaciones.

GENERAL LOCO: No. Lo he pensado mucho. Y creo que deberíamos reflexionar entre todos. ¿Qué sentido tiene la guerra?

GENERAL 2: ¿Y para que te hiciste militar. ¡Has llegado a general! ¿para qué. ¿Qué sentido tiene eso. ¡Joder! eso es lo que te tienes que preguntar.

GENERAL 1: Claro.

PRESIDENTE: Por supuesto.

GENERAL LOCO: Me lo llevo preguntando muchos años. Y sabéis cual ha sido mi error: ¡pensar!.

PRESIDENTE: ¡Pues claro!. Mira lo de la guerra es un lío y cada cual tiene que hacer lo que tiene que hacer. Sin más. Para pensar están los asesores y los economistas ¡hay mucha pasta en juego!. Que no quieres la guerra pues hazte actor, de esos que dicen no a la guerra, o escribes un panfleto, como quieras, en verso, en prosa o en teatro. Estamos metidos ya en la guerra, así que adelante.

GENERAL LOCO: ¿Adelante? ¿Adónde?

PRESIDENTE: Eso pregúntaselo a… (duda) a.. ¡Yo que sé! Pues adelante. Hay un enemigo que es peligroso.  Y hay que eliminarlo. Nadie queremos la guerra, yo el primero (mira a los demás)

GENERAL 1: No, nadie. Yo no la quiero, pero es necesaria.

GENERAL 2: Es por el bien de la Humanidad. Yo también digo “no a la guerra”, pero si no queda más remedio se hace. Si una vez que se hace luego no es más que unas líneas en los libros de Historia. palabras gloriosas, pero al fin y al cabo palabras. 

GENERAL LOCO: No os dais cuenta que es absurdo todo esto.

PRESIDENTE: A ti no te pagan por pensar, sino para defender a la sociedad con un ejército. Y si hace falta hacer la guerra se hace. Esta o cualquier otra. Para eso tenemos un ejército. Para eso los ciudadanos se gastan el dinero en armas. Y tú dices ¿qué sentido? Lo que te tienes que preguntar es qué sentido tiene no hacer la guerra. Cuando hay que hacerla, claro. Porque  yo no quiero la guerra, quiero la paz, pero la guerra es la guerra y si hay que hacerla se hace. Tenemos enemigos peligrosísimos.

GENERAL LOCO: Creéis que un niño que muera de un bombazo es un peligro.

GENERAL 2: Es un mal necesario.

GENERAL 1: Lo menos mal.

PRESIDENTE: Eso , eso.

GENERAL LOCO: (Se mueve pensativo de un lado a otro y se sienta. El presidente también)  Luego ¿no se puede parar la guerra?.

PRESIDENTE: Pues claro que no. Ves como ya te das cuenta.

GENERAL: Luego no depende de nosotros.

GENERAL 1:  (Se levanta del sofá) Son razones de Estado. Son necesidades históricas.

GENERAL LOCO: Pero alguien lo tiene que decidir. ¿Usted señor presidente?

PRESIDENTE: Pues claro. (El general loco le mira interrogándole con la mirada) Pero yo no puedo parar la guerra. Es una cosa muy seria y hay que hacerla.

GENERAL 2: La guerra se hace así misma, porque hay  enemigos muy malos. Tremendamente peligrosos.

PRESIDENTE: Y hay que ser prácticos. Hace falta cosas que cada vez cuestan más. Y si no hacemos la guerra  pues en fin, la inflación y todo eso.

GENERAL 2: Estamos preparados para hacer la guerra, y encima somos más fuertes. El señor presidente pasará a la Historia y nosotros con él.

GENERAL 1: ¿Quién se imagina a Napoleón si no hubiera hecho la guerra o a marco Aurelio, o a Carlos V, o al rey Fernando y a la reina Isabel?  Quiero que sepa, señor presidente que hemos encargado una escultura de usted montado a caballo.

GENERAL LOCO: Pero ¿con qué autoridad hacéis la guerra?

PRESIDENTE: Con la que me da el pueblo, con sus votos. Y si nadie la quiere que se callen, ¡coño! La autoridad competente así lo exige.

GENERAL LOCO ¿Qué autoridad?

GENERAL 2: La Historia.

GENERAL 1: El Estado. Nuestra sagrada misión. (Se sienta)

PRESIDENTE: Si no está de acuerdo, dimita y dedíquese a vociferar. Lo nuestro es la guerra. Bueno la paz, pero queremos la guerra (se ofusca) Bueno no … ¡me está equivocando y me hace decir lo que no debo!, esto… ¡ lo que no quiero decir!. O sea quiero la paz pero hay que hacer la guerra.

GENERAL 2: Bueno si no se rinde el enemigo.

GENERAL LOCO: ¿Y qué hemos hecho para que sea nuestro enemigo? (Los generales y el presidente se miran).

PRESIDENTE: Hay que hacer lo que hay que hacer. Y punto. Lo exige nuestra responsabilidad. (El General loco se levanta y da unos pasos) Váyase si no tiene las cosas claras. Mañana firmo su dimisión y que nos se entere la prensa. Será un secreto de Estado, por las buenas o por las malas. (El general loco se dirige a la puerta Los otros dos generales se ríen y el presidente se muestra orgulloso. Cuando va a salir se da la vuelta y saca una pistola)

GENERAL LOCO: (Enfurecido) ¡Yo les declaro la guerra!.

PRESIDENTE: ¿Pero se ha vuelto usted loco?

GENERAL 1: ¡Ha perdido la cabeza!

GENERAL LOCO: Voy a matarles ahora mismo.

GENERAL 1: Piense que tenemos familia, hijos, nietos y … por favor piense lo que va a hacer.

GENERAL LOCO: Es mejor no pensarlo. Es mi misión. ¿Y para qué quiero si no esta pistola?

PRESIDENTE: Eres del enemigo.

GENERAL LOCO: Pero hace un rato era vuestro general. Adiós. (Tira el arma. Se cierra el telón. Se abre y aparecen los tres Generales desnudos con un cartel cada uno en las manos con las letras que forman la palabra “PAZ”. El presidente en forma de estatua pedante, con una flor en la mano.  Fin).

Creative Commons License
La locura de la paz by Ramiro Pinto is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.ramiropinto.es.

Anuncios