El trapecio se ha roto

Esta obra la escribí en 1988, afectado por los derribos de Riaño, por una derrota que ahogaba una lucha donde se defendió la razón y el sentido común. Hay cosas invisibles que suceden en la vida, en la lucha que a veces trata de salir en formas diversas, poemas, novelas como me pasa ahora que escribo una quizá ampliando ésta y otros guiones. En cualquier caso he aquí lo que escribí, una obra a la que tengo mucho cariño.

.

.

.

.

.

.

A %d blogueros les gusta esto: