Anexo. Simbolismo del 11-S

El presente informe es una hipótesis, que analiza un posible sentido estratégico de la campaña terrorista de Al Qaeda, dirigida por Bin Laden. No es algo que el autor de este trabajo se crea, sino una posibilidad de lo que puede ser diseñado por los fanáticos que dirigen las acciones violentas, que tienen un objetivo lejano, el cual puede que se nos escape.

.

Este estudio se hizo el año 2001, diez años después aparece esta inquietante noticia en El País, el 3 del XI de 2011.

.

El presente estudio trata de meterse en la mente de los protagonistas del fanatismo, para ver desde sus análisis doctrinarios y, debido a una serie de “coincidencias” o casualidades, observar el transcurso de los acontecimientos. Lo expuesto puede que se trate de una pura invención, como consecuencia de acoplar una serie de datos a unos hechos y ajustar ambas partes mediante una teoría. Puede ser. Sin embargo creo que debería analizarse en profundidad, por si acaso.

.

El autor parte de la base de que existen mecanismos y formas de entender la realidad por parte de un fanático que nada tiene que ver con la visión de la realidad de una persona u organismo ajeno a sus claves. El fanático se debe a una doctrina y debe seguirla, ella es quien le guía y marca sus pasos.

.

En el primer mensaje de Bin Laden al mundo introdujo 4 pilares de su acción, sobre la base de otros tanto territorios: Palestina (USA/Israel – judaísmo). Cahemira (India – hinduísmo). Chechenia (Rusia – cristianismo bizantino ortodoxo) y Al Andalus (Europa – cristianismo romano, católico). Este último pareció una bravuconada, una referencia histórica sin importancia, pero la oleada de inmigrantes que aumenta y los conflictos (de momento amagos) con Marruecos por Ceuta y Melilla, pueden ser la punta de lanza de algo mucho más importante. Por otra parte supone una acción mundial al indicar los cuatro puntos cardinales.

.

Pensemos que el fanatismo pretende siempre extender su mentalidad y despertar compañeros de viaje que les permita intervenir en la construcción de la realidad, para lo que han de destruir lo real que ponga en cuestión su “verdad absoluta”.

.

Cuando un fanático actúa, su intervención tienen un sentido trascendente y se guía mediante símbolos. Uno de ellos son los números, como apuntaremos más adelante. El atentado que sirvió de punto de partida para iniciar una estrategia de desmoronamiento de la realidad occidental y que se definió como una guerra santa fue el 11 de Septiembre de 2001. Día conocido por los autores del atentado como “martes santo”. Sucedió posteriormente la intervención armada contra los talibanes en Afganistán.

.

Las expectativas de nuevos atentados, las amenazas apocalípticas quedaban en una bruma, más psicológica que real. Hubieron diversos accidentes aéreos que sembraron las sospechas, explosiones de fábricas, con ciertas referencias para ser asociados a la red Al Qaeda, lo que podrían haber aprovechado los jefes de Al Qaeda para hacer acto de presencia. O pudieron intervenir, como táctica, en pequeños pero múltiples atentados fácilmente realizables. Sin embargo no sucedió así, lo que hubiera tenido un efecto táctico, desde el punto de vista psicológico.

.

Fue en Abril de 2002 cuando la red Al Qaeda reivindica el único atentado. Fue en Túnez, contra una sinagoga. Teniendo en cuenta el espectacular atentado inicial apenas fue una cuestión nimia, pero que tal vez tenga un valor simbólico de gran importancia, al menos para los dirigentes del fundamentalismo islámico. ¿Cuál? estudiando diversas hipótesis y comprobando múltiples posibilidades el autor de este informe llega a una cronología de hechos que tal vez pudieran tener una relación.

.

El atentado reivindicado sucede 7 meses después del primero. Y sucedió otro día 11. Luego podrá ser cualquier día, pero ya da una clave: 7 – 11. El año 711 es cuando las tropas árabes conquistan España y la convierten en Al Andalus. Lo curioso de esta clave son dos aspectos. El año del calendario de los musulmanes es 92 (9+2= 11) Y es la única cifra de muchas que se han comprobado que permite establecer un ciclo perfecto, con todos los meses sin repetir ninguno (compruébese con cualquier otra numeración) y con un sentido.

.

Cualquier otra combinación numérica repite meses. Esta es la única, que comenzando en Septiembre cierra un ciclo, que encaja con la fecha indicada, la tiene en cuenta y ofrece un sentido a cada acción, una estrategia que se ve guiada por el impulso de Alá. Curiosamente hay una “casualidad” en el sentido de que fue en el 11 de Julio (mes 7), 711 según la numerología, cuando soldados del ejército de Marruecos, desembarcan en la isla de Perejil. A partir de entonces se realizan campañas oficiales en favor de la recuperación de Ceuta y Melila. Otro dato que se asocia a esta hipótesis es que un piloto de los aviones suicidas del 11-S tuvo como alias, seudónimo, Tarek, en referencia al conquistador de Andalucía (El Mundo 8 – IX – 2002)

.

1    2    3    4     5    6    7     8    9   10   11    12

E   F   M   A    M   J    Jl    A    S   O   N    D

5    12    7     2   9    4    11     6     1     8     3    10

.

Portada de El país, 3 de noviembre de 2011

Si comprobamos esta relación vemos que se trata de la clave del 7 once veces. Y sucede sin repetir mes y cumpliendo un calendario simbólico. Desde Septiembre 7 meses después es Abril. Siete después es Noviembre, siete después Junio, etc. Cójase cualquier otra combinación y se repiten meses, sólo el siete cumple el calendario de meses en su totalidad. El primer atentado sucede el mes 9, por lo tanto corresponde al número 901 (mes nueve – primero) El segundo al 402 (mes cuatro – segundo) y así sucesivamente. Hacen, según la hipótesis en que se trabaja, referencias a fechas emblemáticas. De las cuales se han comprobado unas cuantas nada más. El final de este calendario será dentro de diez años, en noviembre del año 2011, el 11 del XI de 2011, cuando puede suceder un ataque a Israel como colofón que lleve a un nuevo holocausto. Aunque le corresponde en Julio se cierra el ciclo: 11 + 11 + 11 = 3+3 = 6, el Apocalipsis de una etapa de la humanidad, que supondría el fin de Israel.

.

Se comprueba que Al Qaeda reivindica su segundo atentado únicamente, después de haber habido varios cuyos protagonistas han sido los integristas islámicos, el del 28 de Noviembre, en Kenia, contra un hotel en el que veranean muchos judíos, muriendo tres de ellos. En el mismo se lanzaron misiles contra un avión israelí, que falló. (El País – XII – 2002). Sólo se han reivindicado los del mes de Abril y Noviembre.

.

El año 901 nace el poeta de Al Andalus Abu Al Qali, el cual es citado por su impulso al expansionismo musulmán.

.

El año 402 Alarico conquista Roma, el centro del Imperio de entonces.

.

Se podrían seguir investigando las fechas, pero hay varias que son claras y de gran casualidad, para lo que venimos exponiendo. Justo el mes 7, Julio, coincide con el número 11, el número de la clave. Y fue en Julio del año 711 cuando las tropas islámicas conquistan Al Andalus. Y la fecha de nuestra clave coincide con el año 2007. O sea la vez 2 de esa clave 7. Pero termina en el mes 2 (Febrero), la vez 12. Corresponde al año 2008. Es decir han pasado justo 7 años. Y la batalla de Guadalete dura del 19 al 26, es decir 7 días.

.

La segunda operación o extensión del Islam son 7 años. Según esta hipótesis el próximo atentado será en Noviembre del 2002. Corresponde a la cifra 113 (mes 11, vez 3) El autor no ha encontrado una fecha significativa, lo que habría que indagar, pero sí el 113 es el número de tomos del científico islámico Al Biruni, considerado “maestro del Islam”. Su obra más conocida fue “Historia de la India”, lo que es significativo en el momento que se ha agudizado el conflicto entre Pakistán (mayoría musulmana) y la India, con el peligro de provocar una confrontación nuclear. También el 113 hace alusión al libro Hal.el, “alabanza” en hebreo, cuyo salmo 113 cuenta cuando Israel salió de Egipto.

.

Pero veamos que la última cifra es el objetivo. Deja de simbolizar una fecha, para hacer referencia al objetivo final: 2-12 (mes 2, vez 12) El 2-12 puede hacer referencias al pasaje del libro de Miqueas, libro profético del Antiguo Testamento. Hace referencia al Juicio Divino contra Judá debido, según el texto indicado, a la opresión de los más ricos sobre los más pobres (lo cual es asociable a la visión de la actual confrontación: los países más ricos contra el más pobre: Afganistán), debido a la corrupción de los sacerdotes y profetas y a la inmoralidad de los líderes políticos. La predicción indica que Jerusalén será destruido. Pensemos que la primera vez que fue destruida Jerusalén, de manera que fue el fin del reino judío, fue en el año 608 a.C., por Nabucodonosor: 6 + 8 = 14 = 7 + 7. En diversos murales propagandísticos de Sadam Huseim en Irak, se usa la imagen de aquel emperador babilonio, con la cara del presidente de Irak.

.

La segunda vez que se destruyó el Templo de Jerusalén fue en el año 70, por el general romano Vespasiano. En el año 70 = 7. En el delirio megalómano del régimen iraquí no es desdeñable, algo que está presente en sus lecciones y opiniones histórico-políticas: que la capital de Irak, Bagdag (la ciudad de la paz) fue fundada por Almanzor, quien conquisto la península ibérica. Almanzor o Al-Mansur (940-1002), fue el primer caudillo militar musulmán de al-Andalus, fundador de un régimen autoritario basado en el Ejército (981-1002). Al inicio del califato de Hisham II (976-1009), Almanzor logró hacerse con el poder en al-Andalus. En el año 981 recibió como sobrenombre ‘el victorioso por Allah’ o al-Mansur bi-Allah, castellanizado en Almanzor. En las últimas décadas del siglo X dirigió numerosas campañas contra los núcleos cristianos desde Barcelona hasta Santiago de Compostela. Almanzor fue sucedido en el ejercicio de sus atribuciones por su hijo Abd al-Malik.

.

Según la historia musulmana, una fecha señalada es el año 632, dos años después de que Mahoma volviera, por la fuerza, a la Meca. Tal es el año en que se considera que todas las tribus árabes fueron unidas por el islam: 632: 6 + 3 + 2 = 11. Seis años después los musulmanes conquistaron Jerusalén. La conquista definitiva fue realizada por Saladino en 1187. Año éste que puede entenderse bajo la clave 1 (el primero) 1+8=9: mes, 7 (la clave). Algo que puede ser programado por una especie de internacional islámica, que actúe más allá de los Estados musulmanes, instrumentalizando a éstos y controlándoles por la influencia islámica profunda, interna (esotérica) en donde las claves numerológicas adquieren gran importancia.

.

Todo esto pueden ser casualidades o ajustes de datos y fechas a posteriori. Repito que es una hipótesis. Lo que a continuación se hace es fundamentarla sobre bases teóricas que tienen que ver con la mentalidad y doctrina de quienes interviene desde el fanatismo, cuya base puede extenderse más allá del mundo islámico.

.

El año 1492, es en el que se culmina la expulsión de los musulmanes del mundo Occidental y la expulsión de los judíos. ¿Qué significa esta fecha para la numerología? 1+4+9+2 = 16 = 1+6 = 7

.

Según la Ciencia de los números (Diccionario de esoterismo, de Pierre Riffard) el Número no es sólo un instrumento de cálculo, sino que representa la estructura y ritmo cósmico. Es un símbolo. (Veamos como se entiende que los acontecimientos responden a un plan trascendente del cual las personas creyentes en ello son instrumentos, en este caso instrumentos de Alá. Conocer determinadas claves permite saber qué y cuándo hay que actuar) según la fuente consultada se basan en la ciencia de los Números el Shiísmo, la Cábala y la Teosofía (esoterismo occidental). Según esta teoría el Número es la esencia que modela el conocimiento y el mundo. La numerología es el arte de determinar por transcripción de nombre y FECHA en cifras, el carácter de cada uno y otras cosas… marcado con una precisión extraordinaria.

.

Para H.P. Blavastky, madre de la teosofía y el esoterismo moderno en Occidente, el número 7 es de una importancia inmensa. Este número es según ella, el fundamento de la naturaleza, y advierte que tiene una gran importancia para la Humanidad. Todas las corrientes derivadas de sus “doctrinas secretas” insisten en que el mundo invisible no habla sino a través del visible, lo cual se enseña al interpretar la tradición del alfabeto mediante la numerología y los jeroglíficos.

.

Sea o no cierta esta teoría el caso es que hay gente que cree en ella y actúa en consecuencia. Es decir usa dichas claves y comportamientos, dejándose llevar por el ritmo de los acontecimientos.

.

Según el diccionario de los símbolos de J.E. Cirlot el Número es una idea-fuerza. Hay referencias de numerología del Islam. Coincide en esto René Genón (esotérico convertido a la fe musulmana), quien reitera que hay referencias de numerología en el Islam.

.

En la tradición musulmana, sobre todo en los ámbitos más esotéricos-políticos de esta religión, “el jefe de guerra prepara el camino al Madhi”. Según los Prólegomenos II, 158 de Ibn Kaaldorun: “Se producirán acontecimientos que señalan la inminencia de la última hora (del mundo), acontecimientos presentes en los testimonios de las tradiciones auténticas”.

.

La figura del Madhi no tiene relación con el Corán. Forma parte de la tradición Omeya. Según algunos la tradición interna (esotérica). El esplendor de los Omeyas fue cuando tuvieron como capital de su imperio la ciudad de Al Andalus, Córdoba. Se extendió el Islam del Cairo a los Pirineos. Esta tradición se fundamenta en la idea de que Occidente es el Mal, es la parte satánica del mundo. Se desarrolla entre ellos una fobia a Occidente de carácter doctrinario. La Cruzada es permanente. Cuando no se puede abiertamente se utiliza la revuelta o el terrorisnmo, cuya finalidad es constituir un Califato renovado en los países islámicos y en el mundo entero.

.

El libro publicado por la Fundación Legado Andalusí (200) “Érase una vez Al Andalus”, insiste en la visión nostálgica de un legado histórico que consideran una “herencia arrebatada. El grupo Liberación Andaluza, insiste al decir: “cada partícula de Al Andalus es sagrada para nuestra memoria…“. Explica que el territorio del sur de la Península Ibérica es estratégico para convertir a Iberoamérica a la religión musulmana.

.

Según René Guenón la espera del Madhi es esperar a restaurar el Islam en los ámbitos políticos y religiosos, pero hay que preparar el camino. Este autor explica que el Madhi, “el esperado”, no es quien dirige, sino quien es dirigido, “el dirigido”, lo cual es el sentido máximo de la predestinación, lo cual a su vez es la esencia misma del Islam. El Madhi es el salvador del final de los tiempos, para establecer el orden y la justicia.

.

Diversas leyendas del mundo musulmán señalan a Irak como el lugar en el que habrá de desarrollarse el gran proceso mundial de implantar el Islam de manera universal. Es precisamente del sunismo, preponderante en Irak, de donde surge “el mesianismo mentor”, la idea de salvación de la Humanidad a través del Islam (sometimiento a la palabra de Dios). Es Iraq cuna de los Tarigat, organización iniciática islámica. Su objetivo es el panislámismo de carácter doctrinal.

.

En Iraq también surgió una secta no sunita: Ah-e-haqq (“Fieles a la Verdad”) fundada por Saltàn Eshâd, en el s. XIV. Es una secta de carácter esotérica entre los kurdos, justo en la zona donde se han encontrado campos de entrenamiento de Al Qaida, en zona kurda entre Irán e Iraq (Diario de León 26 de mayo 2002).

.

Para entender la clave, a modo de hipótesis que se presenta, hay que observar el contexto psicológico en el que es posible su aplicación. Para un fanático musulmán la voluntad humana no puede ejecutar lo que Alá no quiere. Cualquier acción que ejecute, en su vida personal, pero más en la que influya en el curso de los acontecimientos mundiales, debe ser dentro de los planes de Alá. El cual lo señala mediante los iniciados, los ulemas que interpretan las claves , cuyo lenguaje enseña la tradición. El Islam activo es una mezcla de fundamentalismo y modernismo. Y no es algo aislado. Se relaciona, para su causa, con fuerzas Occidentales a las que pretende activar y unir a su causa mediante el enemigo común del judaísmo y fuerzas afines o de su órbita, que ellos colocan en lo que entienden como “masonería”. En definitiva pretenden encender la llama de lo irracional.

.

El nazismo se vincula doctrinalmente con el integrismo islámico por las doctrinas esotéricas, cuyo tronco es común. La venida del Madhi, según Sebottendorf, formó y forma parte del esoterismo nazi, cuya doctrina se extiende en diversas sectas esotéricas y ocultistas aun no siendo todas ellas de carácter nazi. Este esoterismo se une a la exaltación islámica.

.

Para el esoterismo, musulmán (recogido en el esoterismo occidental) la venida del Madhi se basa en interpretar 24 letras encontradas en los suras del Corán. Según Michel Vagan: “La ciencia de las letras son conocidas por la aplicación en el plano político”. Conviene en que es una técnica operativa, relacionada con la venida del Madhi. No olvidemos que diversas sectas de tipo occidental y que tienen representación en la ONU, como Buena Voluntad Mundial, que intervienen a través de otras organizaciones “prestigiosas”, tienen unas raíces esotéricas sobre la obra de “Los siete rayos” de Alice Bailey, y que con Benjamín Cremer como punta de lanza no cesan de anunciar la venida de Maitreya, un Avatara similar al Madhi, pero en versión Occidental.

.

Por otra parte, al otro lado de la contienda, se encuentran fundamentos similares, en lo que es la esencia de la lucha que se pretende extender de manera global. La Kábala se considera “la matemática del pensamiento”, “el álgebra de la fe”. Su interpretación sirve para cumplir las profecías y es un instrumento de Dios para conocer la verdad.

.

Para un fanático no hay casualidad posible de los hechos ni acontecimientos, sino una causalidad, cuyo fondo se remonta al origen de su fe. Si decide hacer algo es porque su Dios lo quiere y lo quiere, para los esotéricos, en un momento determinado. Es decir se interpretan los hechos como manifestaciones de su Dios. Una de las misiones del adepto o de una organización teocrática es eliminar el Mal. (No olvidemos que para el Islam una de las representaciones del Mal de forma esencial es beber alcohol, lo cual nuestra sociedad Occidental hace en ceremonias, fiestas, costumbres como tapear, ir de vinos o el botellón).

.

Según Eliphs Levi, en su obra “Iniciación”, interpreta la Kabala, el libro de los judíos según la siguiente intención: “El fuego eterno que deberá quemar a los malvados, es así un fuego purificador que les regenera mediante transformaciones dolorosas pero necesarias, con el fin de convertirles en seres útiles y rendirles al Bien, cuyo triunfo será eterno y definitivo. El Mal debe ser absuelto mediante la verdad”. Es este esquema el que representa la acción violenta dentro del fanatismo, sea del bando que sea.

.

Según M.S. Yared, el inconsciente colectivo de los países árabes viene determinado por dos aspectos fundamentales: el poder nacional sacralizado y la espera de un Mesías subversivo, que actúa en lo espiritual a la vez que en lo temporal.

.

Por otra parte hay un libro que es muy leído e interpretado por las sectas esotéricas y organizaciones ocultistas o que fundamentan sus creencias en la aplicación de la fe en la Historia, como son las profecías de Nostradamus, cuyos contenidos, no tienen porque cumplirse, pero sí puede suceder que quien crea en su verdad y se considere instrumento del “destino” actúe en la dirección que las profecías indican. Lo que los psicólogos denominan “la profecía autocumplida“. En la traducción e interpretación más reciente, de Jean Ch. de Fontbrume (editado en 1980), se específica que las profecías del sabio medieval no hablan del fin del mundo, sino del final de un mundo, el judeo cristiano. El cual será vencido por la asociación de los musulmanes con los chinos.

.

Dada la actualidad de las profecías de Nostradamus parece como si se hubieran convertido en un guión de mentes maquiavélicas, que no sólo actúan sobre la realidad provocando atentados, sino activando la mentalidad fanática y supersticiosa de una parte de la población. Piénsese en la insistencia de los mensajes apocalípticos, pero concretos que ha lanzado el mulá Omar, en sus declaraciones públicas durante la guerra de Afganistán. Y hay mucha gente que cree en él y actúa según sus palabras.

.

Los puntos esenciales de las profecías de Nostradamus son las siguientes:

Fin de la civilización occidental, X-99

Ruina económica de Israel, sextilla 234. En este sentido diversos autores esotéricos insisten en el derrumbe de la Bolsa a nivel mundial

Alianza de chinos y musulmanes, V-54. Sobre este asunto es muy interesante estudiar el análisis que hace Gordon Thomas, en su libro, “Las semillas del odio. Conexión china con el terrorismo internacional“. (Ediciones – B. Noviembre 2002) La relación de los servicios secretos chinos con Sadam Huisein y Ben Laden. La conclusión de este autor es, documentada entre otras fuentes por el informe de la CIA (inédito) “Tendencias globales para el 2015”: China atacará a EE.UU. a través del terrorismo islámico, para debilitarle, antes de entrar en una guerra abierta, que primero puede ser simplemente comercial y de pugna por las fuentes energéticas del planeta.

Caída de Europa, X – 99

Conquista de España por los musulmanes (Al Andalus) V-55

Ruina de la Iglesia católica, I-4 ; I, 69 ; X-55 (diversos grupos católicos cerrados en sus ideas se preparan para fortalecer la fe ante escándalos sexuales, económicos y políticos, que protagonizarán miembros de la iglesia)

La cuarteta IX, 50 habla de “la caída del comunismo” y es “el musulmán” su relevo. La X-72 dice: “Del cielo vendrá un gran rey del terror / después reinará Marte (Dios de la Guerra). La I-56 y X-72 indican que el comienzo será “la invasión aérea” y la V- 25 habla de un príncipe árabe.

.

Pensemos que las profecías no se cumplen porque haya sido una adivinación, pero puede haber gente que las quiera cumplir, o que asocie su lucha a ese itinerario y se vea reafirmado en sus delirios mesiánicos (o ser un elegido y predestinado para cumplir con el destino), de manera que justifiquen sus acciones y las vean necesarias.

.

Será menester no sólo combatir la violencia, sino el fanatismo en su misma esencia. Algo que se cultiva en la extrema derecha americana y europea junto a una serie de sectas que sirven de laboratorio para experimentar ideas extremas. Nos jugamos la realidad, nuestra realidad.

.

Noticia en el País, 3 – XI – 2011


.

.

.