Esta obra la escribí el año 1992. Fue un intento de dialogar con el sueño de un soñador y hacer ver que las utopías están insertas en la vida cotidiana.

“Al pie de los abedules

dos flores azules

cantaban su lindo murmullo

el lindo murmullo de un río fugaz”.

(Canción anónima, que cantaba de joven mi bisabuelo Cristiano Pinto Maestro)

 






.